LA ECONOMÍA VA BIEN

LA ECONOMÍA VA BIEN

En la medida en que se divulgan los indicadores sobre el comportamiento de la economía en los primeros meses del año, se confirma que el 2004 será un muy buen año. El país está dejando atrás la recesión y recobrando la confianza en su futuro.

10 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

En la medida en que se divulgan los indicadores sobre el comportamiento de la economía en los primeros meses del año, se confirma que el 2004 será un muy buen año. El país está dejando atrás la recesión y recobrando la confianza en su futuro.

En el foro de Anif y Fedesarrollo, reunido el jueves pasado en Bogotá, se confirmó que el ritmo de crecimiento de la economía, medido por la variación del PIB, se aceleró en el último trimestre del año pasado. Y, aunque no se conoce todavía la cifra oficial del primer trimestre del 2004, se estima que el dinamismo reciente se mantuvo y continuará en el resto del año. Los analistas calculan que el crecimiento estará alrededor de 4,0 por ciento en este año y se comenta que en los salones del Banco de la República se proyecta una cifra de 4,5.

No solamente el consumo de los hogares y la inversión privada avanzan a buen ritmo. También las exportaciones, tradicionales y no tradicionales, han aumentado más de lo esperado. Las primeras, en razón de los buenos precios de los productos básicos -como el petróleo, el carbón y el níquel-. Las segundas, por la recuperación de las ventas a Venezuela y la mayor demanda de productos colombianos originada en Estados Unidos y en el resto del mundo. Lo cual implica que la revaluación del peso en las últimas semanas no ha tenido un efecto negativo sobre la marcha de las exportaciones.

Los resultados de las empresas industriales y de los bancos, correspondientes al primer trimestre del año, son igualmente satisfactorios. Así lo registran los balances entregados tanto a la Superintendencia de Valores, en un caso, como a la Superintendencia Bancaria, en el otro. Esta es una consecuencia de la amplia liquidez que existe en el mercado financiero y que se refleja en la estabilidad de las tasas de interés, en los niveles más bajos de la historia reciente del país. Ha habido disponibilidad de crédito para todos los sectores de la producción, aunque la cartera hipotecaria no aumenta por el temor de las gentes a endeudarse para la compra de vivienda.

La evolución de la inflación de los últimos doce meses ubica la variación del índice de precios al consumidor en 5,49 por ciento, es decir, en la meta de la Junta del Banco de la República para el 2004. La capacidad de compra de los salarios se ha mantenido, una razón adicional para considerar que la economía continuará por buen camino en lo que resta del año. En cambio, los índices de empleo no son tan alentadores porque, si bien la ocupación ha aumentado, hay más personas buscando trabajo, en parte estimuladas por la misma mejora de la actividad económica y el repunte de la demanda de empleo. Con el paso de los meses, sin embargo, la tendencia a la baja del desempleo deberá consolidarse, aunque no se trate de una reducción muy sustancial.

* * * *.

Los buenos indicadores en el frente económico no deberían inducir a las autoridades a considerar que el horizonte está despejado y los problemas, resueltos. El entorno económico internacional se ha enrarecido en las últimas semanas por la elevación de las tasas de interés de largo plazo en los Estados Unidos, que presionará una subida de las de corto plazo en el futuro cercano. Esto ya ha generado cambios en la dirección de los flujos de capitales en el mundo y el dólar recobró parte de la fortaleza perdida desde los inicios del año. Por lo mismo, es difícil prever que la entrada de divisas continúe con la intensidad de los últimos meses, que siga la revaluación del peso colombiano y que las tasas de los TES mantengan sus niveles recientes.

Por último, pero no menos importante, sigue vigente la necesidad de aprobar las reformas estructurales que requiere la economía para asegurar su estabilidad futura. Entre ellas, la de las pensiones, que tiene gran urgencia y que el presidente Uribe -según lo informó ante los aseguradores en Cartagena- tiene intención de promover en la legislatura que se iniciará el próximo 20 de julio. Una buena noticia porque, como decía el presidente de Anif al cerrar su intervención en el foro del jueves, es mejor arreglar las goteras de la casa en verano y no en medio de las lluvias del invierno .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.