CONDENA ROTUNDA AL ANTISEMITISMO

CONDENA ROTUNDA AL ANTISEMITISMO

Pocas veces, protagonistas actuales de la política mundial de la talla de Colin Powell, Ministro de Exteriores de Estados Unidos y sus homólogos de Alemania, España, Israel, Polonia, Canadá, Noruega Irlanda y Bulgaria han alcanzado un consenso tan contundente e inmediato, como el que lograron en la Conferencia Internacional contra el Antisemitismo celebrada en Berlín los días 28 y 29 de abril.

02 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Pocas veces, protagonistas actuales de la política mundial de la talla de Colin Powell, Ministro de Exteriores de Estados Unidos y sus homólogos de Alemania, España, Israel, Polonia, Canadá, Noruega Irlanda y Bulgaria han alcanzado un consenso tan contundente e inmediato, como el que lograron en la Conferencia Internacional contra el Antisemitismo celebrada en Berlín los días 28 y 29 de abril.

Los líderes mundiales, y más de 600 representantes de 55 naciones, se reunieron en el Ministerio de Exteriores alemán, convertido en fortaleza militar resguardada por más de 15.000 policíaspara respaldar las denuncias solitarias que la comunidad judía viene reiterando desde finales del año pasado sobre el "alarmante crecimiento del antisemitismo en Europa".

La conferencia fue convocada por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, OSCE (por sus siglas en inglés), el mayor foro regional de seguridad en el mundo, que reúne a países de Europa, Norteamérica y Asia Central.

Se realizó en Berlín, porque como dijo el Presidente Federal Alemán, Johannes Rau, al inaugurar los debates el miércoles,no existe ninguna otra capital en el mundo que simbolice más nítidamente la gravedad que supone el hecho de que en pleno siglo XXI la comunidad internacional se vea en la obligación de realizar eventos de esta naturaleza".

Un horror ya vivido.

Hace 65 años recordó Rau, Hitler planeó el mayor genocidio de la historia de la humanidad. El Holocausto ejecutado en Europa entre 1933 y 1945. Y aquí en Berlín, en el 2004, estamos reunidos para denunciar que el racismo y el odio contra el pueblo judío no sólo está latente sino en expansión". En 50 ponencias, las delegaciones enfatizaron que lo verdaderamente inquietante del fenómeno antisemita actual ya no sólo lo constituye la persistencia de grupos neonazis o extremistas de ultraderecha.

Por causa de las continuas amenazas neonazis, la presencia permanente de policía resguardando instalaciones judías ya es un lugar común del paisaje europeo.

"Esos grupos, de forma clásica, siguen recurriendo a varias formas de violencia como atentados contra sinagogas, cementerios y museos judíos y a las agresiones verbales e incluso físicas" recordó Solomon Passay, presidente del OSCE.

Agregó sin embargo, que el carácter verdaderamente explosivo lo tiene la fatídica alianza entre fuerzas islamistas y extremistas de derecha, porque bajo su disfraz de crítica a la política de Israel, se convierten un vehículo efectivo de transmisión del odio al pueblo judío".

El secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, resaltó que no fue casualidad que la conferencia se realizara en vísperas del ingreso de los 10 nuevos miembros a la UE, que cristalizó ayer.resaltar que se debe velar porque el odio no tenga más cabida en una Europa libre y unificada", dijo.

La ampliación de la UE hacia el Este es vista con aprensión por la comunidad judía, que advierte sobre la posibilidad de que elclásico proveniente de esa región pueda hacerse extensivo a los 25, según anotó Salomón Korn, vicepresidente del Consejo de los Judíos en Alemania.

Las denuncias por el aumento del antisemitismo europeo se acrecentaron en enero de este año, cuando se reveló una encuesta contratada por la Unión Europea, en la que los entrevistados respondieron interrogantes sobre la situación en Irak, los países involucrados en el conflicto del Oriente Medio y la paz mundial.

El 59 por ciento de los europeos dijo considerar a Israel como el mayor peligro para la paz mundial, al responder la pregunta:Cree usted que alguno de esos países supone o no supone una amenaza para la paz mundial?.

Luego de día y medio de actividades, los conferencistas suscribieron la Declaración de Berlín, un compendio de lineamientos políticos y acciones educativas, que incluso propone endurecer las leyes contra el antijudaísmo. Se reservaron, eso sí, el derecho de poder criticar a Israel sin ser tachados de antisemitas: "Se deben establecer claras fronteras entre lo que es una disputa racional frente a las políticas de Estado en Israel y un inaceptable odio contra ese país y los judíos en general".

Enrique Santos, director de EL TIEMPO, asistente a la reunión, subrayó el profundo significado de que una conferencia de esta naturaleza se celebre en Alemania,hace 60 años, en abril del 44, aún estaban llevando a decenas de miles de judíos a las cámaras de gas . Pero, agregó,lo han señalado algunos conferencistas, hay que decir que la actitud de Israel frente a los palestinos no ayuda ciertamente a combatir el antisemitismo, ni tampoco el terrorismo .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.