CUANDO BRANDO AZOTÓ A CARTAGE

CUANDO BRANDO AZOTÓ A CARTAGE

Para las señoras bien de Bocagrande el escándalo fue mayúsculo cuando a través de sus ventanas veían pasearse orondo y desnudo al enigmático y tosco actor gringo, por las habitaciones y el jardín de su casa recién alquilada. Claro, la piscina era el lugar favorito para exhibir sus carnes. Por eso, el tipo musculoso no tenía problema en acostarse al sol como un lagarto, mientras sus vecinas se santiguaban unas y se divertían otras.

02 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Para las señoras bien de Bocagrande el escándalo fue mayúsculo cuando a través de sus ventanas veían pasearse orondo y desnudo al enigmático y tosco actor gringo, por las habitaciones y el jardín de su casa recién alquilada. Claro, la piscina era el lugar favorito para exhibir sus carnes. Por eso, el tipo musculoso no tenía problema en acostarse al sol como un lagarto, mientras sus vecinas se santiguaban unas y se divertían otras.

No obstante, este no fue el único escándalo que protagonizó Marlon Brando en su paso por Cartagena a mediados de 1968. También se recuerdan sus parrandas interminables, el obvio desfile de bellas mujeres por su casa y hasta el golpe que le propinó ebrio a un fotógrafo del entonces Diario del Caribe.

Claro que el tradicional comportamiento desaforado y explosivo de Brando no fue solo fuera de cámaras, porque hasta canas verdes le sacó al pobre director italiano Gillo Pontecorvo durante el rodaje de Quemada, cinta que tuvo como escenario a Cartagena en aquel tiempo.

El periodista y escritor Alberto Duque López tuvo entonces la oportunidad de entrevistar brevemente a Brando, de quien acaba de publicar una biografía. "Yo trabajaba en El Heraldo, de Barranquilla. Mi entrevista con él fue algo muy fugaz -recuerda-, y, teniendo en cuenta el comportamiento grosero y patán de Brando, fue un verdadero milagro". Duque, fanático de toda la vida del actor protagonista de joyas como El Padrino o El último tango en París, recuerda especialmente la imagen del gran Brando entrando a caballo por la puerta de la Torre del Reloj de Cartagena, llena de arena para esa escena.

El periodista también recuerda que fue un rodaje muy accidentado, no solo por el temperamento de la estrella, sino porque Pontecorvo también se sacaba la espina a su manera: "Lo puso, por ejemplo, a repetir como 40 veces la misma escena, al rayo del sol del mediodía y junto a una plantación en llamas".

Por eso, no es de extrañarse que Brando de vez en cuando cogiera el primer vuelo a Los Angeles huyendo del rodaje. Allí, siempre tenía que irlo a buscar uno de los asistentes, para traerlo de vuelta.

El actor italiano Salvo Bassile, quien desde hace décadas vive en nuestro país, también fue testigo del paso del huracán Brando por Cartagena, por eso, no vacila en afirmar que lo primero que se le viene a la cabeza para describirlo es "era todo un hp". Y sabe por qué lo dice. Durante el rodaje tuvo que hacer de intérprete y conciliador entre Pontecorvo y Brando.

"Era neurótico, muy problemático y un gran bebedor de ron, pero como actor, es lo más sublime que ha dado Hollywood", afirma Bassile. Lo mismo opina duque López: "Es el más grande actor de la historia del cine, porque le cambió el lenguaje de la actuación en los años 50, tanto en el teatro como el cine".

Desafortunadamente, hoy Brando, a sus 80 años, es solo eso, bellos recuerdos. Casi ciego, por una aguda diabetes; con sobrepeso y en silla de ruedas, parece resignado a ser una sombra de su brillante pasado. Del paradigma de rudo supermacho que hasta James Dean imitó, nada queda.

En su decadencia también ha influido su tormentosa vida familiar, porque sus propios descendientes han tenido unas vidas tan turbulentas como la suya. Christian, su hijo, fue condenado por la muerte del esposo de Cheyenne, su hermana, quien poco después se suicidó ahorcándose en el sanatorio en el que supuestamente la había recluido el propio Brando.

Este fue tal vez el golpe de gracia de Brando quien hace algunos meses tuvo que ser hospitalizado por una neumonía aguda, que además lo condenó a vivir para siempre dependiendo de un tanque de oxígeno.

Sin embargo, algunos dudan que sea una enfermedad la que se lleve a este tótem del cine. Como Duque López, quien creer que Brando es de esos que "el día menos esperado, toma un arma y el mismo le pone fin a la larga agonía".

El actor.

*Marlon Brando nació el 3 de abril de 1924. El tercero de los hijos de Dorothy Pennebaker y Marlon Brando, padre.

*En 1940, dado su mal comportamiento, sus padres lo meten a la Academia Militar Shattuck, de la que es expulsado por insubordinación.

*En 1943 comienza sus estudios de actuación en Nueva York.

*En 1947, el legendario Elia Kazan sugiere su nombre para el papel protagónico de Una tranvía llamado deseo, su primer gran triunfo como actor de teatro.

*Su primera cinta fue The Men (1950). Luego vinieron otras exitosas como Un tranvía llamado deseo (1951), Julio César (1953) y La ley del silencio (1954).

*En los sesentas tuvo un bajón, debido a su vida disipada. Pero en los setentas protagonizó otros de sus grandes filmes, como El Padrino (1972), por el que recibió el Oscar; El último tango en París (1973) y Apocalypse Now (1979).

*En los noventas participó en algunos filmes como El novato, Cristóbal Colón, el descubrimiento, Don Juan de Marco, La isla del Dr. Moreau y The brave.

*Tuvo once hijos con distintas esposas y amantes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.