PLAN PATRIOTA , DUDAS PATRIÓTICAS

PLAN PATRIOTA , DUDAS PATRIÓTICAS

Anunciado por el Gobierno como la mayor ofensiva contra la guerrilla en toda la historia, el llamado Plan Patriota , que supone el envío de unos 15.000 militares a territorio histórico de las Farc en las selvas del sur del país, inició su ejecución a gran escala la semana pasada con la llegada de una primera avanzada de cientos de soldados y policías a varios pueblos del bajo Caguán (Caquetá).

08 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Anunciado por el Gobierno como la mayor ofensiva contra la guerrilla en toda la historia, el llamado Plan Patriota , que supone el envío de unos 15.000 militares a territorio histórico de las Farc en las selvas del sur del país, inició su ejecución a gran escala la semana pasada con la llegada de una primera avanzada de cientos de soldados y policías a varios pueblos del bajo Caguán (Caquetá).

Un primer efecto es que cientos de campesinos de la región han emprendido un éxodo masivo hacia la población de Cartagena del Chairá. Situación enteramente previsible. Y que debería indicar de entrada a los encargados de la operación lo difícil que será llevarla a cabo.

De esas vastas selvas de la colonización, el Estado solo se acuerda para recolectar votos o fumigar plantíos de coca. Las Farc son allí la autoridad natural desde los años 60 (desde antes de la llegada de la coca). Conocen cada caño y cada camino. Sus varaderos , las trochas por las que cargan a hombros lanchas y motores para pasar de un río a otro, son legendarias entre los militares, que ven con asombro a los guerrilleros cubrir grandes distancias en unos cuantos días. Colonos y lugareños, que han pasado de bonanza en bonanza bajo la ley del más fuerte, hasta llegar a la de la coca, desconfían profundamente del Estado y los militares, como estos mismos lo reconocen. Y la guerrilla va a hacer exactamente lo mismo que cuando la toma del Caguán, a comienzos del 2002: replegarse al monte, esconderse y esperar que la leishmaniasis y el aburrimiento de cuidar pueblos vacíos hagan presa en el ánimo de la tropa.

Aparte de los problemas de financiamiento que les plantea a unas arcas del Estado semivacías un plan de esta envergadura, y de su propia sostenibilidad en el tiempo, este Plan Patriota despierta los interrogantes de fondo que han acompañado al conflicto armado colombiano por décadas. Se ha pensado en las dificultades meramente logísticas que supone intentar disputar a las Farc unas guaridas selváticas que son su territorio natural? Hay un plan bien concebido para ganar la decisiva batalla de los corazones y las mentes de la población local? Se ha pensado qué otras ramas del Estado y qué inversiones van a acompañar a los militares? Se va a insistir en las dudosas redadas masivas, cuyo principal efecto es que la población civil se sienta como el enemigo?.

Amargas lecciones, en Colombia y en el mundo, enseñan lo contraproducente que puede ser la pura presencia militar en zonas con esas características. Más allá de si es atribuible al temor de la población o a amenazas de la guerrilla, el éxodo campesino en la región es un campanazo de alerta. Que el brazo armado del Estado intente cubrir todo el territorio nacional está muy bien. Y los colombianos acompañan al presidente Uribe en su empeño por lograr que el gobierno legítimo tenga el monopolio de las armas. Pero es casi inocente pretender que a la guerrilla se la puede desplazar de sus zonas de influencia histórica solo a punta de fusiles.

Si el Estado quiere recuperar esos territorios, allá debe llegar completo: con salud, educación y vías. Lo contrario es entregar a los militares un lío mayúsculo y una larga campaña de desgaste.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.