RETOMA DE MIRAFLORES

RETOMA DE MIRAFLORES

Después de cinco años y medio de la toma guerrillera a la base antinarcóticos de Miraflores (Guaviare), el Ejército y la Policía retornaron al casco urbano de la población, donde el frente 1de las Farc, también conocido como Armando Ríos ejercía hasta hace poco total control.

04 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Después de cinco años y medio de la toma guerrillera a la base antinarcóticos de Miraflores (Guaviare), el Ejército y la Policía retornaron al casco urbano de la población, donde el frente 1de las Farc, también conocido como Armando Ríos ejercía hasta hace poco total control.

Seiscientos hombres de las Fuerzas Especiales del Ejército y el Comando Jungla de la Policía, desembarcaron en paracaídas la madrugada del sábado anterior. En medio de la operación fueron capturados siete presuntos guerrilleros y encontraron más de 40 vehículos robados, armas, explosivos y droga.

Ayer, el ministro de Defensa, Jorge Alberto Uribe, y la cúpula militar visitaron la población e instalaron el puesto de Policía que contará con 382 uniformados. Tres veces más el número que cuidaba la base el 3 de agosto de 1998, cuando 1.100 guerrilleros del Bloque Oriental, se la tomaron a sangre y fuego.

El regreso hace parte del plan de retorno de la Policía a todas las cabeceras públicas del país, para cubrir los 160 municipios que hace un año y medio carecían de su presencia.

En la cabecera del aeropuerto de Miraflores, los uniformados encontraron la casa de recaudo de impuestos de la región Armando Ríosi , donde, según el testimonio de habitantes, se debía pagar un tributo a las Farc por derecho a vivienda, comercio y entrada al pueblo.

Algunos pobladores denunciaron que la guerrilla ejercía total control sobre las aerolíneas que entraban al pueblo. Cada persona estaba carnetizada y a cambio tenía que entregar la cédula. Cuando se salía de Miraflores, la devolvían , señaló uno de los habitantes.

La guerrilla también se reservaba el derecho de admisión, y quien no obtuviera su permiso, tenía que devolverse en el mismo vuelo en el que había llegado.

En su discurso de recibimiento, el párroco José Gilberto Cadavid señaló que no se podía ocultar que todos los habitantes, inclusive él: De alguna manera vivimos del negocio ilícito de la coca , pero resaltó que no todos son guerrilleros ni delincuentes, por lo que pidió respeto a la fuerza pública.

Lo más insólito fue encontrar una casa de cambio de dólares y euros. En medio de la pobreza del pueblo, construcciones con puertas en vidrio y madera fina, albergan lujosas discotecas y almacenes.

El director de Antinarcóticos de la Policía, general Luis Alberto Gómez Heredia, señaló que las Farc comercializaban todos los días en las calles de Miraflores, hoja de coca, pasta de coca y cocaína pura, sin que se pueda calcular aún los montos por cada transacción.

Por ahora, la base antinarcóticos funcionara en la casa donde las Farc cobraban el impuesto a los pobladores. Provicionalmente los acompañará un batallón de la Brigada Móvil Número 7.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.