LA HORA DE PREVENIR LOS ACCIDENTES:

LA HORA DE PREVENIR LOS ACCIDENTES:

Señor Director:

04 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Señor Director:.

Es de esperar que las medidas que se tomen en relación con el tráfico pesado se apliquen también para las tractomulas, camiones cargados de toda clase de materiales, con los que diariamente tenemos que sortear la vía los que dormimos en los municipios cercanos a Bogotá. Desafortunadamente estos muertos, heridos y discapacitados pasan a ser solo parte de las estadísticas de accidentes de tránsito.

El último ocurrió el 23 de abril, frente a mi casa, en el kilómetro 10, vía a La Calera. Uno de estos armatostes arrolló a un jeep que transitaba en sentido contrario y dejó en el sitio a una señora muerta. Otro murió en el hospital a las pocas horas y los otros dos ocupantes continúan muy graves. El conductor dijo que se quedó sin dirección y algunos testigos dicen que estaba borracho. Mientras tanto, la policía en el retén del peaje hace su agosto a costa de los despistados conductores de vehículos particulares que dejan vencer cualquiera de los tantos certificados, seguros, etc. Por favor, que alguien se acuerde de nosotros.

Nelly Sánchez.

La Calera.

* * * * Señor Director:.

El problema es que nos quejamos después de que ocurren las tragedias, pero no se hace nada para prevenirlas. Hace unos días pasé por la calle 116 con avenida 19 y unos muchachos de esos que trabajan en los semáforos para poderse ganar la vida de alguna forma, estaban haciendo malabarismos con unos machetes, sobre la cebra. No es esto muy peligroso para los peatones que pasan por esta zona y para ellos mismos? Qué pasará el día en que uno de estos jóvenes haga mal su truco y deje caer uno de estos elementos sobre un carro? No es prohibido cargar armas blancas? Estas personas hacen esto para subsistir, pues el desempleo es alto, pero las autoridades deben evitar más tragedias en esta ciudad.

Leonardo Casasbuenas S.

Bogotá.

* * * * Señor Director:.

El profundo dolor que embarga a Colombia por la desgracia que ocasionó la muerte de niños escolares en Bogotá pudo evitarse, como también podrán evitarse las futuras muertes ocasionadas por caída de vehículos con contenedores en las calles de las ciudades y carreteras colombianas. En Cartagena da pánico quedar cerca de un contenedor durante su transporte. Ya hubo desgracias, pero las autoridades nacionales necesitan unas más notables para tomar medidas drásticas.

Jaime Serrano Gómez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.