NIGERIA: MATANZA DEJA AL MENOS 630 MUERTOS

NIGERIA: MATANZA DEJA AL MENOS 630 MUERTOS

Al menos 630 muertos dejó el domingo una masacre étnica, en un aislado sector del centro de Nigeria, por los enfrentamientos entre dos grupos que reivindican derechos ancestrales sobre las tierras del centro del país, y que suelen atacarse con regularidad, con saldos de decenas muertos.

07 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Al menos 630 muertos dejó el domingo una masacre étnica, en un aislado sector del centro de Nigeria, por los enfrentamientos entre dos grupos que reivindican derechos ancestrales sobre las tierras del centro del país, y que suelen atacarse con regularidad, con saldos de decenas muertos.

Miembros de la etnia cristiana de los tarok atacaron a los hausa-fulani, de la comunidad campesina y mercantil de Yelwa, en el condado de Shendam, situada a 300 km al este de Abuja, capital federal de Nigeria.

Pero ayer hubo un nuevo estallido de violencia que dejó un saldo de al menos 25 personas muertas en Yelwa, cuando la Policía abrió fuego contra un grupo que desacató las órdenes de dispersarse.

Según el periódico privado Champion, los aldeanos estaban sentados en la vía pública discutiendo los enfrentamientos que azotan desde el pasado fin de semana la localidad.

El conflicto entre los hausa-fulani y los tarok se debe fundamentalmente al control de las fértiles tierras de la región, ya que los primeros son, en su mayoría, pastores nómadas y los segundos agricultores que han cercado sus terrenos, lo que impide el libre desplazamiento a través de los mismos.

"La cifra es exacta. Todos los cuerpos fueron trasladados a la vivienda del jefe tradicional y fueron enterrados después del suyo", anunció Umar Abdu Mamairiga, responsable de la Cruz Roja para la gestión de las catástrofes nacionales en Nigeria.

El funcionario y un periodista de la Associated Press fueron llevados el lugar donde hay una fosa común en un campo de 14,4 metros cuadrados, detrás de una mezquita.

Yakubu Haruna, un concejal local, dijo a la AFP que los lugareños mencionan una cifra de 630, pero el total podría subir significativamente a medida que los representantes de la Cruz Roja hablaba con familiares de las víctimas. tantos cadáveres que no puedo calcular su número , comentó.

Además, porque "algunas personas fueron enterradas detrás de sus casas", declaró Haruna, quien aseguró: Nos atacaron sólo porque somos musulmanes .

El máximo líder musulmán del país, Addulkadir Orire, aseguró que los asesinatos del domingo se pueden considerar como un auténtico "genocidio", ya que la mayoría de las víctimas son "mujeres y niños indefensos, ametrallados indiscriminadamente" por los atacantes.

Abdulkadir Orire, jefe de la principal agrupación musulmana, Jama atu Nasril Islam, dijo que clérigos de la zona calcularon en 250 los muertos musulmanes.

Un oficial de la policía, que pidió no ser identificado, habló por teléfono desde la ciudad de Jos y dijo que el número de muertos ascendía a 367. Pero en ninguna de las diferentes versiones es claro cómo murieron ni si los muertos fueron solo del lado musulmán.

Un equipo de la Cruz Roja entró por primera vez ayer a Yelwa y tuvo que atender inmediatamente a decenas de heridos de bala y de machetazos. Funcionarios de la Cruz Roja también pasaron revista ayer a las viviendas y los templos quemados en el pueblo.

Nigeria, el país más poblado de Africa con 130 millones de habitantes que se integran en 200 grupos tribales, está prácticamente dividido en dos entre los 12 Estados del norte musulmán, que desde 1999 establecieron la ley islámica (charia), y el sur mayoritariamente cristiano.

Por su complejidad étnica, Nigeria es considerado como uno de los mayores "rompecabezas" del continente africano, en el que las diferencias de todo tipo se dirimen, por lo general, en confrontaciones armadas. De ahí que en los últimos hayan muerto entre 700 y 800 personas en estos incidentes.

El Gobierno del presidente Olusegún Obasanjo impuso el toque de queda nocturno y ordenó a las tropas abrir fuego contra quienes cometan actos de violencia o desacaten las órdenes de los soldados. Obasanjo ordenó también el envío de 600 policías a la región para intentar restablecer el orden.

* Con información de AP, AFP y Efe.

FOTO/AP.

Desconsolada, una niña pasa corriendo frente a unas viviendas quemadas durante los choques entre cristianos y musulmanes en Yelwa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.