LA HUELGA DE LA USO

LA HUELGA DE LA USO

En la segunda década del siglo pasado se iniciaron las exploraciones conjuntas para encontrar petróleo entre ingenieros colombianos y los de la compañía Oil Company.

06 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

En la segunda década del siglo pasado se iniciaron las exploraciones conjuntas para encontrar petróleo entre ingenieros colombianos y los de la compañía Oil Company.

Este fue el nacimiento de la denominadade Maresque duraría treinta años. Esta historia siempre estuvo ligada al puerto de Barrancabermeja que fue declarado municipio en 1922 y, en ese mismo año, nacía el primer sindicato de la industria petrolera que más tarde se convertiría en la USO.

Sin hacer larga la historia, se sucedieron varias huelgas en diferentes años, pero la más importante de ellas y que contó con el apoyo social, con un estado de opinión favorable y, por supuesto con despidos masivos, fue la de 1948 que se hacia en medio del fin de la Concesión y qué, como consecuencia, permitió la creación mediante la ley 165 de 1948 de Ecopetrol.

Pasaron muchas cosas desde entonces, la política petrolera evolucionó del sistema de Concesión al de Asociación, se vivieron dificultades y bonanzas. Lo cierto es que ante el agotamiento de los pozos en funcionamiento, la baja tasa de exploración y hallazgos, nos encontramos ante el riesgo en un plazo corto de convertirnos en importadores de hidrocarburos. Con base en esa caracterización y mediante el Decreto 1760 de junio de 2003, se crea la Agencia Nacional de Hidrocarburos, entidad que según la USO, orienta sus objetivos hacia la privatización de la empresa, a volver al sistema de Concesiones con las multinacionales y a marchitar la estatal petrolera.

En ese contexto y después de muchos ires y venires, demandas y contrademandas, corte suprema y tribunales, Ecopetrol se siente respaldado jurídicamente en sus relaciones con los trabajadores y el sindicato. Sin embargo y, a pesar de ello, se produce la huelga que es declarada ilegal. Los dirigentes sindicales consideran que es un paro político, similar al de 1948, en contra de la privatización de la principal empresa estatal. Intervienen la Iglesia y el Congreso. Ya van algo más de una veintena de despedidos.

El Sindicato ha prometido un fuerte debate para explicar sus razones de ese paro político, como lo describen, se han escuchado las razones del Presidente de Ecopetrol. El país debe juzgar lo que está ocurriendo. En 1918 se inició la Conseción de Mares, poco o nada quedó para el país. Fueron los trabajadores y el gobierno de ese entonces los que permitieron la creación de Ecopetrol, es cierto que se corre el riesgo de volver a la situación de principios de siglo?.

Lo que está en juego no es simplemente la situación de un sindicato y sus afiliados. Los argumentos y oposición en relación con la nueva estrategia de Ecopetrol deben ser escuchados y analizados. Es una situación de fondo que afecta a la economía, al país y no solamente a unos pocos trabajadores.

Mientras tanto, se celebrará un nuevo primero de mayo, donde muchos desde el establecimiento hablan con satisfacción de cómo el sindicalismo languidece. Si ello fuese cierto, es otra de las malas noticias para un país, en el que la flexibilización laboral y el aumento de la informalidad, ha conducido a que las relaciones entre el gobierno, el sector privado y los trabajadores carezcan cada vez más de un marco institucional adecuado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.