Secciones
Síguenos en:
GABINETE: CRÓNICA DE UN PARTO DIFÍCIL

GABINETE: CRÓNICA DE UN PARTO DIFÍCIL

Luego de ingentes esfuerzos de persuasión y de barajar en más de una ocasión, el presidente César Gaviria logró poner término a la crisis ministerial. Confirmó a siete ministros, nombró seis nuevos y rotó de cartera a otro más. Fue, sin duda, uno de los partos políticos más difíciles de los últimos tiempos. La composición política se conocía desde el viernes al mediodía, cuando definitivamente el Presidente excluyó del gabinete a los conservadores independientes y al Movimiento de Salvación Nacional. Pero el nombramiento de los ministros se retrasó considerablemente y originó las más disímiles especulaciones sobre la nómina de colaboradores.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
05 de julio 1992 , 12:00 a. m.

Son entonces diez ministros liberales, con predominancia del sector gavirista; dos de la Nueva Fuerza Democrática; uno de la AD M-19 y una conservadora, la ministra de Relaciones Noemí Sanín, quien no cuenta con el respaldo del sector mayoritario de su partido. Los palos El palo del gabinete lo constituye el ministro de Obras Públicas, Jorge Bendeck Olivella. Nunca figuró en las múltiples cábalas de los gabinetólogos . Con su nombramiento, y la aceptación que por fin hizo Guido Nule del ministerio de Minas, el Jefe del Estado logró desempantanar la expedición del decreto respectivo, que por más de 27 horas estuvo en cuidados intensivos .

El retraso se debió fundamentalmente a que una de las piezas del ajedrez político no encajaba: el Ministerio de Minas. Uno tras otro, tres candidatos rechazaron el cargo. Fueron ellos el propio Guido Nule Amín, ministro de Comunicaciones; el economista Antonio Urdinola, quien consideró que tenía más preparación para ejercer el Ministerio de Hacienda, y Mauricio Cabrera, presidente del Banco de Occidente, quien declinó argumentando asuntos personales.

A Urdinola lo buscaron afanosamente el viernes por la noche, cuando crecía la expectativa por la designación del gabinete, y luego de su declinación, los asesores del Presidente iniciaron la búsqueda de Cabrera. Estaba perdido en una finca del Valle del Cauca , dijo una fuente de la Casa de Nariño.

Sólo hacia las cuatro de la tarde de ayer el Presidente pudo hablar con Cabrera. Su ubicación se había convertido virtualmente en un problema de Estado y Gaviria tuvo la intención de expedir el decreto sin conocer su opinión. Se le pidió a varios alcaldes que lo buscaran en el Valle del Cauca. Pero finalmente hizo bien en aguardar: Cabrera no aceptó.

El Presidente logró persuadir finalmente, ayer en la tarde, a Nule Amín, y de esta manera evitar que se desarmara el rompecabezas. Las variables que manejaba el Jefe del Estado debían atenderse simultáneamente: dar representación adecuada a regiones como la Costa, Antioquia, Santander y el Valle; equilibrar la composición del gabinete en lo que tiene que ver con el liberalismo con sectores como el samperismo y turbayismo, y buscar que los ministros, en lo posible, tuvieran ascendencia en el Congreso. Distribución Sobre el último punto fundamental para sacar con éxito la agenda legislativa en el Congreso, es aún prematuro emitir un juicio, pues de los ministros nuevos sólo William Jaramillo es ampliamente conocido en las cámaras legislativas.

También causó sorpresa el nombramiento de Gustavo de Roux en el Ministerio de Salud. Hasta última hora figuró en ese cargo el ex director del Fondo Nacional Hospitalario, Alberto Caicedo, un reconocido militante de la agrupación y quien jugó un papel decisivo en el proceso que condujo a la desmovilización y desarme del M-19.

El samperismo quedó representado en el gabinete por el ministro de Educación, Carlos Holmes Trujillo, y por el de Obras, Jorge Bendeck Olivella, y el turbayismo, con Andrés González, de Justicia. La mayor cuota la preserva el gavirismo: Gobierno, Defensa, Hacienda y Minas. El ministro de Comercio se declaró simplemente liberal, luego de señalar que no es del grupo del ex contralor Rodolfo González.

Por regiones, el Valle tiene dos ministros: Salud y Educación. Antioquia, dos: la canciller y el de Comunicaciones; Caldas mantiene al ministro de Gobierno, Humberto de la Calle; Santander conquista un ministerio, Luis Fernando Ramírez (NFD); la Costa conserva dos ministros: el de Obras y el de Minas y Energía. Los demás ministros son oriundos de Bogotá y Cundinamarca. Premio y castigos Para la composición del gabinete el Presidente tuvo en cuenta el comportamiento de las fuerzas políticas durante la discusión del reajuste de los impuestos. Liberalismo y Nueva Fuerza Democrática se llevaron el premio mayor. El primero aumentó de 9 a 10 el número de ministros, y la segunda logró dos carteras.

A pesar de que votó en contra el aumento de los impuestos, la AD M-19 mantuvo una cartera, la de salud. Para el Gobierno resulta fundamental demostrar dentro y fuera del país que una política de paz como la adelantada con la antigua organización guerrillera, es exitosa.

Sin embargo, ayer mismo se estaba fraguando una rebelión parlamentaria en el M-19, toda vez que varios congresistas no consideran a De Roux, el nuevo ministro de Salud, como un militante de trayectoria.

Fue tal la demora en la composición de la nómina ministerial, que dio incluso para que se conocieran primero las reacciones que el propio decreto presidencial. Los conservadores a secas advirtieron desde el viernes que habían sido excluídos del gabinete y que cualquiera de sus militantes que actuara en el Ejecutivo la ministra de relaciones lo hacía a título personal y técnico.

No se puede reaccionar sin conocer el decreto , dijo el mismo viernes una fuente de la Casa de Nariño.

Pero de todas maneras lo que sí queda en evidencia es que la división conservadora va para rato. Ahora hay dos movimientos: la Nueva Fuerza y Salvación Nacional, y dos vertientes dentro de los llamados conservadores a secas : un grupo mayoritario, que no respalda a la ministra, y otro minoritario compuesto por los tres senadores que votaron favorablemente el IVA, Roberto Gerlein, Hugo Castro y Elías Matus, que le dieron su apoyo irrestricto.

Entre tanto, el directorio del Partido Social Conservador, expidió anoche mismo una declaración en la que ofrece todo su respaldo a los nuevos ministros: Luis Alberto Moreno, Noemí Sanín y Luis Fernando Ramírez. El nuevo gabinete La nómina de colaboradores del presidente Gaviria quedó integrada así: Gobierno, Humberto de la Calle Lombana, liberal de Caldas.

Relaciones Exteriores, Noemí Sanín de Rubio, conservadora independiente de Antioquia.

Hacienda, Rudolf Hommes, liberal de Cundinamarca.

Defensa, Rafael Pardo Rueda, liberal de Bogotá.

Agricultura, Alfonso López Caballero, liberal de Bogotá..

Comunicaciones, William Jaramillo Gómez, liberal de Antioquia.

Trabajo, Luis Fernando Ramírez, Nueva Fuerza Democrática, de Santander.

Minas y Energía, Guido Nule Amín, liberal del Atlántico.

Desarrollo, Luis Alberto Moreno, Nueva Fuerza Democrática de Bogotá.

Comercio Exterior, Juan Manuel Santos, liberal de Bogotá.

Obras Públicas, Jorge Bendeck Olivella, liberal de La Guajira.

Educación, Carlos Holmes Trujillo, liberal del Valle.

Salud, Gustavo de Roux, M-19 del Valle.

Justicia, Andrés González, liberal de Cundinamarca.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.