NO ES CIERTA TANTA BELLEZA

NO ES CIERTA TANTA BELLEZA

Lucrecia Ramírez no solo se rebeló contra el título de Primera Dama, como lo hizo en su momento la esposa del presidente Uribe, sino que ahora quiere revolucionar uno de los temas más rentables de Medellín: la belleza.

08 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Lucrecia Ramírez no solo se rebeló contra el título de Primera Dama, como lo hizo en su momento la esposa del presidente Uribe, sino que ahora quiere revolucionar uno de los temas más rentables de Medellín: la belleza.

Ella, compañera sentimental de Sergio Fajardo, alcalde de la capital antioqueña, es una siquiatra que investiga los trastornos alimenticios desde hace 8 años, con el apoyo del Grupo de Salud Mental de Mujeres de la Universidad de Antioquia y la Dirección Seccional de Salud.

Con la idea de que su papel como Primera Mujer de la Ciudad debe ir más allá de organizar cocteles, creó el plan Anorexiabulimia. El objetivo es meterse de frente con el ideal de belleza paisa, que lleva a muchas jóvenes de Medellín a enfermarse.

El culto a la belleza en esta ciudad de gran tradición en la moda se refleja en las estadísticas: el 12 por ciento de las adolescentes prefiere el modelaje como actividad extracurricular, mientras que en los registros de la Cámara de Comercio figuran 37 escuelas de modelaje y 84 clínicas de cirugía estética.

Pero esta tendencia como sociedad también está impactando la salud. Los estudios de Ramírez y su equipo, únicos en el país, revelan que el 17,7 por ciento de las adolescentes de Medellín y su Area Metropolitana padece anorexia o bulimia.

El 14 por ciento de las enfermas presenta síntomas parciales, mientras que la anorexia y la bulimia en sus formas más graves que pueden conducir a la muerte afectan al 0,8 por ciento y al 2,3 por ciento, respectivamente. Otro 33 por ciento de las jovencitas está en riesgo de sufrir estos trastornos.

Los casos con síntomas parciales (subclínicos) se observan en jóvenes que, a pesar de no estar por debajo de su peso de referencia, tienen una pérdida significativa de masa y viven pensando en dietas y gimnasios. En el caso de la bulimia, se relacionan con mujeres que comen demasiado pero no siempre se inducen el vómito.

Queremos desmontar el proyecto de delgadez, que en realidad es económico, porque nos inyecta una imagen de belleza que nada tiene que ver con nuestro biotipo , explica Ramírez.

Según ella, hay 4 formas corporales básicas: pera, caja, triángulo invertido y reloj de arena. Por razones raciales -dice- somos pera y caja . Por eso, prendas como las ombligueras y los descaderados exacerban la preocupación por la delgadez .

Cómo cambiar la estética.

Uno de los retos concretos del plan Anorexiabulimia es estandarizar las tallas. Estas tallas se han reducido en un 30 por ciento -anota Ramírez-. Por eso, una joven acostumbrada a unos jeans talla 10 va a un almacén, sale con unos 14 y queda con la sensación de que está gorda .

La meta del proyecto es que, dentro de 4 años, hablar de delgadez extrema sea políticamente incorrecto. Para tal fin, se busca que las agencias capaciten a sus modelos sobre el problema y les regulen el peso, y que se llegue a acuerdos con los diseñadores para obtener prendas adecuadas a los cuerpos de las colombianas.

También se quiere crear una red de médicos especialistas y aumentar las exigencias para abrir clínicas estéticas. En los colegios, diseñar asignaturas sobre trastornos alimenticios, y que los medios regulen las imágenes que invitan a la esbeltez.

Debemos ayudar a las niñas, para que entiendan que no son un gancho para colgar ropa , dice Alberto Morales, de Atenea Models, agencia que hace parte del plan.

Comfama, Comfamiliar-Camacol, Comfenalco y Suramericana respaldan el plan con 20.000 euros cada una (unos 65 millones de pesos). Susalud y Gef anunciaron que también se vincularán.

Con todo, hay quienes no ven con buenos ojos esta iniciativa. Es muy delicado que con esto se haga apología de la gordura. Además, no creo que las modelos paisas sean ejemplo de anorexia , opina un directivo de la industria de la moda, que pidió omitir su nombre.

Stella Moreno, nutricionista del plan Anorexiabulimia, asegura que ese no es el objetivo y que lo que se busca es que las mujeres reconozcan su cuerpo y tengan patrones alimentarios coherentes con el autocuidado .

ANOREXIA Y BULIMIA.

Los trastornos de la conducta alimentaria constituyen un grupo de enfermedades relacionadas con la preocupación constante por el peso y la silueta.

La anorexia se caracteriza por un miedo intenso a ganar kilos. Quienes la sufren hacen dietas y ejercicios excesivos, y tienen alteraciones en sus ciclos hormonales. Por su parte, la bulimia consiste en la ingesta incontrolada de grandes cantidades de alimentos, con la posterior provocación de vómito para prevenir el aumento de peso; también se relaciona con el uso de laxantes y diuréticos.

FOTO/Julio César Herrera EL TIEMPO.

Las investigaciones de Lucrecia Ramírez y sus colaboradores muestran que las mujeres asocian esbeltez con éxito.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.