PÓNGALE EL PECHO A LA ESPALDA

PÓNGALE EL PECHO A LA ESPALDA

Aquello de que se me metió un frío en el hombro o que la ciática me tiene loco son dos de las frases a las que más acuden las personas para explicar una clase de molestia que, según el tercer Estudio Nacional del Dolor, presentado esta semana, ha ido incrementándose en Colombia: el dolor de espalda. (VER GRAFICOS: DOLOR DE ESPALDA) (VER INFOGRAFIA: EJERCICIOS PARA DESCANSAR DISMINUIR EL DOLOR Y ESTIRAR)

09 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Aquello de que se me metió un frío en el hombro o que la ciática me tiene loco son dos de las frases a las que más acuden las personas para explicar una clase de molestia que, según el tercer Estudio Nacional del Dolor, presentado esta semana, ha ido incrementándose en Colombia: el dolor de espalda.

(VER GRAFICOS: DOLOR DE ESPALDA).

(VER INFOGRAFIA: EJERCICIOS PARA DESCANSAR DISMINUIR EL DOLOR Y ESTIRAR).

De hecho, 8 de cada 10 colombianos sostuvieron haberlo padecido alguna vez en la vida, aun cuando el 85 por ciento de ellos decidieron no consultar al médico para tratarlo.

Algo que explica este último hecho es que la mayoría de estas molestias son benignas. De acuerdo con los expertos, una vez aparecen tienden a mejorar por sí solas en las dos primeras semanas. Casi siempre se trata de disfunciones e imbalances musculares fruto de la mala postura o la mala utilización de la espalda (no saber levantar cargas pesadas, por ejemplo).

Esa es la razón por la cual los especialistas primero tratan el problema con analgésicos, antiinflamatorios o medicamentos combinados durante los primeros días. Al cabo de ese tiempo el 80 por ciento de las personas supera el problema. El restante 20 por ciento que no lo logra es sometido a nuevos análisis y exámenes para descartar enfermedades de la columna, como hernias discales, tumores, osteoporosis e infecciones.

Normalmente, la mitad de los pacientes de este último grupo obtiene buenos resultados en los análisis, de modo que son sometidos a terapias físicas para aliviar el dolor. Estas siempre van acompañadas por lo que los especialistas llaman una reeducación del pacientes : se les enseña a adoptar posturas correctas y se revisa con ellos sus actividades cotidianas para encontrar la causa del dolor.

Suele ocurrir que la persona tiene que hacer cambios en su ambiente de trabajo o en casa para prevenir nuevas molestias.

El dolor de espalda afecta especialmente a la gente en edad productiva y se concentra más entre quienes bordean los 40 años de edad. Las principales quejas son por molestias en el área lumbar (cintura), seguidas por el cuello, las escápulas y la región dorsal, casi siempre por la tensión que genera el estrés. Existen ejercicios sencillos para aliviarla (ver gráfico).

Los de mayor riesgo.

Claro está que en personas más jóvenes también se da, pero casi siempre por mal uso de la espalda, accidentes laborales, sobrecargas, traumas, caídas y torciones, entre otros.

Vale anotar que si bien todas estas molestias ameritan atención cuidadosa siempre, los médicos se fijan más en las personas que hacen parte de cinco grupos de riesgo: los niños y adolescentes, en los que no es usual registrar este tipo de molestias; las mujeres menores de 30 años, los hombres mayores de 50 años, las personas que tienen alguna enfermedad de base (cáncer, artritis, diabetes, sida) y aquellos que han estado hospitalizados por alguna razón.

En ellos, según los expertos, un dolor de espalda puede esconder un problema más serio.

Aun así, debido a que el número de quienes finalmente resultan con una enfermedad grave en la espalda es pequeño, la gente suele tomarse el tema a la ligera. La reacción más común es correr a la farmacia y adquirir analgésicos, parches y unguentos para tratar el dolor por su cuenta.

Los especialistas reconocen que si el problema no es serio, estos logran aliviarlo. Sin embargo la sola posibilidad de que sí lo sea, amerita consultar siempre al médico.

Aconsejan, también, darse masajes siempre y cuando sean para relajar los músculos (además estimulan la circulación y el drenaje linfático), no para manejar el dolor. Si este es el propósito, lo mejor es buscar a fisioterapeutas o personas que sí tengan conocimientos en la materia.

CONSEJOS PARA CUIDARLA.

- Póngase de pie y estire los brazos hacia arriba: procure que los implementos que más usa en la casa o la oficina no estén en estantes que superen la altura de las manos en esa posición.

- También de pie, estire los brazos a los lados: evite que las cosas más necesarias estén a una distancia mayor a ese diámetro, y tampoco por debajo de la cintura.

No permanezca en la misma posición más de 20 minutos: haga algo que le implique moverse, como dar una corta caminata y estirar las piernas.

- Almohada: esta debe rellenar el espacio que queda entre los hombros y la cabeza al acostarnos. La idea es conservar una línea recta entre ésta y el cuerpo.

- Colchón: el ideal no es el blando o el duro, sino el firme que se ajusta al cuerpo sin hundirse o llenarse de ondulaciones.

- Si viaja por tierra haga paradas periódicas. Muévase al bajar del vehículo, estírese en lugar de volver a sentarse.

- No exceda su peso, haga algún tipo de actividad física, como caminar, trotar, montar bicicleta o seguir un programa sencillo de ejercicios, tres o cuatro veces a la semana.

- Aprenda a identificar las actividades que le producen dolor (pegar el teléfono a la oreja con el hombro) y evítelas o suspéndalas (utilice diademas o manos libres).

FUENTES: Germán Ochoa, ortopedista, ex presidente de la Asociación Colombiana para el Estudio del Dolor. Ana Isabel Díaz, terapeuta ocupacional. María Emilia Peña, fisioterapeuta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.