LAS ESTRELLAS HAN DEJADO DE SER UNA SEÑAL DE LA CALIDAD HOTELERA

LAS ESTRELLAS HAN DEJADO DE SER UNA SEÑAL DE LA CALIDAD HOTELERA

Actualmente, se ha perdido la uniformidad en la asignación de calificaciones, por lo que muchos viajeros se quejan de que los rating de muchos hoteles no cumplen con los lujos que prometen.

02 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Actualmente, se ha perdido la uniformidad en la asignación de calificaciones, por lo que muchos viajeros se quejan de que los rating de muchos hoteles no cumplen con los lujos que prometen.

Por ejemplo, hay una amplia divergencia en la forma en que los llamados ratings son asignados en Estados Unidos. Mobil y AAA, los más prestigiosos en ese país, emplean inspectores profesionales que visitan y prueban los establecimientos anónimamente. En contraste, las páginas Web de viajes más usadas de ese país, como Hotels.com, Priceline y Hotwire, le dejan el trabajo de clasificación a sus agentes de ventas, y en ocasiones a los propios hoteles.

Por ejemplo, Priceline, sitio de subastas de boletos de avión y habitaciones de hotel, recibe una lista de servicios, como batas de baño, piscinas y servicio a cuartos, y luego propone una calificación con base en eso. Los sitios de viajes más populares en E.U., incluyendo Expedia, Hotels.com y Travelocity, usan sus propios sistemas de ratings para guiar a sus clientes.

Los ratings se han vuelto obsoletos, dice Alvaro Diago, presidente de la británica InterContinental Hotels Group PLC para América Latina, porque en muchas partes de Latinoamérica los estándares exigidos por los gobiernos o los organismos turísticos locales han sido superados por lo que ofrecen los hoteles de las grandes cadenas.

Por ejemplo, dice, aunque muchos estándares de clasificación no se fijan en los sistemas de seguridad contra incendios, InterContinental equipa sus hoteles con aspersores porque "es algo que el cliente toma mucho en cuenta".

"Esas son las cosas que en el sistema de clasificación hotelera de ciertos países posiblemente no se han actualizado", aclara.

Aunque antes los ratings determinaban la calidad de un hotel y eran fuentes de presión para mantener ese nivel, en la actualidad "el que rige el estándar de un hotel es el cliente", dice Diago. El cliente "ha venido forzando a las corporaciones hoteleras a ir modificando los estándares de sus hoteles para ir acomodando lo que ellos exigen", dice.

InterContinental tiene 46 hoteles de seis marcas distintas en 16 países de Latinoamérica, siendo la más costosa y lujosa la marca InterContinental, seguida por Crowne Plaza y Holiday Inn.

Para los hoteles pequeños en países como México, las calificaciones también son cosa del pasado. Cuando Moisés Micha inauguró su Hotel Habita en la exclusiva zona de Polanco, en la Ciudad de México, no se preocupó por darle un rating a su hotel.

"La parte de las estrellas, que era lo más común, ha quedado muy en el pasado, porque se volvió algo muy subjetivo", dice Micha. Su hotel, que es de los llamados "boutique", tiene 36 habitaciones y suites de lujo con precios desde US$195 hasta US$315 por noche. Para confirmar la calidad de su establecimiento, Micha optó por afiliarse a The Leading Small Hotels of the World, división de la prestigiosa asociación The Leading Hotels of the World, Ltd. que, aunque no concede una calificación a sus miembros, ofrece un sello de calidad tras una "exhaustiva inspección" que "da cierta garantía o prestigio a tu propiedad", dice Micha. El grupo de Micha tiene otro hotel de 15 habitaciones en Playa del Carmen, cerca de Cancún, y planea abrir tres hoteles boutique más en México en los próximos dos años.

En Europa, muchos países tienen ratings regulados por el gobierno. (Francia usa de cero a cuatro estrellas, por ejemplo). Las calificaciones de los hoteles en Europa tienden a estar basadas en los servicios, en lugar de la calidad. Por eso, un hotel puede recibir una calificación alta por ofrecer baños privados, aunque el rating no reflejaría si el baño está sucio.

Además, la calificación de los hoteles europeos con frecuencia está ligada a los impuestos, por lo que los hoteles de menor rating pagan menos impuestos. Como resultado, algunos hoteles suelen buscar una calificación más baja de la que merecen.

***.

Cómo se califican en E.U.

Mobil.

Inspectores profesionales visitan por sorpresa los hoteles y los califican en función de miles de criterios.

AAA.

Sesenta y cinco inspectores hacen visitas anunciadas y no anunciadas en los hoteles (Usa diamantes en vez de estrellas).

Priceline.

Los ratings se basan en listas de servicios de los hoteles y recomendaciones de los vendedores de Priceline.

Expedia.

Sus empleados hablan con los gerentes de los hoteles. No hacen visitas.

Hotwire.

Los empleados de ventas califican los hoteles en función de sus visitas.

Hotels.com.

Empleados del equipo de ventas visitan los principales hoteles. Algunas veces los hoteles se califican a sí mismos.

Travelocity.

Usa el sistema de AAA y opiniones de sus clientes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.