EL COLUMNISTA DE A PIE

EL COLUMNISTA DE A PIE

- El aislamiento de Suba La tragedia que aplastó la vida de nuestros niños, puso en evidencia y ante los ojos atónitos de millones de televidentes que Suba está desconectada e incomunicada vialmente con el resto de la ciudad. Resultaba insólito escuchar a los periodistas orientando a la gente para que pudieran llegar a sus lugares de habitación para lo cual les sugerían casi bordear la ciudad para entrar a la ciudad. Ni quienes transitaban en vehículos particulares ni quienes iban en vehículos de servicio público y tuvieron que ser abandonados en la vía tenían cómo llegar a sus hogares.

07 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

- El aislamiento de Suba.

La tragedia que aplastó la vida de nuestros niños, puso en evidencia y ante los ojos atónitos de millones de televidentes que Suba está desconectada e incomunicada vialmente con el resto de la ciudad. Resultaba insólito escuchar a los periodistas orientando a la gente para que pudieran llegar a sus lugares de habitación para lo cual les sugerían casi bordear la ciudad para entrar a la ciudad. Ni quienes transitaban en vehículos particulares ni quienes iban en vehículos de servicio público y tuvieron que ser abandonados en la vía tenían cómo llegar a sus hogares.

Las autoridades desviaron el tráfico por vías que atraviesan el cerro de Niza y que más parecen caminos de herradura, pues no están adecuadas para flujo vehicular, hubo conductores que tuvieron que ir hasta Chía y entrar a Suba por la vía a Cota.

Detrás de la tragedia que nos arrancó nuestros niños y que hoy enluta nuestros hogares se pone en evidencia que los pobladores de Suba son olvidados de Dios y del Estado y que esta importante y densamente poblada localidad de la capital está físicamente aislada del resto de la ciudad. El día que en esta localidad ocurra una tragedia de grandes proporciones, no habrá forma de evacuar a los heridos a los centros asistenciales con la rapidez que exige una emergencia porque Suba está embotellada, con una sola vía de acceso -la avenida Suba- que soporta atascos de tráfico a cualquier hora del día.

Entretanto, con las políticas urbanas atendiendo a la "Bogotá que queremos" -de la calle 72 al norte y de la Autopista al oriente- han olvidado a la "Bogotá que tenemos" en Suba, Ciudad Bolívar, Bosa, Tunjuelito y Usme. No es posible que las autoridades de planificación de la ciudad hayan construido la calle 134 de la Autopista Norte hasta la Boyacá y no la hayan continuado 200 metros más para conectarla con la Suba.

La ausencia de solidaridad social con los desamparados de la tierra se evidencia en estas políticas que permitieron que en el lote que conectaría la Suba con el oriente y el norte de la ciudad por la calle 134, hoy se anuncie la construcción de un desarrollo urbanístico para estrato seis. Pero el problema "técnico" no termina allí: se debería continuar la 134 hasta la av. Ciudad de Cali por medio de un túnel de aproximadamente un kilómetro por debajo del Cerro de Niza. Esta es la única solución estratégica para desembotellar Suba.

Antonio castañeda, planificador urbano.

* * * *.

- Inseguridad en el Chicó.

Los residentes del barrio Chicó Reservado están consternados. Por un lado, con el aumento sin miras de la construcción de 11 nuevos edificios sobre pequeñas calles y carreras donde antes solo existían casas y era placentero vivir. Ahora, los carros se parquean por las estrechas calles, sin contar cuando hay entierros en la iglesia de Santa Clara, cuando muchos buses se acomodan a lado y lado de la carrera 8a, entre la calle 100 y la 95.

Tambiéná están preocupados por el incremento de inseguridad del sector. En el parque aledañoásobre la carrera 7a, se pasean raponeros y ladrones que con cuchillo en mano, atracan a las personas que trotan o caminan por el lugar. Se requiere urgentemente que la Policía haga algo al respecto, al igual que la alcaldía local, pues hay numerosas casas abandonadas que se han convertido precisamente en guaridas de malhechores y ladrones. Corposéptima tampoco responde a las preocupaciones de los residentes.

Los ciudadanos se preguntan qué pueden hacer o a quién dirigirse para mejorar la seguridad.

Cristina U.

* * *.

- Protestas en la UN.

Como estudiante de la Universidad, veo con indignación cómo el día de hoy agentes antimotines se tomaron las instalaciones de la institución poniendo en peligro la salud de todos aquellos que nos encontrábamos en ese momento en el Alma Mater.

Es inaudito que esta vez, las "fuerzas del orden" tomaran por la fuerza la Universidad, mientras que ellos mismos gritaban arengas a los estudiantes tildándolos de guerrilleros, provocando la ira del plantel. Además no se puede concebir que los agentes empiecen a tirar gases lacrimógenos dentro de los edificios que en ese momento se encontraban llenos de gente debido a la imprevista entrada. Ante esta situación lo único que se puede hacer es romper las ventanas y salir por donde se pueda.

Mensaje vía Internet.

* * * *.

- Obras de la 92.

Me pareció interesante el artículo de hoy (mayo 5) sobre las obras de la calle 72. Por favor analicen las obras sobre el puente de la 92, que llevan muchísimo tiempo sin trabajar en ellas y con un caos vehicular todo el día espectacular. Creo que los cronogramas y los plazos se deben cumplir, para mejorar un poco el caos de obras que estamos viviendo. Gracias.

Carlos Humberto Madiedo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.