OMC CONDENA SUBSIDIOS AL ALGODÓN DE E.U.

OMC CONDENA SUBSIDIOS AL ALGODÓN DE E.U.

La Organización Mundial de Comercio (OMC), en un fallo preliminar sin precedentes en la historia, condenó la política de subsidios a la producción y a la exportación de algodón de los Estados Unidos. La demanda fue instaurada por Brasil en Septiembre del 2002, apoyado por Argentina, Australia, Benin, Canadá, Chad, China, la Unión Europea, India, Nueva Zelanda, Pakistán, Paraguay, Taiwán y Venezuela. Colombia brilló por su ausencia, pese a ser un tema de vital importancia para el desarrollo regional del país.

29 de abril 2004 , 12:00 a.m.

La Organización Mundial de Comercio (OMC), en un fallo preliminar sin precedentes en la historia, condenó la política de subsidios a la producción y a la exportación de algodón de los Estados Unidos. La demanda fue instaurada por Brasil en Septiembre del 2002, apoyado por Argentina, Australia, Benin, Canadá, Chad, China, la Unión Europea, India, Nueva Zelanda, Pakistán, Paraguay, Taiwán y Venezuela. Colombia brilló por su ausencia, pese a ser un tema de vital importancia para el desarrollo regional del país.

Brasil argumenta que las políticas de apoyo o subsidio interno, al igual que los subsidios a las exportaciones de algodón provistos por los E.U. entre 1999 y el 2002, violan las normas de la OMC. El efecto de estos subsidios, sostiene Brasil, es unasustancial de los precios internacionales del algodóny eldel comercioa favor de los E.U., país que incrementó su participación en el comercio mundial del 17 al 42 por ciento entre 1999 y 2003. Brasil arguye que si bien los precios recibidos por los granjeros de los E.U. fueron 77 por ciento por debajo de los costos de producción, las exportaciones no cesaron de aumentar en el período antes mencionado. Esto es lo que los economistas llamamos exportar a precios de dumping.

EU es el primer exportador mundial de algodón, gracias a una generosa política de subsidios iniciada hace 25 años, y que superó los 12,47 billones de dólares entre 1999 y el 2003, equivalentes al 90 por ciento del valor de la producción de algodón de los E.U., según datos confirmados por la Secretaria de Agricultura. De acuerdo con el Enviromental Working Group, el 60 por ciento de los subsidios al algodón se concentra en los Estados de Texas, California y Mississippi. El 80 por cinto del total de los subsidios favorece solamente a 20.476 granjeros, que ponen en jaque a millones de agricultores del mundo en desarrollo que se dedican al cultivo del algodón, Colombia entre ellos.

Según Daniel A. Summer, profesor de economía de la Universidad de California, antiguo secretario económico del Departamento de Agricultura de los E.U. durante la administración del presidente George Bush padre y asesor de Brasil en esta disputa, si los algodoneros de los E.U. no recibieran subsidios, sus exportaciones caerían 41,2 por ciento y el precio internacional del algodón se incrementaría en 12,6 por ciento. Lo anterior se apoya en el hecho que los E.U., por su elevada participación en el mercado mundial del algodón, determina los precios internacionales. Países como Colombia, Burkina Faso, Chad, Malí e inclusive Brasil, somos simples tomadores de precio. Vamos pues al vaivén de los subsidios de los E.U.

Este condena, así sea preliminar, apelable y sujeta a confirmación el 18 de junio, es un precedente legal de enormes proporciones, pues ésta es la primera ocasión en que la política de subsidios de E.U. es objeto de una demanda ante la OMC, y con resultados favorables. Este tema es de alto contenido político. Y puede crear un precedente y una onda expansiva a favor del anhelado desmonte de los subsidios al algodón de E.U. y de otros productos como maíz, arroz y trigo. Después de elecciones en noviembre próximo, claro está.

Para Colombia, esta condena es de trascendental importancia, pues pone en su real perspectiva la política agrícola de los E.U. Así, en el marco del TLC, la primera línea de defensa debe ser la eliminación de los subsidios agrícolas incompatibles con la OMC. La Ley de Comercio de los E.U. del 2002 le exige a los países que participen en negociaciones con esta nación el cumplimiento de las normas de la OMC. Colombia mal podría pedir menos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.