EL DESARROLLO DE NUESTRA ANIMALIDAD

EL DESARROLLO DE NUESTRA ANIMALIDAD

El presidente del Consejo de Estado, Dr. Alejandro Ordóñez, ha publicado un libro que, con singular acierto ha llamado El Desarrollo de la Animalidad . La pasada semana en reportaje concedido al nuevo y muy buen radio noticiero La Hora de la Verdad el autor con claridad y sencillez explicó el contenido de su obra y su finalidad. Ha querido comunicar al país sus justificadas preocupaciones por la terca insistencia de la Corte Constitucional, que actúa además como Corte Legislativa y Ejecutiva, en proferir fallos de tutelas y sobre inconstitucionalidad de algunas normas que con el pretexto de obtener el desarrollo de la personalidad, lo que están haciendo es conduciendo a la sociedad al desarrollo de la animalidad.

27 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El presidente del Consejo de Estado, Dr. Alejandro Ordóñez, ha publicado un libro que, con singular acierto ha llamado "El Desarrollo de la Animalidad". La pasada semana en reportaje concedido al nuevo y muy buen radio noticiero "La Hora de la Verdad" el autor con claridad y sencillez explicó el contenido de su obra y su finalidad. Ha querido comunicar al país sus justificadas preocupaciones por la terca insistencia de la Corte Constitucional, que actúa además como Corte Legislativa y Ejecutiva, en proferir fallos de tutelas y sobre inconstitucionalidad de algunas normas que con el pretexto de obtener el desarrollo de la personalidad, lo que están haciendo es conduciendo a la sociedad al desarrollo de la animalidad.

Desde 1991, cuando la Constituyente cometió el tremendo error histórico de crear la Corte Constitucional, cambiando así el control de la Carta que ante ejercía una sala de la Corte Suprema de Justicia, hemos coleccionado una aterradora dosis de sentencias de todo orden, fuente de inseguridad jurídica. Hay sentencias que ordenan que la inconstitucionalidad de una norma empiece sólo meses después de expedida, y otras son retroactivas mientras otras tienen vigencia a partir de la fecha en que quedan en firme.

Fallos. Que como lo dice el doctor Ordóñez Maldonado, que sobre el "libre desarrollo de la personalidad "ha proferido la Corte Constitucional Colombiana..." que al pretender fundar el derecho en el libertinaje se termina envileciendo la persona, equívoco este que ha permeado todo el derecho constitucional contemporáneo tanto que podemos afirmar sin temor a equivocarnos que se ha convertido en un "dogma democrático". Fallos como el que obliga a permitir la llamada "dosis personal" de consumo de alucinógenos (marihuana), los que han pretendido que se reconozca la homosexualidad como "elemento esencial de la naturaleza humana y de su psique" y recientemente la que prohija y casi estimula actividades sexuales de todo género en los cuarteles de las fuerzas armadas de Colombia, con el mismo pretexto, son las que han dado lugar al estudio del magistrado Ordóñez que celebramos miles de colombianos que desde tiempo atrás estamos angustiados por estas absurdas interpretaciones legales. Hacía falta que una alta autoridad jurídica hiciera una crítica juiciosa a los fallos de unos magistrados que nos quieren llevar a la animalidad. Volveremos sobre el tema. Se ha abierto el debate.

La suerte de Ecopetrol.

Cuando estas líneas escribo aún no se ha definido la suerte de uno de los más importantes patrimonios de los colombianos: Ecopetrol. Admiro y respaldo la firmeza de Junta Directiva y del Gerente. Han aguantado amenazadoras presiones para que reintegren a quienes, habiendo violado claramente la ley, fueron despedidos. En los últimos días empezaron a divulgarse rumores en el sentido de que, merced a la intervención de terceros conciliadores, la huelga injustamente declarada se terminaría. La deplorable solución sería una pantomima de sanciones menores a los destituidos, como, tal vez dejar de recibir la enorme ración de carne pactada hace años en alguna convención. A los más destacados líderes se les premiará con una jugosa pensión anticipada y quedarían como campeones de la "lucha sindical." Poco borrón y ninguna cuenta nueva.

Sigo cruzando los dedos para Ecopetrol vuelva al control de los colombianos. Suficiente tenemos con la promesa del Gobierno en el sentido de que las pensiones preferenciales subsistirán para los actuales trabajadores y las modificaciones que las harían similares a las de los demás trabajadores de empresas del Estado se aplicarían para quienes ingresen en el futuro. Este pulso entre las partes debe terminar pronto y felizmente para quienes defienden el imperio de la ley.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.