UN DOMINGO LLENO DE NOSTALGIA

UN DOMINGO LLENO DE NOSTALGIA

Lágrimas, abrazos, aplausos, condolencias, flores y luto, inundaron ayer las parroquias del Colegio Agustiniano en Suba y Pontevedra, donde se celebraron multitudinarias misas en homenaje a los 21 niños que murieron en el accidente del miércoles pasado.

03 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Lágrimas, abrazos, aplausos, condolencias, flores y luto, inundaron ayer las parroquias del Colegio Agustiniano en Suba y Pontevedra, donde se celebraron multitudinarias misas en homenaje a los 21 niños que murieron en el accidente del miércoles pasado.

Nunca antes, ni siquiera en Semana Santa, los dos templos habían albergado tanta gente, que sin reparar en diferencias sociales aprovechó la eucaristía dominical para rendir homenaje póstumo a los víctimas del bus escolar.

En Suba, la iglesia de la Inmaculada Concepción, anexa a la sede del Agustiniano que funciona desde hace más de 50 años en pleno centro de la localidad, no pudo recibir a todos los asistentes a la misa de las 10 a.m. que querían solidarizarse con los padres y familiares de los colegiales.

Muchos tuvieron que conformarse con oír la homilía desde el parque principal o en el atrio de la iglesia, en el que sobresalían las flores y el color negro que vestían los fieles en señal de duelo por la tragedia que ha conmovido a todo el país.

La ceremonia de una hora y media, en la que estuvieron presentes cerca de 10 familias de los menores que murieron en la avenida Suba con calle 138, fue presidida por Monseñor Héctor Gutiérrez Pabón, obispo de Engativá, a quien le ayudó a concelebrar el padre Juan José Gómez, rector del Agustiniano Norte.

"Esta eucaristía es por los angelitos, padres y familiares y por el rector para que siga cuidando como pastor a este rebaño de más de 2.800 alumnos", dijo el prelado, lo que arrancó un espontáneo aplauso de los feligreses.

Ovejitas inocentes.

En la parroquia de la sede norte de los agustinos, no fue menos multitudinaria y conmovedora la tradicional misa de las 12 del día. El día del Buen Pastor, que celebró ayer la Iglesia Católica, enmarcó el sermón para homenajear a Juan Pablo Moreno, de 8 años, y sus compañeritos, muertos en el bus de la ruta 12 que fue aplastado la máquina recicladora de asfalto.

"Se fueron estas ovejitas puras, transparentes e inocentes. Ellos ya están en el cielo y desde allí nos van a dar la fortaleza para sobrellevar este dolor tan inmenso", dijo el sacerdote que ofició la misa.

Cinco días después de la tragedia, cirios, coronas, fotografías y mensajes pegados a las paredes, adornan el templo y los muros del colegio, que hoy reabrirá, en medio del dolor y la tristeza, sus salones para acoger a sus más de 2 mil alumnos.

"Mañana es el día más tenaz porque no voy a ver a mis amigos del grupo de sistemas que murieron", le dijo a la salida de la misa a su padre un niño de 10 años, que presiente que a partir de hoy su colegio ya no será el mismo de antes.

Durante todo el domingo, el sitio de la tragedia, en los Altos de Suba, se convirtió en un lugar de peregrinación de espontáneos que llegaron allí para colocar flores, dejar mensajes u orar por la memoria de los 21 niños y el adulto que murieron el miércoles 28 de abril.

FOTO/Claudia Rubio EL TIEMPO.

1- Cruces, flores, mensajes, dibujos y hasta imágenes de la Virgen han sido colocados por niños, adultos y familiares de las víctimas en el sitio del trágico accidente.

2- En la parroquia de Suba, a la que pertenecen la mayoría de las familias de las escolares muertos, se celebró una multitudinaria misa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.