SEÑOR DIRECTOR:

SEÑOR DIRECTOR:

02 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

.

Es triste que tengamos que estar lamentando hechos tan dolorosos como el de los niños del Agustiniano -porque no importó mucho el ciudadano que falleció en el inexplicable accidente del pasado 2 de abril en el puente peatonal del Bulevar Niza-, para que las autoridades Distritales y el Gobierno en general se preocupen por los abusos que cometen a diario diferentes entidades en contra de los ciudadanos.

Triste la falta absoluta de reacción de la Policía en todo sentido. En la calle, a diario vemos peatones que atraviesan avenidas cuando no les corresponde, conductores de buses y busetas de transporte público pasando por encima de los separadores, irrespetando los semáforos y los pasos peatonales, los taxis y carros particulares violan todo tipo de normas, y no aparece la autoridad para corregir.

Ojalá que todo lo que están prometiendo en este momento no se quede solo en promesas; que pronto veamos cumplir reglas y que en nuestra ciudad reinen el civismo y el respeto. Y que la única que muera sea la corrupción.

Claudia Viviana Ruiz Cárdenas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.