LA PIEDRA DE DAIMLERCHRYSLER EN ASIA

LA PIEDRA DE DAIMLERCHRYSLER EN ASIA

Las tres principales empresas del grupo industrial Mitsubishi se comprometieron el fin de semana a elaborar un plan de rescate para Mitsubishi Motors Corp.

26 de abril 2004 , 12:00 a.m.

Las tres principales empresas del grupo industrial Mitsubishi se comprometieron el fin de semana a elaborar un plan de rescate para Mitsubishi Motors Corp.

El proceso interesa muy particularmente a DaimlerChrysler AG, cuyo presidente del directorio, Jurgen Schrempp, viajó a China para rediseñar su problemática estrategia para Asia.

DaimlerChrysler, dueña del 37% de Mitsubishi Motors, decidió la semana pasada no poner más dinero en la automotriz japonesa. La decisión impulsó el viernes las acciones de DaimlerChrysler, pero sembró dudas sobre el futuro del ambicioso plan de Schrempp para expandirse en los mercados asiáticos con la ayuda de Mitsubishi.

La estrategia asiática de DaimlerChrysler encara otro posible revés por parte de la automotriz coreana Hyundai Motor Corp., que ha confirmado que está negociando con DaimlerChrysler el futuro de su relación. DaimlerChrysler posee una participación del 10% en Hyundai y ha planificado importantes esfuerzos conjuntos con Hyundai para compartir desarrollo y ensamblaje de motores para autos de pasajeros y camiones comerciales.

Un portavoz de DaimlerChrysler dijo que Schrempp viajó a China el fin de semana para reunirse con autoridades de ese país, así como con un consejo internacional de asesoría. DaimlerChrysler quiere que le autoricen varios proyectos en el mercado chino, entre ellos una fábrica para ensamblar autos de pasajeros Mercedes-Benz.

Los ejecutivos de DaimlerChrysler insistieron en que la automotriz germano-estadounidense no se está retirando completamente de Mitsubishi Motors, y que pretende que la asociación continúe.

Más aún, la junta de supervisión de DaimlerChrysler podría replantearse la decisión de no invertir más en Mitsubishi Motors en caso de que la parte japonesa presente un plan de rescate.

Solo hemos decidido no poner más dinero , en Mitsubishi, dijo un miembro de la junta de supervisión. Queremos mantener la asociación con ellos. Queremos colaborar .

Al preguntársele cuáles serían las condiciones bajo las que DaimlerChrysler podría volver a invertir, el miembro de la junta dijo: Tenemos que ver qué pasa con Mitsubishi .

Las tres empresas del grupo Mitsubishi se comprometieron a trabajar con la achacosa automotriz para elaborar un plan de reestructuración en un mes. DaimlerChrysler se convirtió en el principal accionista de Mitsubishi Motors en 2000, dos años después de que la creación de la automotriz germano-estadounidense con la fusión de Daimler-Benz AG y Chrysler Corp. Schrempp pretendía crear una empresa global, pero hasta ahora le está costando encontrar una recompensa a su expansión en los mercados de Norteamérica y Asia.

Si bien los problemas de Mitsubishi han provocado que los accionistas se sientan frustrados con Schrempp, hasta ahora la situación no ha afectado el apoyo que le brinda la junta de supervisión.

El problema de Mitsubishi, añadió un miembro de la junta, es independiente de la cuestión personal . A principios de mes la junta de supervisión aprobó una renovación de contrato para Schrempp que lo mantendría a cargo de la empresa hasta 2008.

La decisión de DaimlerChrysler de no invertir en el plan de rescate de Mitsubishi se produjo después de que Schrempp viajara el domingo a Tokio para hablar con los accionistas y los bancos japoneses, encabezados por Mitsubishi Tokyo Financial Group.

Schrempp dijo que DaimlerChrysler quería invertir 3.000 millones de euros en capital y consolidar Mitsubishi Motors dentro del grupo alemán. Pero a cambio quería que los accionistas japoneses invirtieran otros 2.000 millones de euros de capital y que los bancos acreedores condonaran unos 2.000 millones de euros de las deudas de Mitsubishi Motors. Los bancos no aceptaron, dicen personas al tanto de las negociaciones.

A su regreso a Stuttgart, Schrempp dijo el martes a su equipo de dirección que no se planteaban términos aceptables para el rescate, dicen las fuentes.

El jueves, una revisión con la junta de supervisión de DaimlerChrysler se inició con una fuerte discusión acerca de los problemas de Mitsubishi y el riesgo financiero que tiene DaimlerChrysler si sigue invirtiendo, dicen las fuentes. Schrempp recomendó a su equipo de gestión que no invirtiera más dinero, algo que rápidamente acordó la junta.

El viernes, el director general de finanzas de DaimlerChrysler, Manfred Gentz, dijo que un primer plan de reestructuración presentado por Mitsubishi Motors, solo sería factible con una alta inversión de capital , y que las perspectivas de la empresa no justificaban una inversión tan grande. All final, el plan demostró que desde la perspectiva de DaimlerChrysler... la rentabilidad que podíamos esperar no es suficiente , dijo Gentz. Mitsubishi Motors puede ser una empresa viable, pero sólo poniendo mucho capital por delante .

A las pocas horas de la decisión de DaimlerChrysler, una de las tres principales empresas del grupo Mitsubishi, Mitsubishi Heavy Industries Ltd., mandó a uno de sus principales ejecutivos, Yoichiro Okazaki, de 61 años, a que se hiciera cargo de un equipo que formará parte de Mitsubishi Motors.

Okazaki fue director general de 1997 a 2001 de Mitsubishi Caterpillar Forklift America Inc., una asociación en Texas entre Mitsubishi Heavy y la fabricante de maquinaria para la construcción Caterpillar.

Las tres empresas del grupo Mitsubishi seguirán haciendo todos los esfuerzos para lograr la reestructuración corporativa de Mitsubishi Motors , dijeron las compañías en un comunicado. Las otras dos son la empresa de comercialización Mitsubishi Corp. y el gigante bancario Mitsubishi Tokyo Financial Group Inc. Las tres empresas juntas poseen una participación del 22,9% de Mitsubishi Motors.

Pero aún quedan dudas acerca del futuro de Mitsubishi Motors. Muchos analistas cuestionaron la capacidad del grupo Mitsubishi para llevar a cabo una reestructuración sin el dinero y la experiencia de DaimlerChrysler. Asimismo, se preguntan si las empresas del grupo Mitsubishi no llegarían a la misma conclusión que DaimlerChrysler: que salvar Mitsubishi Motors requeriría demasiado dinero.

Además, incluso si logran los US$7.000 millones que los analistas calculan se necesitan para reestructurar la automotriz y desarrollar nuevos productos, no hay garantía de que Mitsubishi Motors gane dinero. Con una producción de apenas 800.000 vehículos al año, es posible que Mitsubishi Motors sea demasiado pequeña para sobrevivir sin depender de otra automotriz.

Peor aún, la empresa lleva tiempo sin tener éxito con sus productos. Mitsubishi Motors es la única de las cinco automotrices japonesas que perderá dinero en el año fiscal que finalizó el 31 de marzo. Mitsubishi Motors tiene que presentar un plan creíble lo más rápido posible. Se les está acabando el tiempo , sentenció Chizuko Satsukawa, analista en Tokio de Standard & Poor s Corp.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.