LA MAYOR VERGUENZA DE ESPAÑA

LA MAYOR VERGUENZA DE ESPAÑA

Entró de madrugada al apartamento donde vivían su ex mujer y dos de sus hijos. Roció el lugar con gasolina y le prendió fuego. Ni la madre (una dominicana de 36 años) ni los dos niños (Keith, de 8 años, y María del Carmen, de 5), pudieron hacer nada, pues el autor de esta atrocidad bloqueó la puerta principal desde el exterior para asegurarse de que morirían. (VER GRAFICOS: LAS CIFRAS DEL FEMICIDIO EN ESPAÑA)

05 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Entró de madrugada al apartamento donde vivían su ex mujer y dos de sus hijos. Roció el lugar con gasolina y le prendió fuego. Ni la madre (una dominicana de 36 años) ni los dos niños (Keith, de 8 años, y María del Carmen, de 5), pudieron hacer nada, pues el autor de esta atrocidad bloqueó la puerta principal desde el exterior para asegurarse de que morirían.

(VER GRAFICOS: LAS CIFRAS DEL FEMICIDIO EN ESPAÑA).

El caso ocurrió el viernes pasado en la localidad de Alzira, un suburbio de Valencia, y aunque conmocionó a la sociedad española por su salvajismo, sólo ha venido a subrayar la magnitud de un drama social que el nuevo presidente del gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, calificó el día de su discurso de investidura como la mayor verguenza de España .

Cuestión de machismo.

Durante el 2003, cada cinco días una mujer fue asesinada por su pareja o ex pareja sentimental. Y hubo un promedio de 136 denuncias diarias por malos tratos: el doble que en el 2001 (ver gráfico).

Pero Montserrat Comas de Argemir, magistrada y Presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, subraya que la magnitud del problema es mucho mayor con un dato alarmante: el 75 por ciento de las 70 mujeres muertas en el 2003 no había denunciado una situación de maltrato o de amenaza de muerte, y el desenlace fatal se suele producir tras años de esa práctica.

Por eso el estatal Instituto de la Mujer calcula que más de dos millones de españolas sufren -física o psicológicamente- el drama de la violencia doméstica.

Comas de Argemir añade que las víctimas de este delito tardan en promedio, cuatro o cinco años en denunciar y que la mayoría guarda silencio por físico terror; porque dependen económicamente del agresor; porque no saben a quién acudir o porque sencillamente no siempre es fácil denunciar ante las autoridades a alguien con quien se ha tenido una relación sentimental y, en muchos casos, hijos.

Para el 52,6 por ciento de los españoles, según una encuesta del Centro de Estudios Sociológicos (CIS), el problema tiene una clara vinculación con el machismo que todavía impera en España.

Y Angeles Alvarez, portavoz de la Red contra la Violencia de Género, opina: A lo que asistimos es a un reacción virulenta de parte de algunos varones, contra la posibilidad de que las mujeres ganen espacios de derechos y espacios de igualdad .

Alvarez explica que el violento sólo llega al extremo de la destrucción física de su pareja o ex pareja, cuando pierde esa capacidad de sometimiento y control.

Los expertos coinciden en que este no es ni problema exclusivamente español , ni nuevo. De hecho, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, el 70 por ciento de las mujeres asesinadas en el mundo lo son a manos de sus parejas o ex parejas.

En Francia, el caso de la actriz Marie Trintignant, asesinada a golpes en agosto del 2003 por su novio, el cantante de rock Bertrand Cantat, puso al descubierto que un 17 por ciento de las francesas ha sido golpeada por su pareja.

Y en Alemania, según cifras del Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia, en el año 2000 murieron asesinadas por sus parejas o ex parejas el triple de mujeres que en España, cuando la población germana es sólo el doble que la española.

Pero lo que sí está claro, es que en España está subiendo dramáticamente el número de mujeres asesinadas por sus parejas: pues de 46 casos en el 2001, se pasó a 70 en 2003, un aumento del 52 por ciento. En opinión de la magistrada Comas de Argemir esto se debe a que las mujeres de este país están pagando con la muerte su lucha por la libertad , tras años de silencio por razones religiosas, sociales y económicas.

Alarmado con esta situación, el nuevo gobierno de España ha decidido que el primer proyecto de ley que pasará al Congreso será una ley contra la violencia de género que creará juzgados especializados; aumentará los mecanismos de protección física para las agredidas; los apoyos económicos para que puedan independizarse e introducirá la temática de la igualdad de sexos como un área prioritaria en la educación escolar.

Todo para lograr que un futuro no se repitan casos como el de Jenny Irene Lara, la dominicana asesinada en Alzira, y que no solo había denunciado a su agresor ante los tribunales, sino que horas antes de su muerte avisó a la policía que su ex pareja había venido a su puerta para gritarle que la iba a matar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.