EL MILAGRO COLOMBIANO

EL MILAGRO COLOMBIANO

El jueves de la semana pasada se llevó a cabo en el Palacio de Nariño la primera Tertulia del crecimiento - un foro de expertos en economía convocados por el Presidente Alvaro Uribe con el propósito de intercambiar ideas que promuevan un crecimiento del PIB superior al 5 por ciento anual, de manera sostenida. La reunión, en la que participó un centenar de personalidades -ministros y ex ministros, dirigentes gremiales, académicos, líderes sindicales, parlamentarios y periodistas especializados, resultó muy interesante y productiva.

09 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

El jueves de la semana pasada se llevó a cabo en el Palacio de Nariño la primera Tertulia del crecimiento - un foro de expertos en economía convocados por el Presidente Alvaro Uribe con el propósito de intercambiar ideas que promuevan un crecimiento del PIB superior al 5 por ciento anual, de manera sostenida. La reunión, en la que participó un centenar de personalidades -ministros y ex ministros, dirigentes gremiales, académicos, líderes sindicales, parlamentarios y periodistas especializados, resultó muy interesante y productiva.

En primer término vale la pena destacar el hecho de que en la reunión se escucharon planteamientos de diverso origen. Se tuvieron en cuenta todo tipo de opiniones -contradictores del gobierno, funcionarios de muy alto nivel de pasadas administraciones, congresistas amigos del gobierno pero también sus opositores. Esto habla muy bien del talante democrático del presidente y de su pragmatismo a la hora de recoger buenas propuestas para facilitar el logro del trascendental propósito nacional de hacer crecer la economía a ritmos elevados que permitan abundante generación de empleo y el saneamiento de las finanzas públicas. Y habla además muy bien de todos los que respondieron a la invitación, sin que sus diferencias ideológicas o políticas con el gobierno obstaculizaran su deseo de aportar sus valiosos conocimientos y experiencias a una buena causa colectiva. Así se construye patria.

La intervención del gerente (e) del Banco de la República - José Darío Uribe - fue sobresaliente. De manera muy clara, apoyada con cifras contundentes y argumentos de muchos peso, el destacado economista demostró que el manejo monetario y cambiario del Emisor ha sido muy útil para la reactivación económica. Hoy en día la economía colombiana tiene la mejor combinación posible en favor del crecimiento del PIB: una tasa de cambio en el punto más competitivo de la historia reciente y un muy bajo nivel de la tasa de interés de captación - que es la que controla el Emisor. (La tasa de colocación debería ser inferior, pero eso depende del sistema financiero - de sus costos y gastos, de los riesgos de su cartera, de los impuestos que le cobran). Sorprendió positivamente el estimativo de crecimiento para este año del Banrepública- 4 por ciento, que está por encima de las previsiones del Departamento Nacional de Planeación. Coincidimos con ese pronóstico optimista porque pensamos que las condiciones están dadas para que la economía acelere su recuperación.

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, también hizo una buena exposición. Destacó la importancia de la confianza como motor del avance del PIB y enfatizó la necesidad de lograr que la inversión en el 2004 crezca más del 20 por ciento, lo cual sirve de locomotora de toda la actividad económica. Aplaudimos la responsabilidad con la que el ministro asumió el compromiso de sacar adelante varias iniciativas cruciales para que no se empantane o se hunda la reactivación económica: la reforma tributaria estructural, el recorte de prebendas pensionales excesivas y la austeridad en el gasto público.

El primer mandatario anunció el comienzo de un gran proyecto de planeación económica a largo plazo - una visión de la economía en el 2019 (cuando se conmemorarán los 200 años de la independencia de Colombia), tarea que acertadamente le ha sido encomendada liderar a Alejandro Gaviria -el hasta hace poco subdirector de Planeación Nacional. El país necesita salir del día a día, tiene que pensar desde ya en cómo puede y debe ser su economía en un horizonte amplio de tiempo. Porque como bien lo afirmó la cabeza del DNP, Santiago Montenegro, nuestro futuro económico será el que los colombianos queramos que sea, trabajando con inteligencia y dedicación.

Pero lo más importante de la intensa jornada fue el mensaje central del Presidente Uribe: tenemos que producir un milagro en la economía nacional - un crecimiento del PIB elevado y sostenido que haga posible un gran avance económico del ingreso per cápita y del bienestar social. Como el que han hecho varias naciones del sudeste asiático. Como el caso chileno. Como el logrado por España e Italia hace unos años. Los progresos recientes demuestran que sí se puede crear ese milagro si los colombianos seguimos apoyando los programas de seguridad democrática, de modernización del Estado, de integración comercial con el resto del mundo y de lucha sin cuartel contra la corrupción.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.