HELIOS FERNNDEZ A VUELO DE LA COMETA

HELIOS FERNNDEZ A VUELO DE LA COMETA

A Helios Fernández le sorprende que los españoles tengan en tan bajo concepto a la telenovela, que el género les parezca deleznable y que amen los programas de chismes del corazón. No entiende que el madrileño aeropuerto de Barajassea el eje central de historias de amantes abandonadas hace años que hacen hoy su agosto contando sus apasionamientos con algún famoso venido a menos.

03 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

A Helios Fernández le sorprende que los españoles tengan en tan bajo concepto a la telenovela, que el género les parezca deleznable y que amen los programas de chismes del corazón. No entiende que el "madrileño aeropuerto de Barajassea el eje central de historias de amantes abandonadas hace años que hacen hoy su agosto contando sus apasionamientos con algún famoso venido a menos.

"Pero esa es mi opinión", dice Fernández, nacido en España. A Colombia llegó en 1955, procedente de su natal Barcelona. Tenía 14 años y las eses y zetas marcadas que el tiempo, el pandebono y el chontaduro borraron para dejarle paso al vos del Valle.

Sin embargo, no olvida su tierra natal y allá estuvo dos años y medio, visitando al resto de familia que tiene allá, así como a su hija, que estudia música, y también viendo televisión.

A su regreso a Colombia, en diciembre pasado, el pas lo recibió con trabajo, "que gracias a Dios nunca me ha faltado". Y desde hace tres semanas está al aire en El vuelo de la cometa, donde representa a Abraham, un abuelo que ya debería estar dedicado a pasar sus últimos días tranquilo, pero debe volver a ser padre de sus nietos debido al asesinato del padre de estos.

"Allí se muestran las dificultades de una familia de clase media a la que le secuestran y asesinan el padre, y tiene que reconstruirse.

Algo que esta en nuestra historia reciente y que en los noticieros solo vemos como un hecho y un nombre. En El vuelo de la cometa se le da cuerpo a esa historia" dice.

Helios Fernández es un hombre de actuación. Durante 35 años perteneció al Teatro Experimental de Cali (TEC), donde trabajó al lado de su fundador y director, Enrique Buenaventura.

Y en la televisión no es de los más veteranos. De 60 años, hace solo 14 llegó al medio. El confesor, una serie dirigida por Pepe Sánchez, fue su primera aparición."Nunca he tenido nada en contra de la TV. Estaba bien en lo que hacía y no me interesaba mucho. Sin embargo, terminé entrando y no me quejo".

Los pecados de Inés de Hinojosa, Garzas al amanecer y La casa de las dos palmas han sido algunas de las producciones en las que ha participado. Y también en muchas telenovelas. La más reciente, Amantes del desierto, donde representó al sacerdote del penal donde el protagonista estaba preso.

Cine, cuenta, tampoco ha hecho mucho, pero acaba de terminar un personaje en la versión de Rosario Tijeras. Es un hombre que pasa buena parte de sus noches en la sala de urgencias del hospital al que llevan herida a la heroína. "Es su forma de no aceptar la muerte de su hijo, abaleado dos años antes y fallecido all".

Abraham, su personaje de El vuelo de la cometa, no lo tiene en el horario estelar, pero sí contando una historia. "El melodrama es un gran género y aquí se hace muy bien. En España, en este apartado, vi cosas terribles, aunque cuando ellos quieren poner una obra por lo alto nadie les gana. Dos o tres series excelentes encontré y goc como televidente, un plan que me gusta".

FOTO:.

EN LA CINTA `Rosario Tijeras`, el actor Helios Fernndez respresenta un padre atormentado por la muerte de su hijo.

Archivo Particular

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.