EN CINTURA, TRANSPORTE EN BOGOTÁ

EN CINTURA, TRANSPORTE EN BOGOTÁ

Un escuadrón motorizado de 200 policías para vigilar los puntos críticos de la ciudad donde se realizan obras públicas, una drástica regulación del transporte escolar, que va desde la calidad del servicio hasta el tipo de vehículos que lo prestan, y una agresiva campaña educativa de peatones, hacen parte del paquete de medidas que anunciará hoy el alcalde Luis Eduardo Garzón, luego de la tragedia de hace ocho días en la que murieron 21 niños y un adulto en los Altos de Suba.

05 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Un escuadrón motorizado de 200 policías para vigilar los puntos críticos de la ciudad donde se realizan obras públicas, una drástica regulación del transporte escolar, que va desde la calidad del servicio hasta el tipo de vehículos que lo prestan, y una agresiva campaña educativa de peatones, hacen parte del paquete de medidas que anunciará hoy el alcalde Luis Eduardo Garzón, luego de la tragedia de hace ocho días en la que murieron 21 niños y un adulto en los Altos de Suba.

El plan de contingencia es el resultado de una semana de discusiones del Comité de Movilidad, conformado al día siguiente del accidente del bus escolar del Colegio Agustiniano para revisar las normas existentes sobre el manejo del tráfico en las vías intervenidas, la seguridad para la ciudadanía en los corredores de obra y el funcionamiento del transporte escolar.

Garzón aprovechará un acto de reconocimiento que le hará a la fábrica de Vidrios Muran -ubicada al frente el lugar donde la máquina recicladora de asfalto aplastó el bus de la ruta 12- por la ayuda que prestó durante la emergencia que se vivió en la zona; para allí mismo anunciar las medidas de seguridad.

Con ellas se quiere generar una normatividad que tenga en cuenta el acelerado desarrollo de la infraestructura de la ciudad y que se adecue a las nuevas condiciones urbanísticas, según la Administración.

En el plan de emergencia se contempla además la capacitación de 400 policías bachilleres que saldrán a las calles a reforzar la vigilancia y ayudar a los ciudadanos que transitan por los corredores viales donde se construyen grandes obras.

La idea es que la policía cumpla un papel más preventivo que represivo, pero que ejerza una mayor autoridad para frenar las arbitrariedades que se cometen a diario por parte de buses, taxis, flotas y vehículos particulares.

La Secretaría de Tránsito y Transportes (STT) destinará 5 mil millones de pesos para una masiva campaña de señalización que busca garantizar una mayor protección a peatones y conductores en sus movilizaciones por toda la ciudad.

Como complemento, se pondrá en marcha una campaña de cultura ciudadana para promover el respeto a las normas de tránsito a fin de prevenir la accidentalidad, y divulgar el Códigos Nacional de Tránsito y de Policía de Bogotá.

En ese sentido, Garzón anunciará la presentación al Concejo de un proyecto que permita crear un Estatuto de Tránsito solo para ciudad, posibilidad que está contemplada en el decreto ley 1421.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.