SIGUE PELEA POR ACUEDUCTO DE MONTECARLO

SIGUE PELEA POR ACUEDUCTO DE MONTECARLO

Una decisión de la Superintendencia de Servios Públicos Domiciliarios y la administración municipal le entregó recientemente a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) la prestación del servicio de acueducto de la Empresa de Servicios Públicos de Oriente (ESPO).

03 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Una decisión de la Superintendencia de Servios Públicos Domiciliarios y la administración municipal le entregó recientemente a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) la prestación del servicio de acueducto de la Empresa de Servicios Públicos de Oriente (ESPO).

La decisión está amparada en el artículo 61 de la ley 142 ordena a los municipios garantizar la prestación del servicio con calidad.

Acogiéndose a esta norma, el pasado 31 de diciembre se firmó un contrato por un año de prestación de servicios con la EAAV, en el cual la empresa asume la administración, operación y mantenimiento y se compromete a prestar el servicio con la continuidad y calidad que permitan las condiciones técnicas de los activos que recibe. Así mismo, se estableció el compromiso de optimizar la prestación del servicio.

Según el Gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado, Fernando Rojas, desde el 2 de enero la empresa entró a administrar y los primeros cobros comenzaran a llegar en el mes de febrero. El funcionario dijo que la empresa también se encargará del cobro de la cartera morosa que asciende a los 1300 millones.

Sobre las diferencias jurídicas entre Espo y Ceaimba el gerente no quiso entrar en detalles y aseguró que lo único importante es que se le dé al usuario la continuidad en la prestación del servicio.

Por su parte, José Ignacio Rojas, abogado de Espo, anunció que las nuevas tarifas estarán regidas por la EAAV y se pondrán los medidores en los 34 barrios del sector para unos 4.200 usuarios.

El abogado de Espo comentó que cuando la empresa entró en liquidación el 11 de marzo de 2002 el municipio no tomó de inmediato la decisión de que la EAAV entrara a administrar el acueducto como era de esperase y solo lo hizo hasta diciembre del año pasado. Fueron dos años de incertidumbres y conflictos con Ceaimba que también cobraba por este servicio pues consideran que el acueducto le pertenece a la comunidad, esto ahondó la crisis financiera de la empresa ya que los usuarios no sabían a quién pagarle las facturas , dijo.

Por otro lado el Comité Empresarial del Acueducto Integral de Montecarlo Bajo (Ceaimba), en cabeza de su administrador Carlos Vega, demandaron el contrato suscrito por ESPO y la EAAV. Los representantes de Ceaimba aseguran que no están dispuestos a pagar el nuevo recibo de la Empresa de Acueducto de Villavicencio porque consideran que el acueducto de Montecarlo pertenece a la comunidad.

El juzgado Cuarto Civil así lo sentenció y la Corte Suprema ratifico el falló del juzgado, así que la Superintendencia de Servicios Públicos este pasando por encima de la ley con esta decisión , aseguró Vega.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.