EL SÍNDROME DE MUNICH

EL SÍNDROME DE MUNICH

El pasado 7 de noviembre, a menos de un año del inicio de los Juegos Olímpicos, el director del FBI, Robert Mller, quedó estupefacto cuando visitó Atenas. Ese día un grupo anarquista hizo explotar tres artefactos en el centro de la ciudad y el termómetro del temor por el terrorismo subió un grado más. No existe ningún indicio de atentado contra los Juegos, pero hoy la preocupación es enorme. Serán los primeros Olímpicos luego de los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York y del 11 de marzo del 2004 en Madrid.

05 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El pasado 7 de noviembre, a menos de un año del inicio de los Juegos Olímpicos, el director del FBI, Robert Mller, quedó estupefacto cuando visitó Atenas. Ese día un grupo anarquista hizo explotar tres artefactos en el centro de la ciudad y el termómetro del temor por el terrorismo subió un grado más. No existe ningún indicio de atentado contra los Juegos, pero hoy la preocupación es enorme. Serán los primeros Olímpicos luego de los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York y del 11 de marzo del 2004 en Madrid.

Quizás desde los Olímpicos de 1972, en Munich (Alemania), no había tanta angustia. Sobre el tema han opinado desde Mller hasta la tenista Serena Williams o el periódico The Times que sugirió el lunes pasado que agentes de Scotland Yard protegieran a los deportistas británicos.

Pero Grecia ha sido radical, asegura que garantizará la tranquilidad de los Juegos y que no permitirá agentes extranjeros. Para esto, en el escalafón del miedo, dividió a los países en tres niveles de riesgo (en el primero están Estados Unidos, Israel y probablemente España, Gran Bretaña y Australia) y los deportistas más vulnerables serán vigilados día y noche.

La custodia saltará los límites de las villas deportivas. Cada vez que un deportista de alto riesgo salga de compras o visite la Acrópolis, llegará rodeado de carros blindados y helicópteros y se tendrá un especial cuidado con 11 buques crucero que operarán como hoteles de lujo en el puerto de El Pireo.

Para todo esto se cuenta con cerca de 52.000 soldados y policías, 1.400 cámaras, vigilancia aérea y micrófonos ambientales de alta sensibilidad en puntos estratégicos. Todo por un costo de 1.200 millones de dólares.

Incluso, en marzo pasado, Grecia pidió ayuda a la Organización del Tratado Atlántico Norte -Otan-, para la vigilancia aérea y marítima y la protección contra una atentado biológico, químico o radiológico. La alianza tiene embarcaciones de guerra en el Mediterráneo y aviones radares Awacs.

Está previsto, también, el despliegue de una extensa red de defensa aérea, formada por baterías de misiles diversos (Stinger, Patriot, Hawk, PAC-3), que cubrirá casi todo el país. Con alguna razón, luego de los atentados en Madrid, Dimitris Platis -del Ministerio de Asuntos Exteriores de Grecia- dijo que su país no estaba preparado para "un golpe tan brutal". Dos meses después, nadie sabe con certeza si lo está.

100 DIAS.

Faltan para que se inicien los Juegos Olímpicos de Atenas (Grecia). Los primeros Juegos de la era moderna se hicieron también en Atenas, en 1896, y desde esa época no se vivían tantas angustias para tener a tiempo listas las obras.

FOTO/AP.

Varios comandos anfibios patrullaron ayer algunas costas de Grecia debido a la paranoia por algún posible atentado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.