LAS GAYS SALEN DEL CLÓSET

LAS GAYS SALEN DEL CLÓSET

Son altas, delgadas, exitosas, modernas y muy sexys. Perfectamente podrían ser las protagonistas de una serie con el mismo glamour y coquetería de la ya casi de salida Sex and the City, o representar a las famosas amigas de la muy cotizada Friends que también terminará en los próximos meses.

10 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Son altas, delgadas, exitosas, modernas y muy sexys. Perfectamente podrían ser las protagonistas de una serie con el mismo glamour y coquetería de la ya casi de salida Sex and the City, o representar a las famosas amigas de la muy cotizada Friends que también terminará en los próximos meses.

Pero ellas van mucho más allá de eso. Bett, Tina, Jenny, Marina, Shane, Dana, Alice y Kit- las protagonistas de la nueva serie original del canal Showtime se diferencian de todas las demás mujeres de la TV norteamericana en que representan a un grupo de lesbianas, orgullosas de su condición y muy lejos del estereotipo que por años se ha tenido de ellas.

La serie se llama The L World ( El mundo de las lesbianas) y transcurre en un suburbio de Los Angeles en donde vive una pareja de lesbianas conformada por Tina y Bett (esta última representada por Jeniffer Beals, conocida en los años 80 por haber protagonizado la película Flashdance) quienes tienen una relación estable de siete años y están a la búsqueda de un donador de esperma para engendrar su primer hijo.

La tranquilidad de su mundo se ve alterada cuando una pareja de novios - hombre y mujer a punto de comprometerse en matrimonio se instala en el apartamento vecino a su casa. La cercanía del mundo gay hace que la joven interpretada por la actriz Mia Kirschner- comience a cuestionarse sobre su sexualidad y a explorar sensaciones diferentes a través de una extraña relación con Marina, otra amiga lesbiana de la pareja que está empeñada en conquistarla.

Lo demás es sólo complemento: besos apasionados entre mujeres, escenarios modernos, mujeres hermosas que hablan de otras mujeres al mejor estilo de los hombres, escenas de cama dignas de una película censurada y todo el mundo homosexual femenino, ignorado hasta ahora por los productores de televisión.

El primero de los trece capítulos de la serie se estrenó el 18 de enero pasado, y con unos pocos días de estar en el aire, en horario estelar nocturno los domingos y martes, la cadena que la produce anunció que ya se hicieron los arreglos para la filmación de una segunda temporada a partir de junio de 2004.

Y es que el mundo de las lesbianas parece estar logrando para Showtime cuya principal rival por cable es HBO lo que ninguna otra de sus series logró: cuadriplicar los índices de sintonía de su horario estelar, de acuerdo con lo informado en un comunicado de prensa por el presidente de la cadena Robert Greenblatt.

Además, la serie parece llegar en el momento más adecuado: cuando los matrimonios entre homosexuales acaban de ser aprobados y cuando en muchos estados de la nación parejas de gays luchan por adquirir derechos como padres y miembros normales de la sociedad moderna.

Es como dice su guionista y productora ejecutiva, Ilene Chaiken:Llegó la hora de que las mujeres salgan del armarioen alusión a otros proyectos que se han hecho en los medios de comunicación por incluir el homosexualismo en los contenidos de los shows, pero siempre desde el punto de vista masculino, como sucede con programas como Queer as Folk o Queer Eye for the Straight Guy.

Chaiken quien es lesbiana agregóesperado mucho tiempo para ver imágenes de mujeres disfrutando de su propia sexualidada través de un medio masivo; pues, según ella, esa es la realidad que ve diariamente a su alrededor con sus amigas en Los Angeles.

Y aunque sabe que buena parte de la audiencia del programa será masculina por la novedad de ver mujeres besándose y abrazándose en la cama, la guionista destacó como lo más importante el hecho de que las mujeres homosexuales comiencen a ser tenidas en cuenta por la sociedad y a salir del estereotipo detípicas lesbianas marimachos y mal vestidas.

Paradójicamente la principal crítica que se le ha hecho a la serie es que las protagonistasmuy bonitas.

The L World se grabó en Vancouver, Canadá, y ha sido destacada por muchas organizaciones de gays en los Estados Unidos como un buen comienzo de lo que seguramente se seguirá viendo en el futuro en la televisión, no sólo de este país, sino del mundo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.