UN RESULTADO MUY, MUY ALENTADOR

UN RESULTADO MUY, MUY ALENTADOR

La globalización y los tratados de libre comercio como el que comenzaremos a negociar con Estados Unidos en ocho días se convierten en grave peligro para el bienestar de los colombianos, si el país no mejora sustancialmente su capacidad de competir en los mercados internacionales. Por fortuna, el país ha mejorado mucho su competitividad.

09 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La globalización y los tratados de libre comercio como el que comenzaremos a negociar con Estados Unidos en ocho días se convierten en grave peligro para el bienestar de los colombianos, si el país no mejora sustancialmente su capacidad de competir en los mercados internacionales. Por fortuna, el país ha mejorado mucho su competitividad.

No es fácil definir este concepto. Si se midiera simplemente por el crecimiento de las exportaciones de un país y su penetración en los mercados internacionales, el dragón chino se llevaría con creces todos los premios. Pero la medición es bastante más compleja, y tiene en cuenta muchos otros tipos de factores.

Las dos entidades más serias que miden la competitividad mundial son el Foro Económico de Davos (realiza el estudio en asocio con la Universidad de Harvard) y el IMD, con sede en Ginebra (Suiza). Esta última acaba de publicar su último informe, y a Colombia le va bastante bien: mucho mejor de lo que reportó la prensa esta semana.

La noticia que se publicó fue que Colombia había avanzado cuatro puestos en los últimos cuatro años. La verdad es que avanzó mucho más, porque el IMD introdujo nuevos países y nuevos conceptos en su medición. Al descontar estos cambios, el resultado para Colombia es muy, muy alentador, pues fue el país -de todos los que participan en la muestra- que más progresó.

Colombia avanzó 13 posiciones y se ubicó en el puesto 32, al lado de competidores tan duros como Israel, India, Corea, Portugal o Hungría. El segundo país que más avanzó fue la India (12 posiciones), el tercero Malasia (10 puestos) y el cuarto Rusia (9 puestos). Solo dos países mejoraron su competitividad en América Latina: Colombia y Chile, que subió 6 puestos.

Curiosamente, México fue el país de América Latina que más bajó (10 puestos), en contraste con el buen desempeño de sus socios del Nafta. Estados Unidos mantuvo el primer lugar y Canadá subió del octavo al tercer puesto.

El avance de nuestro país es un magnífico resultado que ha debido tener mucha más divulgación, por aquello de que toda sociedad necesita estímulos permanentes para consolidar su confianza en un mejor futuro. Y Colombia, en medio de tanto problema y tanto negativismo, sí que necesita de este tipo de estímulos.

La competitividad, sin embargo, es tan solo una cara de la moneda. La otra cara es la inversión. Nada sacamos con mejorar la competitividad si no se traduce en más y mejores puestos de trabajo y en un mayor bienestar para la población como un todo.

Una mejor competitividad puede ayudar a obtener más inversiones. Pero no es suficiente. Hay que ser mucho más agresivos y hay que generar un ambiente mucho más atractivo para los inversionistas. Sólo por este camino podremos crecer lo suficiente como para salir, algún día, de la pobreza y el subdesarrollo.

En este orden de ideas, y a pesar de haber sido uno de sus promotores, debemos reconocer que Coinvertir (la entidad encargada de atraer inversión) no ha dado la medida. De pronto su carácter mixto no la deja funcionar adecuadamente. Qué útil sería en estos momentos darle un vuelco a Coinvertir, o crear una entidad nueva, que estuviera adscrita -por ejemplo- a Proexport y, por supuesto, darle toda la importancia y el respaldo que se requiera.

Debemos seguir progresando en competitividad. Y ojalá así sea, porque este es un proceso dinámico y fundamental que no se da por generación espontánea. Necesita no sólo esfuerzo sino continuidad. Pero para que todo esto se convierta en mayor bienestar colectivo, es imperativo atraer más inversión. Sólo con más y mejor inversión tienen sentido los TLC. De lo contrario, seguiremos a la zaga del desarrollo social.

* * *.

ME DA MUCHA PENA con los Estados Unidos porque el escándalo sobre las torturas a los prisioneros en Irak representa un golpe mortífero a su credibilidad como defensores de los Derechos Humanos. Con qué autoridad podrán ahora continuar con el papel de jueces y policías del mundo en esta materia? Mucho dependerá del desenlace final de este triste episodio, que bien le puede costar la presidencia a Bush, pues les tocaron a los americanos lo intocable: su fibra moral.

* * * *.

ME DA MUCHA PENA también con los bogotanos, pero el Plan de Desarrollo que acaba de presentar la nueva administración deja mucho, pero mucho que desear. Es muy general, muy corto (33 páginas para determinar cómo se van a gastar 20 billones de pesos), muy poco propositivo, no contiene una visión integral de ciudad, es descoordinado, deja de lado muchos temas importantes (cultura, medio ambiente, participación ciudadana), no hay una sola propuesta para conseguir nuevas fuentes de recursos... En fin, intenso e importante trabajo tendrán los concejales para mejorarlo en su discusión y aprobación.

* * * *.

ME DA MUCHA PENA asímismo, pero los periodistas de la radio han dado ejemplo de innovación y audacia. El formato noticioso matinal que impuso Yamid hace 25 años y que hoy mantienen con excelencia Gossaín, Julito, Arizmendi y tantos otros, es la mejor prueba. Gran programa de conmemoración el del jueves pasado! Además, ha dado pie a otros formatos exitosos en la radio, como los humorísticos de las tardes. Lo bueno del talento es que tiende a retroalimentarse... Felicitaciones!.

jmsantos@buengobierno.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.