Secciones
Síguenos en:
EE.UU., PREOCUPADO POR FRANJAS DE PRECIOS

EE.UU., PREOCUPADO POR FRANJAS DE PRECIOS

El sistema de franjas de precios para el sector agropecuario y los precios mínimos de importación que adoptó Colombia constituyen prácticas contrarias al libre comercio. Esa es la posición que llevará Estados Unidos a la reunión de la comisión bilateral que se inicia mañana en Bogotá.

Por su parte, las autoridades colombianas cuestionan la política de subsidios agrícolas de este país, por considerar que es poco transparente y que causa distorsiones al comercio.

En la reunión, primera que se realiza con los funcionarios de la administración del presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, también se discutirá el régimen de propiedad intelectual, que incluye marcas, patentes y derechos de autor.

La delegación estadounidense considera que este tema se debe tratar en forma simultánea con la negociación del tratado de fomento a las inversiones.

Los empresarios pedirán modificar el régimen de tránsito de las mercancías colombianas en Estados Unidos.

E.U. pone reparos a franjas de precios Estados Unidos le comunicará oficialmente al Gobierno colombiano que no está de acuerdo con el sistema de franjas de precios del sector agropecuario ni con la imposición de precios mínimos de importación.

El tema será tratado durante la reunión de la comisión bilateral, que se realizará mañana en Bogotá.

Por su parte, Colombia puso sobre el tapete el tema de la política de subsidios al sector agrícola del Gobierno estadounidense, que favorece en muchos casos la competencia desleal.

Según la delegación estadounidense, las franjas de precios restringen el intercambio comercial y violan las normas del Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT).

Esta posición no es compartida por Colombia, que considera que las franjas son un mecanismo más transparente que el que utilizan los países desarrollados para proteger a sus productores locales.

El argumento colombiano indica que las franjas están en la normativa del GATT, ya que equivalen a una cláusula de salvaguardia de precio.

Este mecanismo, que está contemplado por el organismo internacional, permite imponer sobrearanceles cuando hay un aumento exagerado de las importaciones, o se presentan precios demasiado bajos que causen o amenacen causar perjuicio a la producción nacional.

De esta manera, las franjas serían una salvaguardia automática, ya que permiten ajustar el arancel hacia arriba o hacia abajo para evitar oscilaciones bruscas de precios en el mercado nacional.

Además, con excepción de Bolivia, todos los países del Grupo Andino utilizan este mecanismo para darle estabilidad al sector agropecuario.

Según el ministro (e) de Agricultura, Santiago Perry Rubio, hasta el momento Estados Unidos no ha presentado argumentos para oponerse a las franjas de precios, por lo que se espera que mañana exponga su posición.

El otro tema en la agenda de la comisión es el de la propiedad intelectual, que incluye derechos de autor, marcas, patentes y modelos, entre otros.

La delegación de Estados Unidos propone que esta negociación se desarrolle de forma simultánea con la del convenio de fomento a las inversiones, lo que no es compartido del todo por el Gobierno colombiano.

Este es el primer encuentro que se realiza con los nuevos funcionarios del Departamento de Comercio de Estados Unidos, cuya delegación está presidida por Carmen Suru-Brady.

Por eso algunos funcionarios consideran que la reunión será más de aproximación que de soluciones concretas a los problemas que allí se planteen.

El sector privado binacional, por su parte, ya preparó un documento que presentará a la comisión con los puntos que necesitan una solución más urgente para agilizar las relaciones comerciales entre los dos países.

Se destaca el régimen para las mercancías colombianas que llegan a Estados Unidos en tránsito hacia otros países, y que son sujetas a una minuciosa revisión, que ocasiona sobrecostos y daños a la mercancía.

La propuesta de los empresarios es que se mantenga la revisión, pero se modifiquen los procedimientos para evitar que se perjudiquen los embarques, explicó el coordinador de la sección colombiana, Aníbal Fernández de Soto.

También hay problemas por la falta de unidad en los reglamentos de las aduanas estadounidenses, ya que cada estado tiene su propia legislación, lo que crea problemas a exportadores e importadores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.