SE ACABA EL TIEMPO

SE ACABA EL TIEMPO

Hace un año, después del Gran Premio de España, el equipo Williams salió con un balance preocupante. Estaba clasificado en el cuarto puesto de los constructores con 32 puntos, detrás de McLaren (51), Ferrari (48) y Renault (34). Montoya iba séptimo y Ralf, sexto. Raikkonen punteaba con 32, contra 28 de Michael Schumacher y 15 de Montoya.

10 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Hace un año, después del Gran Premio de España, el equipo Williams salió con un balance preocupante. Estaba clasificado en el cuarto puesto de los constructores con 32 puntos, detrás de McLaren (51), Ferrari (48) y Renault (34). Montoya iba séptimo y Ralf, sexto. Raikkonen punteaba con 32, contra 28 de Michael Schumacher y 15 de Montoya.

Al levantar ayer el telón las cosas están peores. No tanto por los resultados flojos de Williams sino por el excepcional botón de Ferrari, que ha ganado 82 de los 90 puntos y le lleva a Williams, que va otra vez cuarto a 52 puntos!.

En pilotos, Montoya está apenas sexto en el campeonato, con 18 puntos contra 50 de Schumacher. Esto quiere decir que el alemán podría dejar de correr tres pruebas seguidas y si Juan Pablo las ganara todas, todavía Michael seguiría punteando el torneo. En el 2003, dos carreras después de España, en Mónaco, Montoya ganó y empezó un impresionante descuento que lo llevó a disputar el título.

Hoy, McLaren está desaparecido y sus pilotos no cuentan sino para narrar lamentos. La diferencia grande entre los años es que el chasís Ferrari 2003 no era el monstruo de máquina de ahora y que Michael Schumacher estaba en uno de sus años menos productivos. Pero en las condiciones actuales, cuantitativamente están muy, muy lejos y cualitativamente Schumacher luce inalcanzable.

Vista la evolución negativa en el año, se ve muy difícil que Williams recupere esa forma en el corto plazo frente a Ferrari y muy complicado su panorama competitivo en la pista. Sus problemas no están en las narices del carro sino en los espejos cada vez más llenos de colores BAR y Renault, cuando los logran tener atrás.

El segundo puesto de Montoya en la grilla española es obra de él. De su empeño y tesón y del riesgo que toma para poner su carro en el mejor sitio, con los alientos o ganas que no tiene Ralf. En esas condiciones, no hay piloto que recupere lo que la ingeniería no aporta y el tiempo se acaba para implantar cambios que Williams no parece haber descifrado porque cada vez está más atrás.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.