CIENTÍFICOS COLOMBIANOS CONTARON A ESTUDIANTES EL SECRETO DE SU ÉXITO

CIENTÍFICOS COLOMBIANOS CONTARON A ESTUDIANTES EL SECRETO DE SU ÉXITO

Cuando cuenta que decidió casarse a los 19 años y estaba en quinto semestre de veterinaria en la Universidad de La Salle, en Bogotá, se puede deducir que no le fue fácil llegar a donde está: ser la científica colombiana más reconocida del momento. Fama que se ganó porque tuvo a su cargo la coordinación de la clonación del primer gato salvaje.

02 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Cuando cuenta que decidió casarse a los 19 años y estaba en quinto semestre de veterinaria en la Universidad de La Salle, en Bogotá, se puede deducir que no le fue fácil llegar a donde está: ser la científica colombiana más reconocida del momento. Fama que se ganó porque tuvo a su cargo la coordinación de la clonación del primer gato salvaje.

La noticia de su logro dio la vuelta al mundo en agosto. Otros científicos habían clonado ovejas, vacas y hasta caballos, pero no animales salvajes, por eso Martha Gómez, una pereirana de 42 años, sigue contando con orgullo su proeza.

De eso, pero sobre todo, de la importancia de educarse y de imponerse retos, habló el viernes y el sábado, junto con otros dos científicos colombianos, a estudiantes y personas interesadas en la ciencia y en la posibilidad de hacer historia en otros países como la hacen ellos.

Pedro Julio Romero, inmunólogo investigador en este tema en Lausana (Suiza), y John Echeverry, psicólogo líder de un proyecto de investigación con sida en grupos de latinos residenciados en Estados Unidos, y, obviamente Gómez, fueron invitados por Colciencias a la Feria del Libro para que contaran sus experiencias como estudiantes y profesionales.

Con el niño al hombro.

Gómez relató con gracia que llegó a Australia en 1994, con su esposo y sus dos hijos, a hacer un doctorado en reproducción animal. Su primer reto fue aprender inglés en tres meses.que sabía el idioma, pero iba a hacer el mercado y no podía ni pedir la lechedijo.

La gente le decía que por lo menos tardaría dos años en entenderlo, pero ella no tenía tiempo porque su doctorado duraba cuatro años.Aún sigo aprendiéndolo, pero eso no ha sido un obstáculo.

Su familia tampoco lo ha sido. A su hijo David, que hoy tiene 17 años, por ejemplo, lo llevó a la semana de nacido al laboratorio en el que trabajaba con el científico colombiano Elkin Lucena.estaba más grandecito lo llevaba los fines de semana porque yo tenía que trabajar pero quería y tenía que estar con éldijo.

Ella le atribuye a ese amor por el estudio y al trabajo el que David y Carolina, su hija mayor de 22 años y pronto ingeniera civil, se hayan decidido por otros campos distintos a la investigación. En cambio, para ella, es su vida.

Por eso cuando regresó al país de su doctorado, no tardó más de ocho meses en volver a empacar maletas, y con todo y familia se fue para la Universidad de Lousiana (E.U.) a hacer un posdoctorado para pulir la técnica que había aprendido.

clonar el gato salvaje porque quería preservar especies en vía de extinción. Estuve un mes entrenándome en Australia y volví a hacerme cargo del proyectoexplicó.

El resultado fue Ditteaux (copia, en francés). Después de él nacieron en noviembre, diciembre y enero, de este año, otros tres gatos machos. El 7 mayo, por CNN, dará la noticia de que ella y su equipo clonaron dos hembras de la misma especie que serán cruzados en diez meses con los gatos anteriores.tendremos gatos con ciento por ciento material genético introducidoaseguró.

Entre sus planes también está sacar adelante un proyecto con el Instituto de Genética de la Universidad Nacional, pues quiere transmitir al país el conocimiento que ha adquirido.

El mismo propósito que tienen Romero y Echeverry, quienes quieren enseñar que el secreto del éxito y de poderse vincular a los grandes centros de investigación del mundo es, simplemente, estudiar.

Martha Gómez, investigadora del Centro Audubon para la Investigación de Especies en Vías de Extinción (Acres), en Nueva Orleans (E.U.), vino a Colombia por primera vez después de su logro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.