ELVIA, LA PROFESORA DE LOS PRIMEROS GRANADINOS

ELVIA, LA PROFESORA DE LOS PRIMEROS GRANADINOS

Elvia Rojas de Carvajal formó a los primeros 25 estudiantes que tuvo el municipio de Granada. Ella fue la primera maestra del municipio y dictaba sus clases en el corredor que le prestaron en una casa.

04 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Elvia Rojas de Carvajal formó a los primeros 25 estudiantes que tuvo el municipio de Granada. Ella fue la primera maestra del municipio y dictaba sus clases en el corredor que le prestaron en una casa.

Granada en aquella época se llamaba Boquemonte, y ella venía del sector de Uribe donde nació, creció y también trabajó como docente luego de formarse académicamente. Alguna vez de la intendencia del Meta le propusieron ser maestra en lo que hoy es Granada y ella aceptó. Era el año de 1947 y ella tenía 17 años de edad.

Eran 25 muchachos de primero y segundo grado que ella dirigía al tiempo. Los padres de familia hicieron el tablero que utilizaba para apoyar sus clases y los niños se sentaban en unas bancas largas y una tabla servía como pupitre.

Claro que el que tenía como hacerle un pupitre a su muchacho pues se lo hacía, pero la mayoría utilizaba las tablas y las bancas que había en la escuela , relata la profesora.

Elvia recuerda que estuvieron poco tiempo en esa casa que quedaba a orillas del caño Iriqué y se trasladaron a otra porque el dueño se molestaba por el ruido que hacían los estudiantes.

Ella vivió en la escuela o las escuelas, durante los meses que estuvo allí porque luego fue trasladada. Sin embargo, recuerda que para ir de Boquemonte a San Martín se iba a caballo en un viaje que duraba un poco más de dos horas.

Cuando empezó la explotación de la madera, entraban camiones y otros carros, pero para ir a Villavicencio el carro se cogía en San Martín , dice Elvia y recuerda que tomando el sendero que entonces estaba habilitado para ir de Boquemonte a San Martín, se llegaba no al casco urbano de ésta última localidad sino al sitio en donde hoy queda la granja Iracá.

Elvia dejó en sus hijos el amor por la docencia. Edgar, uno de ellos, es profesor en el colegio Camilo Torres, de Granada. Trabajé 42 años con el magisterio recuerda, antes de despedirse con una sonrisa.

FOTO.

Elvia Rojas de Carvajal .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.