TRAS EL DRAMA DE LAS MULAS

TRAS EL DRAMA DE LAS MULAS

María llena eres de gracia, coproducción colombo-estadounidense, dirigida por el californiano Joshua Marston, narra un proceso degradante que golpea duramente a nuestra vulnerable situación social. Por cuanto su joven e ingenua protagonista caerá en la trampa de tragarse varias cápsulas de droga para sobrellevar una pesadilla incesante, y plena en peligros, desde un cultivo de flores en la sabana de Bogotá hasta el distrito neoyorquino de Jackson Heights.

08 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

María llena eres de gracia, coproducción colombo-estadounidense, dirigida por el californiano Joshua Marston, narra un proceso degradante que golpea duramente a nuestra vulnerable situación social. Por cuanto su joven e ingenua protagonista caerá en la trampa de tragarse varias cápsulas de droga para sobrellevar una pesadilla incesante, y plena en peligros, desde un cultivo de flores en la sabana de Bogotá hasta el distrito neoyorquino de Jackson Heights.

María inicia su periplo con una operación realmente atroz que consiste en ingerir setenta bolsitas de diez gramos y cuatro centímetros de longitud cada una. El entrenamiento habitual de tragar uvas enteras parecería cosa leve frente al riesgo de reventarse adentro el guante quirúrgico que las envuelve. Se acrecientan los temores en el aeropuerto frente a los rayos X, con ayuno a bordo y más sospechas, conexiones en tierra con los criminales y evacuación no siempre fácil del contenido letal.

Si se mantiene un nivel emocionante en su primera parte, con esa tensión psicológica propia del suspenso, desde el momento en que se efectúan sus contactos externos comienza la historia a flaquear en términos dramáticos. La hermana que resulta también comprometida; una amiga cuya veteranía no la exime del desenlace fatal; las situaciones inverosímiles de quienes dejan escapar a sus presas después de cometer un asesinato; y los silencios consecutivos, que pesan sobre los familiares de la occisa.

Catalina Sandino Moreno, como María, asume con temple la ubicuidad de víctima del narcotráfico frente a su inquebrantable decisión de asegurarse un futuro en el exterior junto al hijo que espera. Poseedora de un carisma singular, la cámara atrapa su belleza trigueña carente de maquillaje. Parecería como si detrás de tanto arrojo, persistiese un carácter vulnerable que rodea la mentira o bordea el síndrome de la supervivencia.

Qué factores han logrado equilibrar los gustos del público y la crítica especializada? Su impresionante realismo pero sin caer en trivialidades ni sensacionalismos, el encanto natural que transmite su segura protagonista y los matices de una historia que partiendo de la vida cotidiana salta toda clase de escollos para redondear un cuadro dramático sobre las mulas y otras historias de muchas víctimas seducidas por dineros ilícitos.

FICHA TECNICA.

María llena eres de gracia.

Producción: Paul Mezey & Jaime Osorio.

Guión: Joshua Marston.

Fotografía: Jim Denault.

Maquillaje: Flor Marina Sandoval.

Sonido: Alex Wolfe.

Música: Leonardo Heiblum & Jacobo Lieberman.

Intérpretes: Catalina Sandino Moreno (María Alvarez), Jenny Paola Vega (Blanca), Jhon Alex Toro (Franklin), Guilied López (Lucy), Patricia Rae (Carla) y Orlando Tobón (Don Fernando) -entre otros-.

FOTO/Archivo particular.

Joshua Marston y Catalina Sandino, director y protagonista de María llena eres de gracia .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.