Secciones
Síguenos en:
LUEGO DE NUEVE MESES, LIBRES DOS EXTRANJEROS

LUEGO DE NUEVE MESES, LIBRES DOS EXTRANJEROS

Tranquilos que mañana serán liberados , fueron las palabras de los guerrilleros del Eln después de 270 días de mantener cautivos a dos ciudadanos extranjeros secuestrados en las selvas del Catatumbo, Norte de Santander. Era difícil creer en ese anuncio, pero se cumplió ayer. Con las huellas frescas por su sufrimiento y con varios kilos menos de peso, fueron dejados en libertad el ingeniero estadounidense Dick Dogherty y su traductor venezolano César Carrasquero Salcedo, secuestrados por la cuadrilla Armando Cacua Guerrero.

El pasado 5 de septiembre, Dougherty, de 54 años, directivo de la firma minera de Estados Unidos Iske A.B.V., y Carrasquero Salcedo, 33 años, se dirigían en un campero hacia la zona de explotación minera de Río de Oro (Norte de Santander), frontera con Venezuela.

Cuando transitaban sobre el kilómetro 40 de la vía Tibú-La Gabarra, fueron interceptados por cuatro hombres que los condujeron a través de la selva del Catatumbo en una caminata de más de catorce horas.

Dogherty, de Colorado, tenía como misión observar el proceso de explotación de una mina de carbón a cielo abierto en la citada región.

Según las autoridades, los dos hombres fueron entregados en el sitio la Carbonera, área rural de Tibú, a unos 130 kilometros de Cúcuta, a un representante de la Prelatura de ese municipio, quien fue convocado por el Eln el jueves por la mañana.

Dougherty, quien reflejaba el cansancio de una larga jornada y lucía una espesa barba, dijo que después del secuestro tuvieron que caminar catorce horas hasta llegar a un campamento en la selva.

Posteriormente, cambiaron permanentemente de sitio, inclusive navegaron por el río Catatumbo. Ellos me interrogaron cuando me llevaron al monte y yo les expliqué que vine para visitar la región donde nuestra empresa es concesionaria de la explotación minera , dijo en una mezcla de inglés y español.

Manifestó que la dieta alimentaria era pescado y yuca día y noche. Odiaré la yuca por siempre. Todos los días era yuca, yuca... La carne era escasa. Una vez comimos pollo, otras veces nos daban arepa, plátano y mucha pasta .

Carrasquero, natural de Punto Fijo (Venezuela), dijo que los tres días que iba a trabajar con el estadounidense se transformaron en nueve meses. Sin embargo, expresó que nunca los maltrataron y por su liberación no se pagó ningún rescate.

Con la ropa sucia y el sudor corriendo por sus frentes tras las cuatro horas de marcha para lograr su liberación, los dos hombres se reencontraron con sus familiares en el despacho del secretario de gobierno del departamento, Teobaldo Arciniegas Moros.

Dougherty dijo que a pesar del secuestro no abandonará a Colombia porque durante el tiempo en que ha visitado el país, ha aprendido a quererlo y apreciar sus paisajes.

El comandante de la Policía de Norte de Santander, coronel Germán Darío Moreno Acero, dijo que la entrega de los secuestrados obedece a la presión que ejercen la Policía y la Brigada Móvil Número Dos sobre la delincuencia guerrillera y ellos no tienen otro recurso que liberarlos .

Tras un breve descanso en Cúcuta, los dos extranjeros viajaron a Bogotá para dirigirse después a sus países de origen. Carrasquero dijo que estar secuestrado sin tener parte en este asunto de la guerrilla es muy duro, y más para el estadounidense, pues no es común en su país vivir esa novela .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.