EL DÍA DEL PIBE FUE DE 30 HORAS

EL DÍA DEL PIBE FUE DE 30 HORAS

El domingo, después del partido de su despedida, Carlos el Pibe Valderrama se detuvo por unos minutos al salir del camerino, por mi madre juró que cuando vi ese estadio así de lleno, las piernas me temblaron .

03 de febrero 2004 , 12:00 a.m.

El domingo, después del partido de su despedida, Carlos el Pibe Valderrama se detuvo por unos minutos al salir del camerino, "por mi madre juró que cuando vi ese estadio así de lleno, las piernas me temblaron".

Estaba eufórico. Al fondo, se veía la calle de honor que centenares de fanáticos mantenía esperando su paso, sin importarles que había pasado más de una hora después del pitazo final del partido.

" Carlos Vives se rebusca, ah? Casi mete un golazo... Edgar Rentería estaba ahí, pero no quiso jugar... No tengo con que pagarle a esta gente que me acompañó. Simplemente le digo gracias...", comentó emocionado.

El Pibe no quiso hablar de su futuro en el fútbol. Quería disfrutar. "Ya habrá tiempo para eso. Quiero aprovechar el hoy: todavía faltan seis horas para que se acabe el día".

La celebración, que terminó con una cena de gala, se alargó hasta las seis de la mañana del ayer. La fiesta de su despedida, fue para Carlos Valderrama de 30 horas.

Valderrama se cambió la camiseta amarilla de la Selección por un vestido negro y así atendió a los aproximadamente 350 invitados, que abrieron la comida con un brindis con champaña. Los cantantes Juan Piña, Checo Acosta y la agrupación vallenata de Pepito Gutiérrez animaron la fiesta.

En una mesa estaban los extranjeros, integrantes del equipo Amigos del Mundo, menos el argentino Diego Maradona, que no se sabe porqué no asistió y que regresó a Cuba ayer en la tarde; los jugadores colombianos, casi todos con sus esposas; los jugadores del partido preliminar entre Figuras Samarias y Figuras Barranquilleras; parientes, directivos y sus amigos de infancia del barrio Pescaito.

Con todos posó para la foto. Todos lo aplaudieron. Todos le estrecharon la mano. Todos le dieron un abrazo. Con todos cruzó palabras. "Este día nunca se me olvidará", le dijo al beisbolista Rentería.

A las 4 de la mañana, el mexicano Jorge Campos y el paraguayo José Luis Chilavert conversaban animadamente a las afueras del salón. Una hora más tarde, en una mesa, Iván Valenciano, Luis Grau y Tino Asprilla recordaban anécdotas.

A las primeras horas de ayer se terminó la despedida del Pibe . Un día de 30 horas que nunca olvidará...

Por su parte, La Federación Colombiana de Fútbol le impondrá la Orden al Mérito Deportivo, en su más alto rango, al ex futbolista Carlos.

El Comité Ejecutivo de la Federación informó que esta orden se impondrá "en consideración a los servicios prestados al fútbol en general y particularmente a su brillante participación en la selección, etapa en la cual Colombia consiguió sus más importantes logros guiada por su juego y, sobre todo, extraordinaria calidad humana".

FOTO/Carlos Capella EL TIEMPO.

Carlos Valderrama confesó que le temblaron las piernas al ver el estadio lleno.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.