SIEMPRE ESTAMOS BUSCANDO MESÍAS

SIEMPRE ESTAMOS BUSCANDO MESÍAS

Emilio Yunis no es un hombre común. Genetista, hijo de inmigrantes libaneses que se establecieron en Sincelejo, le gusta la política y escribe libros de sociología. Su teoría de fondo se basa en el hecho de que en Colombia no hay una nacionalidad. La existencia de subculturas es lo que determina la personalidad del colombiano de hoy que, ya en el siglo XXI, vive en un país incomunicado. Dicho por un genetista es inquietante porque uno siempre está pensando, de puro ignorante por supuesto, si seremos así por genes.supuesto que no, responde, así como no hay genes blancos, negros o amarillos, tampoco hay corruptos o violentos. Todo está en el país que hemos construido desde la llegada de los españoles

14 de marzo 2004 , 12:00 a.m.

Emilio Yunis no es un hombre común. Genetista, hijo de inmigrantes libaneses que se establecieron en Sincelejo, le gusta la política y escribe libros de sociología. Su teoría de fondo se basa en el hecho de que en Colombia no hay una nacionalidad. La existencia de subculturas es lo que determina la personalidad del colombiano de hoy que, ya en el siglo XXI, vive en un país incomunicado. Dicho por un genetista es inquietante porque uno siempre está pensando, de puro ignorante por supuesto, si seremos así por genes.supuesto que no, responde, así como no hay genes blancos, negros o amarillos, tampoco hay corruptos o violentos. Todo está en el país que hemos construido desde la llegada de los españoles.

Por qué somos así?.

Porque tenemos una historia que empieza con el tipo de imperio que nos descubrió, conquistó y colonizó. También porque tenemos una geografía espectacular, pero que puso barreras que aún hoy no hemos franqueado. Las regiones se desarrollaron como subculturas hasta llegar a lo que llamo endogamias culturales.

Qué es eso?.

Que te miras a ti mismo. No miras afuera. Cuando hay endogamia, la visión del otro no tiene importancia, siempre es un extraño, un forastero.

Costeño versus paisa, boyacense versus llanero...

La endogamia cultural no te permite ver, por ejemplo, cómo hace el arroz el otro, cuál es su visión del mundo. Pero Colombia es también un país sin vías. En el siglo pasado solamente se desarrollaron las esenciales, las devive Colombia, viaja por ellai . Vías secundarias no existen. Las regiones no están intercomunicadas, lo que hizo de este un país de radio, televisión, periódicos, empresas aéreas. También por eso se entronizó una cultura económica de exportación antes que una para mercado interno.

Pero hay fenómenos nacionales, por ejemplo el rechazo a la violencia.

Sí, pero está ligado primero a que la violencia se generalizó ya que ataca igual a Chocó, Córdoba, Caquetá o Tolima; y segundo, a que los medios lo informan todos los días, lo volvieron una construcción mediática. Pero alguien en Chinú no siente ni sabe de la violencia en El Caguán, tampoco hay una conciencia colectiva nacional de acoger principios de justicia, de lucha anticorrupción o de apoyo a la Constitución.

Somos violentos o corruptos genéticamente?.

Por supuesto que no. Según el genoma humano, no hay genes blancos o negros, ni exclusivos de algún grupo. O sea, no hay genes corruptos ni violentos. No somos mejores ni peores por los genes pero podemos ser peores o mejores por la historia. Todos, sin excepción, tenemos los mismos genes. Las variaciones que existen son muy pequeñas y son las que nos dan las variantes de los fenotipos. Lo que hay es dominación social de unos sobre otros. La historia nos ha hecho violentos.

Cómo es el colombiano promedio de hoy?.

Uno que ha consentido con todas las irregularidades. Se ha adaptado a todo: corrupción, ilegalidad, narcotráfico, al no respeto al derecho. No hemos construido ninguna civilidad, ninguna moral que nos permita crecer como pueblo coherentemente.

Responsabilidad de quién?.

De los dirigentes, los políticos, de la historia por supuesto.

Somos autocríticos?.

No. Definiría al colombiano más como un individuo que se adapta a todo y que aprovecha. Piensa por reflejo: por lo que le dicen. Por eso hay tan poco espíritu crítico, también lo hace habitualmente por extensión.

Emprendedores?.

Lo somos por el subdesarrollo.

Perezosos?.

No creo.

Alegres?.

La diversidad de nuestra música y danzas, regiones, bellos escenarios naturales nos lleva a ser alegres. Somos un pueblo rico en imágenes. Vivimos de las imágenes. Por eso somos un pueblo rico en poetas, en pintores, en novelistas. Por eso no somos ricos en ciencia. Estamos más dotados para la construcción de imágenes que para las construcciones lógicas, científicas.

Somos intolerantes?.

Es otra característica nuestra, producto de la endogamia cultural. La nacionalidad en Colombia, la idea de que somos una nación, surgió primero de esas subculturas, que luego se revistieron de características religiosas y de intolerancia política. Las líneas de adhesión se trazaron primero en la aldea, la vereda, el barrio, el pueblo, la región. La incomunicación perpetúa esto.

Cómo es eso de que vivimos de imágenes?.

Todo pueblo que no trasciende en la ciencia, en la racionalidad, busca su destino principalmente en imágenes, en la emotividad, lo que no quiere decir que el pensamiento lógico y el científico sean irreconciliables con la emotividad, con la belleza plástica. Glorificamos a mucha gente y hacemos héroes con una facilidad enorme. Necesitamos héroes.

Es el caso del Presidente?.

Sí. Todo pueblo que vive como nosotros busca Mesías. Siempre estamos buscando al salvador. Por eso hacemos tanto particularismo: uribismo samperismo, gavirismo, peñalosismo, pastranismo, lopismo y tantos más que en el orden local se multiplican. Cualquier persona crea de inmediato una tendencia política. Consentimos que no haya visiones de mediano o largo plazo. Eso hace que seamos permanentemente un país en obra negra, con muchos maestros de obra. Todos lo quieren rehacer, remodelar. Todo el mundo se cree con derecho a hacerlo. Cualquiera lanza una idea, los medios le hacen eco y ponen a bailar al país con eso. Cuando estaba Peñalosa, los medios empezaron a decir que era el superalcalde y así se quedó. Cuando estaba De Greiff de Fiscal decían que era el mejor del mundo. Este es un país de comodines. Siempre creemos que tenemos al elegido. Pasó con Maza Márquez, con Rosso José Serrano, con tantos otros. Pero nunca hay una discusión a futuro sobre un proyecto grande, uno en que Colombia esté metida en ciencia y tecnología. Otra cosa: a esos héroes los tumbamos tan rápido como los levantamos.

Cómo construir esa visión de largo plazo?.

Tendría que haber la convicción de que al mismo tiempo que tenemos que atender lo cotidiano, hay que hacer una reflexión seria sobre los temas que verdaderamente importan. Empezaría haciendo una economía con interés prioritario en el mercado interno que es lo que le dice todos los días Carlos Slim, el mexicano más rico de América Latina, a sus colegas millonarios:no creamos mercado interno, vamos a ser barridos por la globalizaciónEl mercado externo debe ser un derivado del desarrollo del interno.

Lo urgente no da tiempo para lo importante. Violencia y pobreza no dejan pensar en nada más.

No creo. Si viviéramos en el paraíso, entendido como si se acabaran pobreza, guerrilla, paramilitares, empleo para todos, regeneraríamos nuestras dificultades, las volveríamos a crear. Es cuestión de atraso cultural e intelectual. Mientras los candidatos en E.U. debaten clonación, inversiones en tecnología, los grandes temas del siglo XXI, nosotros lo manejamos como un eco lejano.

Por qué Colombia es subdesarrollada?.

No tendríamos por qué serlo. Tenemos condiciones magníficas, territorio relativamente grande y poblado; inmensa riqueza natural; dos costas; variedad de climas que darían para ser una potencia agrícola. El humano siempre necesitará comida. Colombia podría ser potencia en producción agrícola, con un gran programa de ciencia y tecnología que lo tuviera como eje. Pero para empezar, habría que ponerle a eso vías. Se podrían hacer industrias agroquímicas en todas las regiones.

Pero eso nos dejaría en el mismo sitio: un país del tercer mundo que trabaja la tierra.

No, eso nos daría riqueza. La tierra hoy no es la misma que consideramos siempre, es ciencia y tecnología. El campesino, no el ser humano, ha desaparecido como tal en muchos lugares, no el trabajador del campo-ciudad. No hay un país en el mundo que haya hecho ciencia y tecnología sin excedentes económicos.

Cuba lo hizo, en biotecnología.

Cuba sí tuvo excedentes económicos, lo mismo que visión de largo plazo. Es un país de alta tecnología porque hubo una decisión política. Pero le mejoro el ejemplo: Singapur. Sabe cuánto vale anualmente el presupuesto de su parque biotecnológico? Tres mil quinientos millones de dólares. Ese es el porvenir de esa ciudad-Estado, la biotecnología y la ciencia del trasplante y no la maquila como nos lo trata de vender Hommes o los acuerdos de libre comercio. Esos son cuentos. Aquí estamos tan atrasados que a nadie en Colombia se le cubre un problema genético en los planes de salud a pesar de que vivimos en la era de la genética.

En educación cómo estamos?.

Es muy deficiente. No se puede medir solamente por indicadores de analfabetismo o número de escuelas. O por creer que las cosas se resuelven con computadores.

Las subculturas, cuáles son?.

Las endogamias culturales son tantas. Los costeños del norte; los paisas; llaneros; la región cundiboyacense; Bogotá que es una ciudad ecuménica formada por muchas endogamias; Nariño y Cauca; costa del Pacífico, que es la cultura negra; Huila y Tolima.

Cómo es el hombre de cada una de esas regiones en una imagen?.

En la cultura grecoquimbaya, la paisa, tienes el culebrero. En la costa de ciudad, la figura es del relajito, la frescura. No es lo mismo el costeño del campo que el de la ciudad. El del campo no tiene futuro, remasca su vida permanentemente, vive abandonado y se abandona él mismo. Por eso es un cantante permanente, un echador de cuentos. Por eso no tiene más perspectiva que esperar las fiestas o aventurarse en los juegos de albur. Por eso hay las corralejas, galleras, ruleta.

El pastuso.

Es un mestizo indígena y por eso los hemos segregado y ridiculizado, a pesar de todas las muestras de creatividad que da todos los días. Con estas subculturas hemos creado ciudadanos de primera, de segunda, de tercera. Creamos regiones de diferentes categorías, con diferentes grados de desarrollo, con ciudadanos de diferente categoría. Así no se puede crear un país moderno.

El llanero.

Es un colonizador. Pero no caractericemos más. Lo importante es que con estas endogamias hemos hecho familias distintas de colombianos. La extendida de la costa es distinta a la patriarcal de la cundiboyacense.

Y eso en política cómo se ve?.

En la última campaña, Serpa era candidato para gobernador de Santander. Todas las bondades que destacaba eran amistad, orgullo, honor, familia, importante todo, pero primario. Uribe hizo también una campaña para la gobernación de Antioquia: trabajo, trabajo y trabajo, eso dejugaodefendió su fórmula por ser buen padre, buen hijo, buen amigo y en especial la autoridad. Recalcó mucho el concepto de patria.

En su libro dice que Colombia es un país que se concibe blanco.

Colombia se volvió un país esencialmente andino pensando que lo otro no tenía importancia. Y los Andes se blanqueron. Fue una decisión, blanquear la raza, purificarla. A los indígenas los marginamos. A los negros los confinamos en las costas. Toda la política que se hizo en Colombia durante los siglos 18 y 19 fue para buscar la pureza de la sangre. Para consagrar el aislamiento. Se impidió la entrada de inmigrantes. Hay episodios en la historia de Colombia de verguenza, como uno que relato en mi libro, cuando el gobernador del Valle en 1928 impidió la entrada a unos japoneses porque su raza podría traer enfermedades y se deterioraría más la raza con genes amarillos cuando ya teníamos el daño de los negros e indígenas. Abandonamos las fronteras porque nos ensimismamos en el país andino.

El racismo es una constante de Colombia?.

Totalmente.

Qué otros problemas tiene Colombia?.

Muchos. Hablemos de los medios. La televisión es también endogámica. Los canales privados son fundamentalmente de autopromoción. Los noticieros promueven sus propios programas como si fueran noticia. En ningún medio masivo se debaten los grandes temas.

Se siente bicho raro en Colombia?.

Claro. Pero más por otra cosa. Para poder tener una mirada crítica, es muy importante sentirse extraño, forastero. Pero no como si fuera de otro país, sino para tener distancia de las cosas y analizarlas críticamente.

Le gusta el Gobierno?.

Me gustaría que hubiera seguridad pero si también están presenten los contenidos que he mencionado: dignificación del hombre por su trabajo, por sus libertad, promoción de ciencia y tecnología, visión de largo plazo, vías, apoyo al mercado interno.

Qué político le gusta?.

Hay gente interesante pero en general nuestros políticos son de ocasión. No veo a ninguno comprometido con proyectos de largo plazo, con visión de futuro. El político importante es aquel capaz de convertir la cultura en civilización, ponerla al alcance del mayor número.

Está de acuerdo con el canje para liberar secuestrados?.

Claro. No creo que la seguridad del país se comprometa con eso. Es cuestión humanitaria. Sharon, uno de los hombres más crueles que existen, cambia palestinos presos por cadáveres judíos sin problema y sin tantas vueltas y dilaciones. Claro que los recaptura y dinamita sus casas impunemente.

Le gusta la política?.

Soy político, pero no coyuntural. Leo a todos los columnistas. Pero me parece que son muy coyunturales, no hay ninguno que escape a esa condición. La gente que tiene poder, que tiene audiencia, debe ocuparse de cosas más trascendentes.

Oye radio?.

Mucho y veo televisión.

Colombia tiene futuro?.

Estamos en una encrucijada muy grande que será muy difícil tanto en lo inmediato como el futuro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.