VIOLENCIA SIGUE SIENDO COSTOSA PARA LAS COMPAÑÍAS DE SEGUROS

VIOLENCIA SIGUE SIENDO COSTOSA PARA LAS COMPAÑÍAS DE SEGUROS

Aunque la política de Seguridad Democrática ha reducido los niveles de violencia en el país, las Administradoras de Riesgos Profesionales (ARP), empresas que son propiedad de las compañías de seguros, siguen con elevados costos por el pago de accidentes laborales relacionados con el conflicto interno.

05 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Aunque la política de Seguridad Democrática ha reducido los niveles de violencia en el país, las Administradoras de Riesgos Profesionales (ARP), empresas que son propiedad de las compañías de seguros, siguen con elevados costos por el pago de accidentes laborales relacionados con el conflicto interno.

El año pasado, las ARP, sin incluir la del Seguro Social, pagaron siniestros por 122.679 millones de pesos, de los cuales el 30 por ciento está relacionado con la violencia. Si bien este porcentaje es menor al del 2002, cuando fue de 41, sigue siendo, según William Fadul, presidente de Fasecolda, un nivel muy alto frente a estándares internacionales.

Cifras de Fasecolda indican que el año pasado las ARP tuvieron que responder por 194 muertes relacionadas con violencia y por 6.556 accidentes laborales provocados por la misma causa. Los trabajadores más afectados por este problema son los de vigilancia privada, transporte de pasajeros, administración pública, justicia y fiscalía.

Siniestralidad urbana.

Otro de los frentes del sector asegurador que se ve impactado por el conflicto interno es el de los seguros de transporte. Según Planeación Nacional la piratería terrestre se ha reducido bastante (27,6 por ciento en el primer trimestre de este año), eso ha repercutido en una menor siniestralidad en las carreteras, lo que se reflejó en una reducción de las indemnizaciones, que pasaron de 104.962 millones de pesos en el 2002 a 64.529 millones, es decir, 37,8 por ciento menos.

Fadul aclaró que si bien la Seguridad Democrática ha sido benéfica para la siniestralidad en las vías rurales no ha servido para contener la piratería urbana, que sigue mostrando cifras altas. Así mismo, el mayor uso de las carreteras ha tenido un impacto sobre los accidentes vehiculares, pues antes como la gente no salía no se producían tantos choques, pero ahora la accidentalidad ha aumentado.

Los siniestros pagados por seguros de vehículos aumentaron 2,9 por ciento el año pasado, llegando a 515.200 millones de pesos. En la decimotercera Convención Internacional de Seguros, organizada por Fasecolda, se tratará de buscar soluciones para menguar el impacto de la violencia en esta industria. Así mismo, se insistirá en la urgencia de crear un fondo para respaldar las pólizas contra terrorismo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.