CUBA APLASTARÁ LA MENTIRA

CUBA APLASTARÁ LA MENTIRA

Cuba respaldó ayer la labor de sus diplomáticos expulsados de México, rechazó cualquier violación de las leyes o la soberanía de ese país y advirtió que la falacia será aplastada con argumentos .

05 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Cuba respaldó ayer la labor de sus diplomáticos expulsados de México, rechazó cualquier violación de las leyes o la soberanía de ese país y advirtió que la falacia será aplastada con argumentos .

Con estas palabras el canciller cubano, Felipe Pérez Roque, le brindó la bienvenida al embajador en México, Jorge Bolaños.

Bolaños, expulsado por el gobierno mexicano, fue recibido ayer en el aeropuerto de La Habana por la jerarquía en pleno del Ministerio de Relaciones Exteriores y altos cargos del Partido Comunista de Cuba.

México decidió el domingo retirar a su embajadora en Cuba y expulsar al representante cubano abriendo la mayor crisis diplomática bilateral de la historia, en protesta por lo que consideró injerencias de Cuba en asuntos internos del país .

El canciller cubano rechazó las acusaciones de México e insistió en que Bolaños y su equipo trabajaron en aquel país con pleno respeto a la normas que rigen la conducta diplomática, con pleno respeto a las leyes mexicanas y con pleno respeto a la soberanía de ese pueblo hermano. Los recibimos con la certeza de que su labor en México en todo momento estuvo dirigida a trabajar en favor de las relaciones entre ambos pueblos , añadió el ministro.

A lo que el presidente mexicano, Vicente Fox, respondió: México actúa con absoluta independencia. Defendemos la soberanía y la dignidad de México en cualquier foro, en cualquier lugar del mundo .

Por su parte, Jorge Bolaños aseguró que llegó a Cuba contento, no afligido ni derrotado sino con la frente muy alta .

El diplomático cubano, que tiene rango de viceministro, denunció la existencia de una estrategia con relación a Cuba y pidió al pueblo mexicano que se mantenga en alerta para preservar las históricas relaciones entre ambos países.

La crisis diplomática estalló el domingo, un día después de que el presidente cubano, Fidel Castro, criticó la política exterior mexicana durante su discurso del Primero de Mayo.

Sin embargo, a la vista del intercambio de acusaciones entre La Habana y México, el factor decisivo fueron las repercusiones que tuvo la deportación desde Cuba la semana pasada del empresario mexicano Carlos Ahumada, acusado de fraude y corrupción, y las actividades de dos presuntos agentes cubanos en el país.

El caso Ahumada ha enfrentado al conservador gobierno federal con las autoridades de la Ciudad de México, gobernada por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En medio de la crisis, La Habana ha deportado a otros dos ciudadanos mexicanos detenidos en Cuba y supuestamente vinculados con el caso Ahumada.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.