A SATENO LO BAUTIZARON EN EL AVIÓN DONDE NACIÓ

A SATENO LO BAUTIZARON EN EL AVIÓN DONDE NACIÓ

Ramón Sateno Torres Bolívar fue bautizado ayer en una de las salidas de emergencia del avión de Satena en el que llegó al mundo el pasado 11 de enero.

08 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Ramón Sateno Torres Bolívar fue bautizado ayer en una de las salidas de emergencia del avión de Satena en el que llegó al mundo el pasado 11 de enero.

Este bebé de 4 meses nació a solo 20 millas de Bogotá y a 10.000 pies de altura, cuando María Eugenia Bolívar, su madre, estaba siendo remitida desde Arauca hasta la capital del país porque presentaba preclancia.

El avión que sirvió de parroquia, un Embraer 1171, aterrizó a las 9 de la mañana en Arauca y se mantuvo 45 minutos en plataforma mientras se realizaba la ceremonia religiosa. Cuando los invitados, que básicamente eran periodistas, entraron a la aeronave, una azafata, como si el vuelo fuera a iniciar realmente, tomó el altavoz y anuncio que comenzaba la ceremonia.

Después llegó el padre Alcides Escalante, quien llevó el agua para el bautizo en una botella e inició el rito en la puerta de la nave. Mientras tanto, Sateno, luciendo un traje comprado por su madre con 24 .000 pesos en la plaza de mercado, dormía plácidamente en los brazos de Olga Martínez, la auxiliar de vuelo que lo recibió el día de su nacimiento. Ella es la madrina del bebé, y el piloto de la aeronave, coronel Ramón Alberto Gómez, el padrino.

Como a María Eugenia la dejó abandonada su esposo con Sateno y sus otros cinco hijos, el alcalde de Arauca, Hernando Posso Parales, quien estaba en Bogotá y viajó exclusivamente para asistir a la ceremonia, hizo las veces de padre del niño y, como primer regalo, le prometió a la familia una casa a través del Fondo de Vivienda Municipal.

Al final del bautizo, que se hizo en medio de una temperatura que superaba los 30 grados centígrados, María Eugenia salió con Sateno y con los dos padrinos en un carro de la aerolínea para visitar a los hermanitos del niño, que no pudieron asistir a la ceremonia porque, según la mamá, no tenía con que dotar de zapatos y ropa para la ocasión a sus otros hijos.

FOTO/Danilo Sarmiento.

Olga Martínez, madrina de Ramón Sateno, sostiene al bebé en el momento en que recibe el agua bendita.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.