FUERZAS OPUESTAS IMPULSAN BOLSAS DE EE.UU.

FUERZAS OPUESTAS IMPULSAN BOLSAS DE EE.UU.

En la naturaleza no se suelen dar al mismo tiempo vientos en contra y a favor, pero eso es precisamente lo que le está ocurriendo a muchos inversionistas. (VER GRAFICO: VIENTOS CRUZADOS)

26 de abril 2004 , 12:00 a.m.

En la naturaleza no se suelen dar al mismo tiempo vientos en contra y a favor, pero eso es precisamente lo que le está ocurriendo a muchos inversionistas.

(VER GRAFICO: VIENTOS CRUZADOS).

Las dos fuerzas más poderosas del mercado bursátil, las ganancias y las tasas de interés, están empujando en direcciones opuestas. La que salga victoriosa determinará si el mercado alcista continúa o si abrirá paso a otro mercado bajista.

Durante la mayor parte de este mes, ha imperado el pesimismo, es decir que el aumento de las tasas de interés frenará el avance del mercado. La bolsa se desplomó cuando los sólidos datos económicos sobre creación de empleo, ventas minoristas e inflación sugirieron que la Reserva Federal (Fed) tendrá que aumentar las tasas de interés para enfriar el crecimiento. La semana pasada, el presidente de la Fed, Alan Greenspan, reconoció abiertamente que será necesario subir las tasas.

Pero justo cuando parecía que el mercado había perdido empuje, los inversionistas empezaron a percibir que los resultados del primer trimestre eran mejores de lo que incluso las proyecciones más optimistas habían previsto.

La gente dice: Caramba! En general son ganancias increíblemente positivas, mucho mejores de lo que esperábamos , explica Joe Cooper, analista de Thomson First Call en Boston, una firma que realiza un seguimiento de las previsiones y resultados corporativos.

Los resultados no sólo han sido buenos en los tres primeros meses, sino que las expectativas para el resto del año son notablemente más optimistas de lo que los inversionistas anticipaban. Incluso Microsoft, una empresa reconocida por sus conservadoras proyecciones, incrementó sus expectativas.

El resultado es que los analistas están realizando revisiones alcistas de sus estimados de ganancias para el resto del año , dice Cooper.

Cuando comenzó el año, señala, la opinión generalizada entre los analistas era que las ganancias de las compañías que componen el Indice Standard & Poori s 500 crecerían en casi un 13% este año. Esta previsión era bastante inferior a la del año pasado, que registró un sorprendente incremento del 18%.

Esta desaceleración era de esperar: las ganancias normalmente crecen menos a medida que la recuperación se afianza, porque es más fácil registrar un gran aumento cuando se parte de los resultados deprimidos de una época de recesión que de niveles más altos en plena recuperación.

Pero de repente, dice Cooper, algunos analistas han empezado a prever un aumento del 15% en las ganancias de este año, y siguen incrementando la cifra. Cooper señala que el crecimiento de las ganancias este año podría de hecho sobrepasar el 18% registrado en 2003; algo inusitado que favorecería a las acciones.

En cualquier caso, el incremento de las ganancias se situaría muy por encima del 7% anual que en promedio han registrado las compañías del S&P en las últimas décadas.

La idea de que el avance en los resultados de este año podría superar al de 2003, en vez de quedar por detrás, es un cambio enorme , en la percepción de los inversionistas, afirma Cooper.

Esto fue suficiente para impulsar el repunte del mercado la semana pasada. Tras la tendencia bajista de principios de semana, las acciones rebotaron el jueves y el viertes. El Promedio Industrial Dow Jones terminó con un alza de 20,87 puntos, un 0,02%, en 10.472,84 unidades.

Pero desde que comenzó el año el mercado en su conjunto no ha ido a ninguna parte. El Dow Jones ha avanzado solamente 18,92 puntos en lo que va de año.

Muchos temen que estos mares agitados, en los que los inversionistas alternan entre la confianza sobre la recuperación económica y los temores a un repunte inflacionario y mayores tasas de interés, podrían dominar el mercado bursátil durante algún tiempo.

Un problema central entre los inversionistas en estos momentos es lo que ellos llaman valoración . Dicho simplemente, los inversionistas reconocen que los precios accionarios no son baratos en comparación con las ganancias empresariales. La cuestión es si los precios de las acciones están en niveles razonables o demasiado altos.

La semana pasada, el S&P 500 se negociaba a alrededor de 22 veces las ganancias de las compañías que lo componen, muy por encima del múltiplo promedio de 15 de las últimas décadas. Pero esa cifra ha fluctuado ampliamente a lo largo de diferentes épocas y muchos inversionistas creen que se justifica que se sitúe por encima del promedio en estos momentos.

Y ahora que se está expandiendo la idea de que si el crecimiento de ganancias es mayor de lo previsto, las utilidades podrían sustituir a las tasas de interés como pilar del mercado alcista.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.