Secciones
Síguenos en:
PLAN RURAL POR $ 449 MIL MILLONES

PLAN RURAL POR $ 449 MIL MILLONES

El Gobierno puso en marcha la Política para el Desarrollo Rural Campesino, que contempla inversiones por 449 mil millones de pesos para 1993 y 1994. Además, se determinó impulsar la reforma agraria y se adoptaron mecanismos de protección para 60 productos mediante precios mínimos de importación.

También, dentro de un paquete de medidas para reactivar el sector agropecuario, se definió la capitalización, este año, de la Caja Agraria con 89.700 millones de pesos.

Asimismo, las franjas de precios, establecidas para nueve productos, fueron reajustes. De ahora en adelante, los subproductos quedarán con el mismo arancel que los productos básicos para evitar que las materias primas agrícolas ingresen al país después de haber sido procesadas, con el propósito de pagar menos impuesto. El ministro de Agricultura, José Antonio Ocampo, dijo que también se eliminó el arancel para los principios activos de agroquímicos y se redujeron de 10 a 5 por ciento los aranceles para los plaguicidas, Por su parte, el ministro de Comercio Exterior, Juan Manuel Santos, aseguró que se están estudiando fórmulas para configurar un estatuto antidumping más ágil y efectivo, para defendernos de la competencia desleal .

Mínimos de importación En el caso de los 60 productos con precios mínimos de importación se definió que 13 tendrán de inmediato este instrumento, porque se negocian en las bolsas internacionales y se puede definir un precio transparente.

Para los otros 47, en 15 días se reunirá un comité que estudiará la forma de concretar su precio mínimo.

Esos 13 productos son: arroz, leche en polvo, semillas oleaginosas, aceites vegetales, harinas de cereales, tortas oleaginosas, glucosas, almidones, alimentos concentrados para animales, trigo, cebada, sorgo y soya.

El programa para los campesinos prevé la creación de un nuevo viceministerio que manejará exclusivamente este segmento del agro y la reforma agraria. Para el efecto, se presentará el proyecto respectivo al Congreso de la República.

De aprobarse este nuevo ente, se restructurará el ministerio de Agricultura y se creará el Sistema Nacional para el Desarrollo Rural y la Reforma Agraria, dirigido por dicho viceministerio, en donde convergerán los ministerios y entidades que tengan relación con el sector campesino.

Según el Conpes, la mayor parte de la inversión fijada será destinada a vivienda rural y algunas obras de infraestructura, como acueductos y alcantarillados.

Venden cartera vencida En el Conpes se dio luz verde para que la Caja Agraria inicie un programa piloto de venta de cartera vencida de difícil cobro al Gobierno Nacional.

Por otro lado, el programa de desarrollo campesino tiene como objetivo un subidio directo para los pequeños usuarios del crédito, hasta del equivalente a cuatro puntos en la tasa de interés. Para esto, se le asignaron al Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro) 7.500 millones de pesos.

Además, se garantiza operación del Fondo Agropecuario de Garantías y se buscará la vinculación de más intermediarios financieros al sistema de redescuento de Finagro, incluyendo las cooperativas.

En el aspecto de tecnología se aprobó la gestión de un crédito por 120 millones de dólares para financiar el Programa Nacional de Transferencia de Tecnología Agropecuaria.

Otro punto del programa campesino es la puesta en marcha de un plan de emergencia para la generación de empleo rural en las zonas más afectadas por la crisis agropecuaria. El número no se ha establecido, lo cual será examinado en los próximos días.

Para el programa de reforma agraria el Conpes aprobó 70.000 millones de pesos para la compra de 1,2 millones de hectáreas en el presente año, dijo el gerente del Incora, Fernando Corrales Cruz.

Dijo que la meta del Gobierno hacia 1994 es adquirir cinco millones de hectáreas. Con esos recursos y con las 1,2 millones de hectáreas, al final de 1993 estaremos cumpliendo con el 73 por ciento del objetivo fijado por este Gobierno , sostuvo Corrales Cruz.

Controlarán arroz venezolano Colombia y Venezuela están a punto de concretar un acuerdo para controlar la entrada de arroz del vecino país. Se exigirán calidades mínimas y se controlarán cantidades.

Sólo falta la ratificación del compromiso por parte de Venezuela, dijo el ministro de Comercio Exterior, Juan Manuel Santos. Según los gremios de este sector, las importaciones de arroz venezolano últimamente ascienden a 40.000 toneladas.

Santos señaló que si hay acuerdo se retirará una demanda que Colombia tiene en la Junta del Acuerdo de Cartagena (Junac). La calidad del arroz que entre de Venezuela será certificada por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y se autorizarán las importaciones en épocas que no afecten las cosechas colombianas.

Venezuela había tomado medidas similares con las exportaciones de papa de Colombia.

La Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), que agrupa a los cultivadores, la Asociación Nacional de Molineros de Arroz (Moliarroz) y la Federación de Industriales del Arroz (Induarroz), estos dos últimos gremios de industriales, habían llamado la atención al Gobierno hace tiempo sobre el crecimiento de las importaciones de arroz venezolano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.