LA LÍNEA AMIGA DE LA LENGUA

LA LÍNEA AMIGA DE LA LENGUA

Un teléfono suena en medio del silencio casi monacal de la oficina de divulgación de la Academia Colombiana de la Lengua, de la que dicen es más grande y bella que la oficina del Presidente del Senado.

21 de abril 2004 , 12:00 a.m.

Un teléfono suena en medio del silencio casi monacal de la oficina de divulgación de la Academia Colombiana de la Lengua, de la que dicen es más grande y bella que la oficina del Presidente del Senado.

Con voz amable y espíritu servicial, Cleóbulo Sabogal Cárdenas, un seminarista de Ibagué que cambió la sotana por las letras y el estudio, responde las consultas idiomáticas que le hace un niño de una escuela pública en Bogotá, un funcionario de la embajada de Colombia en Japón o un magistrado de la Corte.

"Por mal que me vaya, respondo 30 consultas. A veces llegan 45 o 50. La mayoría son netamente gramaticales. Preguntan cómo se escribe una palabra, cómo se conjuga un verbo, cuál preposición se debe usar o cómo se forma el plural", dice Sabogal.

Sin dejar su misa, sus oraciones y "mi Dios y mi todo", como dice, este defensor del lenguaje por vocación y pasión, ha desempeñado su oficio con devoción desde hace seis años. A la hora de evitar un error, utiliza todos los medios a su alcance y por eso también responde las consultas por fax o por correo electrónico.

A diferencia de las líneas amigas a través de las cuales una sola palabra puede aliviar un enfermo, evitar un suicidio o parar la crisis de un alcohólico, Sabogal está convencido de que con una llamada, cualquier persona puede contribuir a conservar el idioma y salvar las palabras.

Por eso retoma las palabras de José Joaquín Montes Giraldo, publicadas por José Joaquín Montes Giraldo, en la publicación periódica de la Academia llamada Vigía del Idioma. "Parece evidente que el peligro para la suerte futura del español no es la dialectización interna (por los usos variables de las diversas regiones) sino el alud aparentemente incontenible del anglicismo sintáctico y semántico (el anglicismo léxico jamás es tan nocivo como el que toca a la estructura interna, gramatical); creo que de no cambiar en el curso del presente siglo la situación de absoluto predominio de los Estados Unidos en todos los órdenes (financiero, político-militar, tecno-científico) el influjo de su lengua irá desarticulando progresiva y rápidamente la estructura peculiar de nuestro idioma hasta convertirlo en una simple variedad del inglés".

Ring, ring!.. " Me perdona un segundito mientras respondo esta consulta?", dice Sabogal al escuchar el timbre de la llamada en espera. " Señor, por favor, cómo escribo video beam?".

Sin titubeos, Sabogal explica que lo correcto es decir video proyector porque video beam es una marca.

" Cómo puedo decir jingle?"...Lo correcto es decir melodía publicitaria. Sabogal considera que es precisamente en la publicidad donde se cometen muchos errores. "La publicidad es persistente pecadora", le podría hacer beneficio al idioma redactando bien", dice.

Las llamadas siguen pasando sin parar por la que podríamos llamar línea amiga de la Lengua . " Cómo se escribe cielo razo, en una o dos palabras?" A lo que Sabogal responde: "en dos y aunque no le preguntan se adelanta a decir que: "si es en plural, se pluralizan los dos elementos: cielos y razos".

"No encuentro en el diccionario de la Real Academia la palabra cogeollas . Es unida y con g"?...Sabogal dice que esa palabra figura en el diccionario de colombianismos porque en España se dice agarrador o bajaollas.

Así, unas tras otras van llegando las preguntas a la línea 3426292 y saliendo las respuestas de Sabogal, el defensor de las palabras que por salvarlas, se deja acribillar con preguntas durante jornadas diarias que solo terminan cuando conecta el contestador virtual que es su relevo para ir a descansar.

***.

Lejos de las palabras.

Los economistas son más amigos de consultar cifras y datos que diccionarios y defensores del lenguaje pues según Sabogal, consultan poco.

Sin embargo, como ya se está hablando de imperialismo lingístico, la Comisión de Vocabulario Técnico está trabajando en el léxico de economía e ingeniería.

Van en la letra t y la idea es elaborar un diccionario similar al de informática que posiblemente tardará un año más.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.