UNA TRILOGÍA, EN GALERÍA DINERS

UNA TRILOGÍA, EN GALERÍA DINERS

Construcciones virtuales El joven artista bumangués, de 24 años, Máximo Flórez es arquitecto de profesión. Optó por trabajar estructuras tejidas o frágiles dibujos en el aire que sugieren tensiones y atracciones de fuerzas internas del espacio.

02 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Construcciones virtuales.

El joven artista bumangués, de 24 años, Máximo Flórez es arquitecto de profesión. Optó por trabajar estructuras tejidas o frágiles dibujos en el aire que sugieren tensiones y atracciones de fuerzas internas del espacio.

Es la materialización de construcciones en un espacio virtual, que por medio de la repetición enfatizan el espacio circundante entre una forma y otra , dice Flórez. Es un proceso sutil, elaborado y dispendioso, cuyo objetivo es mostrar en un lenguaje abstracto la importancia del vacío, la percepción y aprehensión del espacio.

Dice el crítico de arte Jaime Cerón que el trabajo de Flórez posee un trasfondo histórico que se podría caracterizar como constructivo. Sus imágenes se emparentan fácilmente con hechos distantes en el tiempo, como los experimentos formales ocurridos en la Unión Soviética o en Holanda en la segunda década del siglo XX, así como con problemáticas más recientes como las planteadas hace unas décadas por el minimalismo .

Símbolos e imágenes.

La artista colombo argentina, residente en Nueva York, María Teresa Rizzi renueva en su trabajo su encuentro con la geometría. Trabaja en serie y con repetición de formas y motivos abstractos en sus pinturas, dibujos y grabados. Titula la serie Moléculas y geometrías, donde incluye ornamentación tejida o cosida a sus telas, que considera el resultado de una abstracción absoluta. Dice que se identifica con ciertas tradiciones artísticas entre las que menciona los textiles aborígenes y elementos de la arquitectura islámica. Para Rizzi la obra de arte debe ser una de contemplación casi mística y no un medio de comunicación .

Desplazamiento interno.

Pedro Ruiz presenta una serie de 17 óleos sobre papel titulada Desplazamiento. En ellas el pintor bogotano, de 47 años, insiste sobre un mismo tema, que alude al paisaje transportado en una barcaza por un boga. Los bogas, a su vez, reflejan las diferencias étnicas del país. Dice que es una reflexión sobre el conflicto armado en Colombia.

La idea básica es mostrar la situación humana, con aspectos que la violencia no puede tocar , dice Ruiz, que estudió bellas artes y grabado, en París y, actualmente, hace parte del grupo interactivo Nadieopina. Son paisajes interiores que reflejan la parte emocional, que tienen como punto de partida un árbol de banano rojo, pues la obra de este artista tiene como referencia permanente la naturaleza, en sus aspectos más sutiles.

- Abiertas hasta el 28 de febrero, de lunes a viernes, de 10:00 a.m. a 1:00 p.m. y de 3:00 a 7:00 p.m. Sábados de 11:00 a.m. a 5:00 p.m. Calle 70A No. 7-41. Teléfono 3132508.

FOTO/Rafael Espinosa/EL TIEMPO.

Máximo Flórez López con sus frágiles construcciones de hilos templados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.