AVIANCA, A MANOS BRASILEÑAS

AVIANCA, A MANOS BRASILEÑAS

Luego de largas conversaciones con empresarios de muchos kilates del sector aéreo internacional, como Continental Airlines, el Grupo Taca y Lan Chile, el empresario Julio Mario Santo Domingo decidió vender el 75 por ciento de Avianca, aerolínea insignia de Colombia, a la compañía Sinergy de Brasil, grupo que está más orientado al sector petrolero que al de la aviación.

19 de marzo 2004 , 12:00 a. m.

Luego de largas conversaciones con empresarios de muchos kilates del sector aéreo internacional, como Continental Airlines, el Grupo Taca y Lan Chile, el empresario Julio Mario Santo Domingo decidió vender el 75 por ciento de Avianca, aerolínea insignia de Colombia, a la compañía Sinergy de Brasil, grupo que está más orientado al sector petrolero que al de la aviación.

La transacción que fue anunciada por sus dos socios, Valores Bavaria y la Federación Colombiana de Cafeteros de Colombia, le permite, en el papel, a Avianca salir de la crisis que la llevó a liquidar a su socio Aces y que la obligó a entrar a la ley de Quiebras de Estados unido, más conocido como el Capítulo 11.

Valores Bavaria sale del negocio del sector aéreo y la Federación mantiene su participación en la aerolínea con el 25 por ciento restante.

Si bien es cierto Avianca recibirá recursos frescos por 64 millones de dólares para su capitalización, serán indispensables los acuerdos que se logren con la corte del distrito sur de Nueva York y con el comité acreedores para llevar a término esta transacción con el grupo Sinergy de Brasil.

Hace seis meses se hablaba fuerte de un grupo de empresarios brasileños que mostraban su interés en Avianca, pero las negociaciones se enfriaron y en los últimos dos meses tomó fuerza la posibilidad de que los socios estratégicos de la compañía colombiana fueran Continental Airlines y Copa Airlines, pero el incremento en el valor del petróleo y los anuncios de la aerolínea norteamericana, sobre sus pérdidas, diluyeron esta posibilidad.

También se conoció sobre el interés de que el grupo Lan Chile llegara a Avianca, pero su incompatibilidad con la flota de la aerolínea nacional evitó esta negociación.

Pero hace sólo 20 días el proceso retomó nuevos aires y apareció el Grupo Taca como el más opcionado para ingresar a Avianca, sin embargo la negociación cambió de ritmo y voló hacia Brasil.

Las negociaciones se realizaron a muy alto nivel y bajo una estricta confidencialidad, lo que permitió que ni siquiera los más cercanos allegados a Avianca conocieran el acuerdo final. Tampoco los pilotos de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, Acdac, estaban enterados.

PORTAFOLIO intentó hablar con ellos pero no quisieron pronunciarse al respecto. Es de anotar que ellos anunciaron la iniciación de una operación tortuga a partir del 1 de abril para protestar por el supuesto incumplimiento de los acuerdos logrados con Avianca.

El próximo 26 de marzo, durante la audiencia en Nueva York se conocerá la posición de la Acdac.

***.

El alto costo de Valores Bavaria en Avianca.

Para el presidente Ejecutivo de Valores Bavaria, Javier Aguirre, la transacción fue un buen negocio para el grupo.

"Primero por que recupera la confianza en la compañía y segundo por que la inyección de capital fresco, más la capitalización que se va a producir de deudas que tenía la aerolínea, con sus nuevos accionistas, la ponen del otro lado del río. Es decir que ya pasó lo peor".

Aguirre sostiene que "el 50 por ciento de nada es cero, entonces el 25 por ciento de un negocio capitalizado por 64 millones de dólares es una cosa muy distinta y esa es nuestra mentalidad del negocio".

El directivo de Valores Bavaria señaló que Avianca está pasando de una situación, en donde la empresa desde el punto de vista contable, real y patrimonial es cero o menos, a una alianza con un empresario de primera línea que hace una inversión remozada que le garantiza la viabilidad a la aerolínea más antigua del continente.

"La salida de Valores Bavaria, es una forma coherente y muy consecuente de implementar la política y estrategia que habíamos anunciado hace dos años, no hemos hecho nada nuevo y nada que debería sorprender a nadie ", explicó.

El empresario señaló que la salida de Valores Bavaria, 340 ó 350 millones de dólares más tarde, que son los recursos que el Grupo invirtió en los últimos cuatro años, son una razón poderosa para salir del negocio. El año pasado perdieron 309.000 millones de pesos.

Si bien, Valores Bavaria ya había anunciado hacía dos años de su intención de salir del sector aéreo, aún conservaba la esperanza de lograr sacar adelante a la compañía sin socio estratégico, así se demorarán más del tiempo requerido para salir de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

Entre tanto, Gabriel Silva, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros señaló que la transacción le garantiza la viabilidad a Avianca, con lo cual los cafeteros tendrán una oportunidad de recuperar su inversión.

"La forma como se ha estructurado esta transacción nos garantiza que esa inversión se va a recuperar sin duda. Y lo que hace más atractiva esta operación es que Avianca sobrevive. La peor situación hubiera sido su desaparición", explicó Silva.

***.

Sinergy tiene una aerolínea en Brasil.

Por su parte el nuevo dueño de la aerolínea, Germán Efromovich, indicó que existe un compromiso de mantener la bandera colombiana y hacerla crecer.

Sostuvo que "no sería inteligente, empresarialmente hablando, que alguien cambie lo que es un baluarte, no sólo colombiano, sino latinoamericano, por ser la línea aérea más antigua del continente. Se mantendrá la identidad de Avianca".

En la transacción se incluye a la aerolínea SAM, miembro de la Alianza Summa, la cual también hará parte de los nuevos dueños de Avianca.

La nueva sociedad se hará responsable del pasivo de Avianca, el cual asciende a 300 millones de dólares, de los cuales 43 corresponden a deudas con acreedores nacionales, 143 a extranjeros y 114 millones de dólares hace parte del pasivo pensional.

Efromovich, señaló que su grupo es propietario de la línea aérea Ocean Air, la cual ocupa el cuatro puesto con la movilización de 20.000 pasajeros mensuales. Sostuvo que con la llegada de Avianca se va a producir la internacionalización de la aerolínea brasileña.

Frente a la suerte que le espera a la compañía, el empresario brasileño señaló que es muy temprano para dar una respuesta objetiva. Explicó que desconoce si mantendrá a Juan Emilio Posada al frente de Avianca, pero sostuvo que es un grupo que ha venido haciendo un trabajo muy bueno en el proceso de reestructuración.

***.

Así es el hombre que compró Avianca.

El nuevo dueño de Avianca es un empresario nacido en Bolivia y nacionalizado en Brasil, se trata de Germán Efromovich quien tiene sus inversiones en la industria petrolera, aeronáutica y de construcción naval. Aunque también la holding posee inversiones en energía eléctrica.

Se trata de un hombre al que la teoría de los negocios y la administración le tienen sin cuidado. El, simplemente aprovecha las oportunidades.

Su frase de combate es: "Las crisis son el mejor momento para invertir y crecer". Y así lo confirmó cuando en plena crisis aérea por los atentados del 11 de septiembre en E.U. compró la firma Ocean Air de Brasil, que siempre ha mantenido una ocupación del 80 por ciento, y cuenta con una flota de 10 aeronaves.

"Siempre tuve que buscar mi propio dinero. Mi familia era pobre, mi abuelo murió en un campo de concentración de un tiro en la nuca cuando la ocupación Nazi en Polonia", le dijo en un reportaje el empresario a la revista Istoé Dinero de Brasil.

En ese reportaje también comentó que su padre escapó hacia Rusia, en donde se casó y luego partió a Bolivia, donde él nació. Luego vivieron en Chile y de allí se trasladaron a Brasil en donde se nacionalizaron.

Su dominio del español le llevó a hacer doblaje de películas que vendía a algunos países latinoamericanos.

Durante un curso de ingeniería mecánica, en Sao Bernardo do Campo, conoció a un obrero metalúrgico llamado Luiz Inácio Lula Da Silva, actual presidente de Brasil. "A veces nos encontrábamos en las puertas de las fábricas", comenta Efromovich.

***.

Así se forjó su imperio.

Partió de Brasil en un viaje de aventura a los Estados Unidos a buscar fortuna, con 330 dólares en el bolsillo.

El viaje le funcionó, logró buenos contactos, a los que usualmente citaba en hoteles de lujo, como el Hilton o el Sheraton, y para no ser descubierto, porque no se alojaba allí, llegaba una hora antes a la cita para esperar a sus potenciales socios, le contó a la revista Istoé Dinero.

Pero como el dinero no era suficiente, después las citas de negocios, Efromovich buscaba restaurantes para ir a lavar platos y conseguir más dinero.

A su regreso a Brasil, lo hizo como representante de algunas empresas de los Estados Unidos. Así empieza su incursión en los negocios y hace tres décadas nació Marítima, la mamá de la holding.

Sus amigos afirman que entró a sectores dominados por grandes grupos y se ganó un espacio en ellos con mucha sutileza, y que en general sus negocios surgen de oportunidades repentinas que él atrapa y desarrolla. Además, no hace parte de la elite empresarial, ni es blanco de las revistas de jet set.

La firma Marítima es protagonista en su país, porque es la primera empresa que logra hacer presencia en esa nación como compañía privada en el negocio petrolero, una línea reservada hasta hace pocos años para la estatal Petrobras.

Además, la empresa se convirtió en el principal proveedor de plataformas para explotación costa afuera de Petrobras y fue la constructora de la P-36, en su momento la plataforma petrolera más grande del mundo, que se hundió en marzo de 2001, en la Costa Atlántica, frente a las playas de Brasil, luego de dos explosiones.

Por ser en su momento la única empresa que compitió con Petrobras, también sus diferencias en los negocios con la gigante petrolera, ocuparon las primeras páginas de los periódicos brasileños.

Dos demandas acapararon la atención de la prensa. Una por prestación de servicios de perforación cuyo contrato fue cancelado y otra para construcción de plataformas. Una la ganó con una cuantía de 200 millones de dólares.

Y es que quienes lo conocen lo definen como un empresario de estilo arrojado que, partiendo prácticamente de cero, se ha abierto espacio en distintos sectores y no se anda con sutilezas cuando se trata de negocios.

"Es como un delantero que atropella y pega a sus rivales pero hace goles sin parar", dijo a Istoé Dinero un empresario que lo conoce.

***.

Meta Petroleum Limited.

La petrolera con nombre llanero, es el resultado de la alianza de dos grupos Elliot de los Estados Unidos y Sinergy de Brasil, que a mediados del año pasado compran a las compañías operadoras del campo Rubiales.

Sinergy, es del mismo grupo de Marítima, el mayor constructor de plataformas para la explotación de petróleo de Brasil y además propietario de Ocean Air, una aerolínea de ese país.

Meta Petroleum Limited, firmó recientemente un nuevo contrato para explorar otra área en el departamento del Meta. Se trata del contrato Quifa, con 150.000 hectáreas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.