LA NOSTALGIA DEL MAESTRO SOPÓ

LA NOSTALGIA DEL MAESTRO SOPÓ

La nostalgia apareció en 1965, un año después de que el maestro Miguel Sopó Duque hubiese terminado parcialmente una de las que considera sus mejores esculturas.

06 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

La nostalgia apareció en 1965, un año después de que el maestro Miguel Sopó Duque hubiese terminado parcialmente una de las que considera sus mejores esculturas.

El monumento a la raza, de 12 toneladas y dos figuras de cinco metros cada una, ubicado en la Glorieta de Tunja, había sido terminada en un 70 por ciento.

La maqueta o proyecto original está compuesto por tres figuras: una mujer andante, un hombre moribundo yacente y un guerrero-arquero que va colocado en la parte posterior a la figura yacente, éste último es el que falta.

El trabajo fue iniciado en 1964 cuando era presidente de la Academia Boyacense de Historia, Ulises Rojas y era miembro de esa agremiación el historiador Max Gómez Vergara. Ese año el artista talló milímetro a milímetro una piedra maciza en forma directa, con cincel y maceta. No hubo ayuda de máquinas, obreros, ni auxiliares y el 60 por ciento de la obra se realizó en el lugar donde hoy se encuentra.

Ese año, el escultor le pidió al Gobernador que le permitiera unos días de descanso. El mandatario le dijo Hace muy bien porque tampoco tenemos plata para la parte que falta! Volvió al mes y faltaban 20 millones para la fundición. Ante la falta de recursos Sopó regresó a Bogotá y hace diez años intenta que las autoridades tunjanas permitan la terminación de la obra.

La figura ausente, el arquero representa el aborigen que luchó por defender su patrimonio cultural, la vida de su pueblo, está diciendo que su pueblo como todos los pueblos de América lucharon contra los invasores, destructores y saqueadores de su patrimonio cultural y económico , explica el escultor.

La escultura ausente tiene un costo de 40 millones en cemento porque el bronce, ya está costando 60 millones. Hace un mes recibió una llamada de un tunjano interesado en que se culmine la escultura, ahora espera que haya un pronunciamiento para volver.

Yo voy cuando quieran. Tengo el mismo interés de siempre para terminar esa obra para la ciudad. Es un trabajo que desde el punto de vista arquitectónico el volumen representa una composición cerrada que debe tener un amarre: La figura caída, la levantada y la que falta, amarra a las dos. Desde el ideológico, el hombre, Aquimizaque, representa al jefe indígena, la mujer de pie es el símbolo de la raza y el guerrero que falta representa la lucha y la defensa territorial , explica con entusiasmo.

Para mi es un gran dolor, un desastre ver que el monumento está aún inconcluso después de tantos años. La obra además de sus valores intrínsecos es fruto de un sistema de trabajo herolco, que poco se utiliza en el mundo .

Sopo es considerado como el único en el planeta que moldea piedra, bronce, mármol y otros materiales en gran tamaño directamente, trabajo no realizado por escultor contemporáneo en ningún lugar del planeta. Mi estilo es tomar cincel y maceta y quitarle la camisa que envuelve a la escultura .

El escultor.

El maestro, quien estudió en Estados Unidos y Europa y ha sido galardonado en escenarios internacionales por sus obras, acaba de terminar varias esculturas en Zipaquirá y actualmente escribe su autobiografía.

Una vez terminado el libro organizará una exposición con trabajos que muestran la evolución de su carrera.

Tengo la obligación de explicarle a la gente de Colombia todo sobre mi obra .

Es autor de Cristo monumentales de cuatro metros, entre otras, en la Catedral de Sal de Zipaquirá, en la Universidad Nacional, en la iglesia Del Pilar y una estatua de la resurrección de Jesucristo en Cúcuta de 6 metros de alto.

Foto 1:La obra fue realizada en 1964 no fue terminada por falta de recursos de la Gobernación. Cuarenta años después el maestro intenta terminar este trabajo para la ciudad.

Foto 2:La escultura no sólo es única en su estilo porque fue tallada directamente en el lugar, sino que es tal vez la única escultura en piedra sobre la historia de Tunja que aún se conserva en la ciudad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.