CLAVE 1929 LA PUGNA ENTRE LOS GERENTES Y EL ALCALDE

CLAVE 1929 LA PUGNA ENTRE LOS GERENTES Y EL ALCALDE

La historia de este junio de 1929 es simple. El municipio de Bogotá era presa, desde hacía tres años, de la acción y la inacción de una rosca política que, adueñada del poder y a espaldas del pueblo, pretendía usar y abusar de sus privilegios. Funcionarios de tan mentada rosca eran, entre otros, los gerentes del Tranvía y del Acueducto, políticos que llegaron a estas posiciones por la vía de los favores electorales dispensados en la campaña conservadora de Miguel Abadía Méndez.

10 de septiembre 1991 , 12:00 a.m.

Cuando el alcalde de Bogotá, Luis Augusto Cuervo, destituyó a los dos funcionarios por incompetentes, el gobernador Melo, su superior, con mal disimulada ira y en forma fulminante, dictó el decreto de insubsistencia en el cargo del alcalde.

El miércoles 5 de junio empezó la reacción pública, tanto de repudio por las arbitrariedades de Melo como en respaldo del alcalde destituido. A medida que transcurrían las horas, la protesta iba creciendo en número y en tono, llegando las manifestaciones a congregar a más de 20.000 bogotanos que exigían respeto para ellos y rectitud en los funcionarios designados para servir a Bogotá.

El 8 de junio un suceso marcó el clímax de la crisis.

Un pelotón de soldados, encargados de la seguridad de la puerta trasera del Palacio Presidencial, disparó contra un grupo de jóvenes manifestantes.

El Presidente Abadía se asomó por la ventana y preguntó a los centinelas sobre lo ocurrido. No pasa nada , respondió un soldado. Era que los muchachos estaban amenazando con echarnos piedra y hemos hecho unos disparos al aire . El Presidente cerró la ventana y continuó en la reunión donde se analizaban los graves acontecimientos.

Sobre la acera yacían heridos Federico Scheller, de ascendencia alemana, hijo del propietario del Hotel Europa, y el estudiante nariñense de segundo año de Derecho, Gonzalo Bravo Páez. Este último falleció en la Casa de Salud de Peña, centro asistencial adonde fue conducido por sus compañeros.

A estas alturas el Presidente Abadía no tiene alternativa, o cede a las pretensiones de los bogotanos o el país se levanta en su contra.

El puntillazo lo dan esa noche los estudiantes, cuando amenazan marchar a Palacio con el cadáver de Bravo Páez. La voluntad del Presidente se derrumba.

Los diques que sostenían la presión de la opinión pública se rompieron y la ola de indignación arrasó con las cabezas más visibles de la rosca .

Abadía Méndez hizo evidente su debilidad y destituyó sin fórmula de juicio al General Carlos Cortés Vargas, Director de la Policía; a Arturo Hernández, Ministro de Obras; a Ignacio Rengifo, Ministro de Guerra; y a Ruperto Melo, Gobernador de Cundinamarca.

Las jornadas cívicas de este junio tuvieron como epílogo el sepelio del estudiante sacrificado.

El féretro fue conducido por los rectores y profesores de las universidades. Acuartelada la Policía, el orden del impecable desfile estuvo a cargo de estudiantes que se identificaban con una cinta verde sobre el brazo. Los costos de los oficios religiosos fueron asumidos por los jesuitas, pese a que los socios del Gun Club habían ofrecido sufragarlos.

El cortejo fúnebre estaba presidido por Beatriz I, reina de los estudiantes y su corte de honor y, según las instrucciones publicadas en la prensa, todos los estudiantes estaban obligados a concurrir con boina .

Mientras esto ocurría en la calle, en los tibios salones del Jockey corría un rumor de golpe de Estado. Entre scotch y scotch, la bola crecía con la versión de que el destituido ex ministro de Guerra Doctor Rengifo estaba dispuesto a amarrar a Abadía Méndez para tomarse el poder.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.