ASESINADO PRESIDENTE CHECHENO

ASESINADO PRESIDENTE CHECHENO

El pánico y la confusión se apoderaron de Chechenia en los primeros momentos tras el atentado, hasta el extremo de que las autoridades locales se negaban a confirmar la muerte del presidente Ajmad Kadírov, en los últimos cuatro años el hombre fuerte de Rusia en Chechenia. (VER MAPA: INDEPENDISTAS DAN GOLPE BAJO)

10 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El pánico y la confusión se apoderaron de Chechenia en los primeros momentos tras el atentado, hasta el extremo de que las autoridades locales se negaban a confirmar la muerte del presidente Ajmad Kadírov, en los últimos cuatro años el hombre fuerte de Rusia en Chechenia.

(VER MAPA: INDEPENDISTAS DAN GOLPE BAJO).

Tuvo que el ser el propio presidente ruso, Vladimir Putin, quien casi cinco horas después certificó oficialmente la muerte. "Kadírov ha muerto, pero ha partido sin ser vencido", dijo.

La explosión ocurrió en el estadio Dinamo, de Grozny, en un desfile militar con el cual se conmemoraba la victoria aliada sobre los nazis,.

La televisión mostró imágenes de Putin consolando a Ramzán, hijo de Kadírov y jefe de la guardia personal de su padre, un cuerpo de unos 10.000 hombres armados hasta los dientes.

Vladímir Yákovlev, representante del Kremlin para el Distrito Federal Sur, precisó que la bomba mató al menos a 32 personas y dejó 53 heridos. Pero el ministro del Interior, Ruslan Atsaev, habló de solo 6 muertos.

En el ataque murió también el presidente del Consejo de Estado de Chechenia, Huseín Isáyev. El comandante en jefe de las tropas rusas emplazadas en el Cáucaso Norte, general Valery Baránov, perdió una pierna y estaba ayer entre la vida y la muerte.

El explosivo utilizado, un obús de artillería de 152 mm, no fue detectado ya que había sido introducido en la propia estructura de la tribuna, bajo el palco de honor. Sergei Koyemyaka, empleado del Ministerio de Situaciones de Emergencia en el sur de Rusia, dijo que el estadio fue desalojado rápidamente. Y agregó que una mina antipersonal fue encontrada cerca de la sección de asientos atacada.

Incierto panorama.

En el 2002, una bomba estalló durante una parada militar por el Día de la Victoria, en Kaspiisk, un puerto del Mar Caspio. Murieron 43 personas, entre ellas 12 niños.

Los servicios de seguridad no se explican cómo fue posible que uno de los hombres más protegidos de Rusia haya muerto por una bomba puesta a sus pies. Cinco sospechosos han sido detenidas.

La perspectiva política chechena es compleja tras el magnicidio, pues esto pone en jaque al Kremlin y su plan de pacificación para esa república norcaucásica, escenario de un cruento conflicto que se alarga ya casi diez años. De hecho, Putin tendrá grandes dificultades para encontrar un sustituto capaz de conservar el difícil equilibrio entre una Chechenia bajo la batuta de Moscú y mantener contentos a los clanes chechenos.

Kadírov, quien en la primera guerra chechena (1994-1996) luchó del lado de los separatistas; se cambió de bando y fue puesto por el Kremlin como administrador de Chechenia en junio del 2000.

Desde entonces, combatió a los separatistas y comenzó a ganarse el respeto de sus paisanos por sus reiteradas denuncias de violaciones de los humanos cometidas por las tropas rusas contra la población civil en Chechenia. En octubre pasado, fue elegido Presidente en unos polémicos comicios.

En reciente iniciativa, Kadírov pidió que el mando de la operacion antiterrorista en Chechenia pasara al Ministerio del Interior, petición que fue denegada por Moscú.

QUE SIGUE?.

Como medida de emergencia tras el asesinato de Ajmad Kadírov, el Kremlin designó presidente en funciones de Chechenia al primer ministro de la república, el ruso Serguéi Abrámov, de 32 años, quien hace sólo dos meses asumió la jefatura del Gobierno checheno.

Según la Constitución de Chechenia, las elecciones presidenciales extraordinarias deberán celebrarse antes del 9 de septiembre de este año, lo que deja poco margen de maniobra a Moscú para buscar el relevo de Kadírov.

Se prevé que el asesinato y el vacío de poder insuflará nuevos ánimos a la guerrilla separatista islámica, que en los últimos meses había reducido sus acciones a atentados terroristas aislados, sin conseguir desestabilizar a la administración de Kadírov.

FOTO/AP.

1- Ajmad Kadírov, poco antes de la explosión, celebraba el Día de la Victoria sobre los nazis.

2- La sección de asientos VIP quedó reducida a un cráter y todo el mundo echó a correr.

3- Hombres en uniforme arrastran al Presidente, en medio de la confusión.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.