UN EMPATE DECOROSO

UN EMPATE DECOROSO

Gracias a los felinos reflejos del arquero Miguel Calero, la selección olímpica de Colombia alcanzó un decoroso resultado en su duelo ante su similar de México. Y es aceptable si se tiene en cuenta que durante todo el período final el cuadro colombiano solo tuvo ocho jugadores en el campo, ante diez del local.

06 de julio 1992 , 12:00 a.m.

Santa, a los 36; Asprilla, a los 40, y Osorio a los 44, fueron los colombianos que vieron la tarjeta roja. Por los aztecas, Vidrio, conjuntamente con Asprilla, y Delgado, en el último minuto de juego, también salieron expulsados.

Un poco por la beligerancia de los suramericanos que respondieron al juego fuerte y a las marrullerías de los anfitriones y otro tanto por la excesiva drasticidad en las decisiones del árbitro Miguel Angel Salas, fueron los factores que primaron para que este encuentro, que de amistoso tuvo bien poco, terminara en condiciones absolutamente anormales.

Como se dice popularmente, los colombianos se salieron de la ropa y aunque el juez central de la contienda no midió con la misma vara las acciones de locales y visitantes, tampoco era para que el equipo terminara dervertebrado.

Pero así como en la primera parte, hubo el desastre por las expulsiones, para el período final, el conjunto colombiano se las ingenió para ubicarse bien dentro del campo y aguantar las arremetidas de los mexicanos, que salieron del terreno chiflados por los casi diez mil aficionados que asistieron.

Como indudable figura de Colombia emergió el golero vallecaucano Calero, que atajó por lo menos cuatro balones con sello de gol. Igualmente, el ingreso de Omar Darío Cañas, a 15 minutos del final, fue básico para manejar el balón en la mitad y, a escasos segundos del final, fabricar una clara acción ofensiva, que pudo significar un increíble triunfo.

El técnico Hernán Darío Gómez rediseñó el medio equipo que le quedaba para la segunda etapa y supo mantener la paridad 0-0. Incluso, realizó cinco variantes.

Su colega, Cayetano Rodríguez, de nacionalidad argentina, por el contrario y pese a la superioridad numérica, seguramente será blanco esta semana de innumerables críticas, por la pobreza ofensiva y colectiva que mostró su equipo.

El cuadro colombiano viaja este lunes a Tegucigalpa, donde el miércoles jugará ante Honduras, duelo que se repetirá el próximo domingo, pero en Miami.

El de ayer en Querétaro, en el estadio La Corregidora, fue el tercer encuentro oficial de preparación del cuadro criollo con miras a su participación en el torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos.

Antes le ganó 2-0 a Paraguay e igualó 0-0 con Polonia, aunque en la definición de la Copa La Instantánea, se llevó el trofeo en la definición por cobros desde el punto penal.

Colombia inició con Calero; Santa (expulsado), Cassiani, Bermúdez y Osorio (expulsado); Gaviria, Restrepo (Mejía), Pérez (Marulanda) y Aristizábal (Moreno); Asprilla (expulsado) y Valenciano (Calanche, Cañas).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.