LAS BOLSAS DE EE.UU. ESPERAN UNA TORMENTA PERFECTA

LAS BOLSAS DE EE.UU. ESPERAN UNA TORMENTA PERFECTA

Raras veces una racha de noticias tan carentes de matices golpea los mercados, como ocurrió la semana pasada. Cada indicador o señal económica adquirió de inmediato la connotación de algo muy prometedor o muy negativo para los mercados. No hubo términos medios. (VER GRAFICO: LA SORPRESA)

10 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Raras veces una racha de noticias tan carentes de matices golpea los mercados, como ocurrió la semana pasada. Cada indicador o señal económica adquirió de inmediato la connotación de algo muy prometedor o muy negativo para los mercados. No hubo términos medios.

(VER GRAFICO: LA SORPRESA).

En el futuro, los inversionistas enfrentan casi con certeza un período de fuertes turbulencias, casi una tormenta perfecta en los mercados financieros causada, al igual que en la naturaleza, por dos frentes que chocan.

Aunque es cierto que una vez vuelva la calma se podrá navegar con tranquilidad, no está claro cuánto durará la tormenta ni qué clase de estragos provocará.

El frente cálido, que sugiere que las cosas mejoran, se reflejó en el informe que el Departamento del Trabajo de Estados Unidos divulgó el viernes y que indicó la creación de 288.000 nuevos empleos no agrícolas en abril en ese país.

La tasa de desempleo cayó hasta el 5,6% y los salarios por hora aumentaron ligeramente. Esta información, junto con la revisión al alza de los empleos generados en marzo, cifra que ya era muy sólida, sugiere que la llamada recuperación sin empleo ha terminado.

Pero también surgió el frente frío. Los datos sobre el empleo instantáneamente generaron expectativas en Wall Street de que el aumento de las tasas de interés por la Reserva Federal (Fed) tendría lugar en junio y no en agosto, como se esperaba.

A su vez, la robusta demanda en EE.UU. y China ayudó a disparar los precios de la energía la semana pasada, al igual que el atentado terrorista en Arabia Saudita y un escándalo militar en Irak.

Los precios del petróleo en la New York Mercantile Exchange (Comex) superaron el viernes pasado los US$40 por barril por primera vez en más de 13 años antes de cerrar cerca de ese nivel.

Mientras tanto, los inversionistas en los mercados financieros responden a los signos, cada vez más claros, de la recuperación de la economía estadounidense y todo lo que ello implica. Los inversionistas se muestran extremadamente cautelosos porque no hay claridad sobre el futuro inmediato y quizás no la habrá durante algún tiempo.

Las acciones en Estados Unidos tuvieron un desempeño deslucido la semana pasada. El índice Nasdaq y el Standard & Poori s 500 terminaron con leves bajas al paso que el Promedio Industrial Dow Jones retrocedió un 1,2%.

Los buenos resultados de las empresas ayudaron a contener las pérdidas del mercado. Hasta ahora, 443 empresas del índice S&P han anunciado un aumento en sus resultados del primer trimestre de un 27,4%, según Thomson First Call.

La recuperación se siente muy dinámica, el mercado bursátil está en tierra de nadie , dice Michael Farr, presidente de la firma de gestión de activos Farr, Miller & Washington. El escenario más optimista es quizás que el mercado no se va a mover mucho en los meses venideros .

Tal vez el efecto más negativo de las noticias sobre el empleo se dio en el mercado de bonos. Después del anuncio del viernes, los precios de los bonos a 10 años cayeron y aumentó el rendimiento al 4,76%, el nivel más alto desde mediados de 2002. A los inversionistas de bonos les preocupa de que los aumentos en el empleo normalmente llevan a una mayor inflación, lo que reduce el valor futuro de los papeles que pagan un retorno fijo.

Las dificultades del mercado de bonos amenazan con extenderse a otros sectores sensibles como el de la vivienda y es probable que aumente el costo de los créditos hipotecarios.

El mercado de bonos reconoce que la Fed está más cerca de aumentar las tasas de interés , dice Peter Hooper, economista jefe de Deutsche Bank en EE.UU. Este es el alza que hemos temido y está mucho más cerca de lo que pensabamos .

Tras el informe del empleo, las probabilidades de que la Fed eleve las tasas en junio crecieron poco menos de un 60% a cerca de un 90%.

La buena noticia es que estamos en un buen momento para el ciclo de utilidades empresariales , dice Jack Malvey, jefe de estrategia global de renta fija de Lehman Brothers. La mala noticia es que ya llegó el momento de que el banco central empiece a aplicar los frenos .

Malvey dice que en los próximos doce meses espera una caída de entre el 1% y el 2% en el índice de bonos de EE.UU. de Lehman Brothers. Estamos en un mercado bajista para los bonos .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.