LOS CAMPEONES DE LA PENA DE MUERTE

LOS CAMPEONES DE LA PENA DE MUERTE

Asia ejecutó más personas en el 2003 que todo el resto del mundo, lamenta Amnistía Internacional en su informe anual publicado ayer en Londres. VER GRAFICO Pena de muerte.

27 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Asia ejecutó más personas en el 2003 que todo el resto del mundo, lamenta Amnistía Internacional en su informe anual publicado ayer en Londres.

VER GRAFICO Pena de muerte.

El informe acusa igualmente a la guerra contra el terrorismo de ser el pretexto para la opresión de cientos de personas en el continente.

Singapur, donde la tasa de penas capitales por habitante es la más alta del mundo desde 1994, ejecutó a más de 400 personas desde 1991.

China admite 1.639 condenas a muerte y 726 ejecuciones pero estas cifras podrían esconder una realidad mucho más inquietante, según la organización británica de defensa de los derechos humanos.

En Vietnam, 103 personas fueron condenadas a muerte en el 2003, según cifras oficiales. Informaciones de prensa hablan de 64 ejecuciones, a menudo públicas, pero también en este caso la realidad podría ser más importante.

Amnistía subraya el caso de Japón, donde los condenados a muerte sólo son informados poco antes del momento de su ejecución, a veces sólo unas horas, colocándolos en una tensión mental difícilmente soportable.

Pakistán tiene 5.700 condenados en espera de ser ejecutados. India recientemente reservó la pena de muerte a los casos "más escasos" pero de todos modos pronunció 33 condenas a muerte en el 2003.

Malasia "sólo" ejecutó a siete personas ese año pero Amnistía critica las condenas a golpes de bastón, una sanción tan cruel como inhumana, según la organización.

En Nepal, la justicia no ordenó ninguna pena capital el año pasado, lo que no impide numerosas ejecuciones arbitrarias llevadas a cabo en su mayoría por los rebeldes maoístas que luchan desde 1996 por abolir la monarquía.

La situación de los derechos humanos no mejoró en Asia, lamenta Amnistía, que denuncia principalmente al continente por aprovechar la guerra contra el terrorismo para violar los derechos de la población.

"Cientos de personas sospechosas de terrorismo fueron condenadas en virtud de agujeros negros jurídicos mientras que las autoridades ignoran las leyes nacionales e internacionales", subraya el informe que cita en particular a China, India, Malasia, Pakistán y Tailandia.

En este último país, Amnistía destaca la campaña antidroga que oficialmente causó 2.245 muertos el año pasado y señala que, pese a la creación de dos comisiones gubernamentales encargadas de recibir las denuncias, "todavía no se han lanzado investigaciones eficaces".

En Pakistán, más de 500 personas fueron detenidas o entregadas a los estadounidenses, subraya Amnistía, que cita el caso de dos niños de 7 y 9 años de edad que fueron supuestamente detenidos en el 2002 para forzar a su padre a rendirse. Los dos niños habrían sido trasladados en marzo a Estados Unidos, lo que tanto Washington como Islamabad desmienten.

Amnistía achaca así mismo al refuerzo de las medidas de seguridad el regreso de un conflicto casi olvidado en Laos, las tensiones en las islas Salomón y la reaparición de la violencia en la provincia indonesia de Aceh, donde la organización señala métodos "cada vez más represivos".

Mientras tanto, en Japón siguen circulando informaciones sobre detenidos torturados o golpeados.

Asia es el único continente que no posee un sistema regional de defensa de los derechos humanos y los gobiernos son poco proclives a ratificar las medidas básicas adoptadas en este ámbito por la comunidad internacional, señala el informe de Amnistía.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.