Secciones
Síguenos en:
ARRANCA LA DESMOVILIZACIÓN MÁS GRANDE

ARRANCA LA DESMOVILIZACIÓN MÁS GRANDE

La finca Brisas del Sardinata, ubicada en el corregimiento Campo Dos, del municipio de Tibú, Norte de Santander, será el escenario de la más grande desmovilización de un grupo armado ilegal en la historia del conflicto armado colombiano.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de diciembre 2004 , 12:00 a. m.

Por lo menos 1.400 hombres del bloque Catatumbo de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), que desde hace cinco años tienen su área de influencia en Norte de Santander y en la franja de la frontera con Venezuela, se concentran desde el pasado lunes en ese lugar para hacer dejación de sus armas.

Para el efecto, el Gobierno nacional expidió ayer la resolución número 260, que crea una nueva zona de ubicación temporal, la que irá hasta el 30 de diciembre próximo.

Ayer mismo, el director nacional de la Policía, general Jorge Daniel Castro, visitó la zona y aseguró a la prensa que la hora cero fue establecida con el fin de que los combatientes salgan ya de sus campamentos y lleguen a la finca para someterse al proceso de desmovilización.

Está garantizada la seguridad. Revisamos nuestra logística y tanto la Policía como el Ejército están preparados para que la dejación de armas no tenga ningún inconveniente , dijo el oficial.

Esta concentración en el Catatumbo hace parte de la serie de desmovilizaciones que el pasado 25 de noviembre comenzaron en Turbo (Antioquia) y que tienen el propósito de desmovilizar a unos 3.000 paramilitares antes de finalizar este año.

Una vez los miembros de las autodefensas se concentren en la finca, estos serán censados por delegados del Gobierno para establecer su identidad, procedencia y determinar lo que quieren hacer una vez se reinserten.

La estructura hace parte del bloque Norte, del que es jefe directo Salvatore Mancuso, jefe del estado mayor de las Auc.

El bloque Catatumbo de las Auc está integrado, en su mayoría, por paramilitares provenientes de Córdoba y Urabá que arribaron al Catatumbo en 1999 con la misión específica de expulsar a la subversión. Esa avanzada y la respuesta de la guerrilla significó, según el observatorio de la Vicepresidencia, al menos 3.000 muertes violentas (incluida Cúcuta), 200 personas desaparecidas, 39 masacres y 40 mil desplazados.

En el 2002, los bandos llegaron a una especie de acuerdo tácito, sin que ningún grupo tuviera hegemonía en ese territorio, con vastas zonas cocaleras, lo que hace un reto esta desmovilización (ver análisis).

El Gobierno también expidió ayer la resolución que le reconoce el carácter de miembro representante de las Auc a Luis Eduardo Cifuentes, conocido como El Aguila , jefe deálos paramilitares que se desmovilizarán también próximamente en Cundinamarca. Eso le permite a este jefe para movilizarse libremente por el país, como lo hacen hoy Mancuso y Ernesto Báez .

Y mientras el Gobierno expedía estas resoluciones, la Procuraduría General de laáNación conformó una comisión especial, encabezada por el viceprocurador Carlos Arturo Gómez,ápara acompañar, verificar e intervenir en los procesos derivados de estos acuerdos deádesmovilización.

Según se informó, el Ministerio Público cumplirá aquí con sus funciones de intervención judicial y velará por que se garanticen los derechos de las personas que hayan dejado de participar en el conflicto armado.

La Defensoría del Pueblo también hace parte de la comisión.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.