ASÍ DEBEN SER LAS MADRES AL VOLANTE

ASÍ DEBEN SER LAS MADRES AL VOLANTE

Nada como el instinto maternal para tomar medidas. Eso se ve en un carro cuando la mamá va al volante y los pequeños atrás.

09 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Nada como el instinto maternal para tomar medidas. Eso se ve en un carro cuando la mamá va al volante y los pequeños atrás.

La conducción toma otra dimensión, las precauciones son evidentes y no se escatiman esfuerzos para que los pequeños se sientan y estén seguros.

Puede que la adrenalina de la mamá sea otra, pero jamás se la transmite a ellos. Y, si generalmente manejaba, como se dice en el argot a la ofensiva, pasa a ser un conductor defensivo, que mide mucho más y mejor cualquier decisión.

Allí no hay riesgos, ni maniobras locas, todo se hace con el sentido del amor y del cuidado.

Algo similar ocurre cuando se lleve un bebé. Incluso muchos usan ese famoso letrero (bebé a bordo) con la carita de un niño, pues así se suaviza la actitud de quienes van a su alrededor.

Es que uno de los aspectos más importantes en la vida moderna es el cuidado que se tiene cuando van niños, bebés o mujeres embarazadas en el carro.

El cinturón bien puesto.

Existen ciertas medidas de seguridad que le vendrán bien a las futuras madres al momento de subirse a un auto, ya sea como pilotos o pasajeros.

Siempre utilice el cinturón de seguridad, pero con cuidado de no presionar el útero. Para esto, siéntese derecha y coloque el cinturón entre los senos, a la altura de la clavícula, y apoye la banda sobre la ingle.

Si el cinturón está mal puesto puede causar desprendimiento de la placenta o rotura uterina, así es que para estar segura de que lo hizo bien cerciórese de que el cinturón le pasa por encima de la ingle.

En lo posible viaje en el asiento trasero, varios estudios han demostrado que el impacto en caso de choque siempre recae con mayor fuerza en los puestos delanteros.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta, en caso de ir en el asiento delantero, es correr la silla para atrás para que, en caso de choque, el airbag no sea motivo de peligro al abrirse.

Niños atrás.

Los chiquitines siempre deben estar bien asegurados en el asiento trasero, recuerde que es contra la ley sentarlos en el asiento delantero o cargarlos en brazos, si son menores de doce años.

Nada de llevarlos de pie o sin cinturón de seguridad porque en una simple curva o una frenada brusca puede poner su vida en riesgo.

Los más pequeños deben ir además en una silla de seguridad, de espaldas a los asientos delanteros y con el airbag desactivado, esto hace que en caso de accidente el cuerpo no reciba el impacto.

A la hora de comprar una silla de seguridad tenga en cuenta el peso del niño y compárelo con el peso que puede soportar la silla, procure llevar al menor para comprobar tanto su seguridad como su comodidad.

El cinturón de seguridad le servirá para sujetar firmemente la silla, además éstas traen un cinturón adicional para los niños.

Si cumple con estas sencillas precauciones podrá transitar con tranquilidad, porque cuando las mamás hablan de seguridad saben que proteger es querer.

VAMOS DE PASEO.

Si va a viajar o a realizar desplazamientos largos no sobran unas advertencias extras para hacer del recorrido algo más placentero, tanto para las madres como para los pequeños.

Algunas veces los niños se sienten incómodos en la posición que van, por eso lloran sin parar, en estas circunstancias lo mejor es orillarse, calmarlos, acomodarlos nuevamente y continuar el trayecto.

Si les lleva juguetes para que se entretengan procure que sean blandos y que no contengan material mecánico, plástico duro o piezas extraíbles, ya que estos pueden provocar ahogamiento.

También debe tener en cuenta que la ropa que lleven los pequeños sea cómoda, esto evitará que durante el viaje se sienta molesto; es importante que el niño siempre lleve algo puesto, pues el cinturón de seguridad puede producir roces en la piel que lo lastimarán en caso de una frenada brusca.

Si intentan quitarse el cinturón de seguridad no lo permita, no importa qué tan duro lloren, enséñeles desde pequeños la importancia de dejarlo puesto, así se acostumbrarán a él y no pelearán más por quitárselo.

Si considera necesario tapar con mantas a los pequeños, lo mejor es que lo haga por encima del niño una vez lo haya asegurado correctamente.

Para hacerles el viaje menos largo hábleles, de esta forma se distraerán y evitará que la enloquezcan con las típicas preguntas: " ya vamos a llegar? cuánto falta?.

Una buena opción también es evitar que los pequeños duerman antes de salir, así podrán descansar en parte del trayecto y se les hará menos largo.

Eso sí, lo más importante es que usted les dé el ejemplo para que ellos aprendan de su madre a ser responsables cuando van en un automóvil. Recuerde que los niños imitan a sus padres y que si usted no cumple con las normas ellos tampoco las respetarán.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.